¿QUIÉN DIABLOS ES YESICA SÁNCHEZ?

@abogadodelmar

Durante el siglo XX,  España dio al mundo un elenco de extraordinarios dibujantes de cómic para adultos, como Fernando Fernandez o Esteban Maroto. Lo sé  por que en mis tiempos universitarios era feliz consumidor de la revista (inolvidable revista) 1984.

Esteban Maroto

Sin embargo, los guiones solían  ser triviales o predecibles, o ambas cosas, y su calidad a menudo no estaba a la altura de la de los  dibujos.

Por eso conservo en la memoria una de esas historias. Una  cuyo contenido estaba, para variar, pleno de  sentido.

El guion escenificaba la trágica lucha en las planicies de norteamericanas entre los nativos y los colonos anglosajones. Retrataba con delicado detalle el significado simbólico de las diversas partes de la  pipa,  y sobre todo del acto de fumar. Mostraba cómo en la mente del nativo todo tenía una función y un significado, y daba a entender que ese significado era sagrado. 

Después mostraba al arrogante soldado azul fumando descuidadamente un pitillo, y terminaba diciendo: “El hombre blanco no sabe por qué fuma”. Pero como empuñaba un winchester, también sugería que “el hombre blanco no sabe por qué lucha”. Los nativos, por descontado, lo sabían. Ellos luchaban por su libertad y su dignidad. El soldado azul era un asalariado que cumplía sin emociones una prestación laboral, y en cierto un mercenario que mataba porque se lo ordenaban y se lo pagaban.

Lo que contaba la historia es algo parecido al slogan que usaba en mi serie documental de antropología Crónicas de la tierra encantada: “Para el primitivo todo es sagrado, mas para nosotros todo es profano “.

El propósito de este artículo es la defensa de mi amigo Fernando López Mirones y de mi respetado Josep Pamiés, además de Natalia Prego, con motivo de otro publicado en Libertad Digital por una señora o señorita llamada Yesica Sanchez. He utilizado esa entradilla por albergar serias sospechas de que encontrarme ante una situación que repite la del cómic, donde Doña Yesica podría ser  una mercenaria bien pagada que  no sabe  por qué lucha,  tanto como Fernando , Josep y Natalia me parecen  sabios para quienes conceptos como la dignidad o la nobleza resultan  familiares.

Fernando López Mirones junto al autor de este artí1culo

A mí francamente lo que ha escrito Doña Yesica me repugna tanto como un vómito de gato. Y ya  que ha tenido la osadía de incluir  un epígrafe donde dice “¿Quién es Fernando López  Mirones?”, creo de justicia preguntar quién diablos es Yesica Sánchez.

Doña Yesica Sánchez

 He  gloogeado un poco para encontrar su perfil de Twitter y Instagram y descubrir que se trata de una persona aparentemente entregada al globalismo vacunatorio y a la dictadura sanitaria. 

Si no es molestia, voy  a escribir este artículo en la forma en la que antiguamente se respondían los mensajes de correo electrónico, es decir insertando respuestas en el texto original.

Y dice así el artículo de Doña Yesica: 

Los movimientos antivacunas existen desde que Edward Jenner desarrollara la primera fórmula contra la viruela, en 1796”. 

Muy erudito.

Se trata de grupos de escépticos que niegan los beneficios de estos fármacos, alentados por sus líderes, que —en la actualidad— identificamos fácilmente como oportunistas, cantamañanas o “sacacuartos”, como les llamó el ministro de Ciencia e Innovación, Pedro Duque, a través de Twitter”.

Pedro Duque quizá no esté del todo adaptado, después de sus viajes,  a la vida en el planeta Tierra, porque habla (twittea) como un lunático (es decir, extraterrestre habitante de la Luna). La gravedad cero de la estación espacial produce generalmente descalcificación del esqueleto, pero en su caso podríamos encontrarnos con que además el cerebro se le haya transformado en una masa de serrín, quizá por  efecto de los rayos cósmicos. A veces pasa esto incluso sin necesidad de volar al espacio infinito.

Por esa razón me atrevo a lanzar la idea de que alguien vuelva a mandar  a este astronauta prejubilado a la estación espacial internacional o a cualquier otro tipo de instalación, orbital o no, donde se le brinde la oportunidad de repetir sus tonterías frente al espejo sin causar daño a terceros. 

 “Difunden mensajes falsos…”

Perdón, Doña Yesica, pero no es lo que yo he visto. En cambio sí que he sido testigo cercano de cómo Fernando reclamaba de forma insistente un debate científico con representantes del discurso oficial. Pero los  aludidos ni si quiera han osado pestañear, conscientes de que los haría picadillo. 

Incluso usted debería saber que en un encuentro de ese tipo  ninguna falsedad puede sostenerse. Quizá la falsedad haya que buscarla en quienes se empeñan en imponer y difundir unilateralmente y amordazando a quien lo pueda contradecir, el cuento (chino precisamente) de que esto es una vacuna (no lo es) y de que es segura (tampoco). No entremos en su trampa: Fernando y otros no son necesariamente antivacunas (ése es otro debate). Lo que sucede es que esto que  están pinchando NO (repito: NO) es una vacuna. Los amos   de Doña   Yesica han preferido usar ese término para confiar a una población inocente y engañada.

 “…con fines de índole política, religiosa o lucrativa…”

Mepregunto si la Constitución no protege la libertad de conciencia, de religión,  de opinión y de expresión. Y  aprovechando que estoy en el uso de la palabra me pregunto también por qué un grupo de ciudadanos debe pedir perdón, sentirse acosado o ser atacado a causa de sus opiniones o creencias. O, en todo caso, cuál es exactamente el problema que ve Doña Yesica en que alguien opine con propósito político, religioso o lucrativo. Lo importante, creo yo, es no engañar.

¿No es cierto?

“…provocando confusión a una parte de la población, que llega incluso a rechazar el suero contra la covid en plena pandemia…”

Uyssss… El subconsciente ha traicionado a Doña Yesica, a quien de forma muy adecuada se le ha colado la expresión suero en lugar de vacuna. Es justamente lo que repetimos en la resistencia: Ese fluido experimental no es una vacuna.

 Si no fuera porque en adelante Doña Yesica despliega una exhibición memorable  de errores, mentiras  y veneno de víbora, estaría tentado de creer que es una de los nuestros, debidamente infiltrada en las filas enemigas. 

En todo caso, cada una de las personas que han rechazado el suero “en plena pandemia” puede haber salvado su vida  y/o su integridad física, lo que no debería ser razón para que Doña Yesica se  lamente. Más bien creo que debería ser embargada por el júbilo.

Por fin, quisiera una aclaración de la expresión “en plena pandemia”como sinónimo de algo grave. Cada mañana me asomo al balcón esperando ver los carros llenos de muertos para ser enterrados en fosas comunes con cal viva. Sin embargo, pasan los días y aún no he visto ninguno. Por ello solicito la aclaración, ya que  a mi me parece que la pandemia sólo existe en :

  • El telediario.
  • La mente de las personas que ven la televisión.
  • Los periodistas como Doña Yesica, supongo que  bien pagados y mejor alimentados  para esparcir el miedo  machacando   hasta el aburrimiento con el discurso oficial.

“…Algo realmente peligroso teniendo en cuenta que las vacunas son nuestra principal herramienta para frenar y controlar la propagación del Sars-Cov-2.”

Doña Yesica: Tendría que reconocer tres  cosas:

—Que no hay  peligro en  un cuadro de neumonía bilateral que, una vez superada la crisis de marzo y abril de 2020, no provoca más problemas que un resfriado tonto  y que presenta una tasa de mortalidad de un 0,021%.

—Que, después de casi dos años de follón, el virus continúa sin aparecer, y que si no hay virus tampoco hay contagios, por lo que la utilidad de la vacuna es cero y creer en el virus se parece mucho a creer en la Santísima Trinidad, o mejor en los reyes magos de oriente.

—Que lo peligroso no es un virus a quien nadie ha visto y que probablemente nadie verá nunca, sino un suero (como usted  dice) que se encuentra en fase experimental, que carece de autorización de laAgencia Española del Medicamento y que  ha matado a bastantes personas y causado lesiones graves a otras muchas.

¿No le parece?

“Sin embargo, parece ser que el recelo hacia la administración de estos fármacos estaba más que justificado en sus inicios. Según explica Paula Larsson, historiadora de la medicina de la Universidad de Oxford que estudia estos movimientos, al margen de los motivos religiosos, la vacunación era bastante más arriesgada al principio. La protección que confería era muy superior a los efectos adversos, pero no siempre se realizaba en las mejores condiciones de higiene y era fácil que provocara infecciones secundarias, que podían llevar a un trabajador a tener que ausentarse de su puesto de trabajo y —en consecuencia— sufrir una pérdida de ingresos”.

Perdone, Doña Yesica, pero no entiendo por qué mezcla la historia de las vacunas con este suero que no lo es.

¿Me lo puede explicar?

Hoy, el escenario es distinto. Y la oposición a las vacunas ha dejado de ser comprensible para la mayoría de los ciudadanos”

¿Se refiere con “la mayoría de los ciudadanos”  a lo que Jose Ortega y Gasset llamaba el hombre masa y hoy podemos identificar como  adictos incondicionales  a Tele5? Ellos son desde luego la mayoría de los ciudadanos, pero no  se preocupe tanto: No entienden la oposición a las vacunas pero tampoco entienden gran cosa de nada, excepto tragar comida, hacer sus necesidades fisiológicas y sobre todo ver mucho la tele. Si alguno osa leer un libro quizá sufra calambres.  Se trata del típico ciudadano que te comunica que se ha vacunado y cuando  preguntas por qué te contesta que no lo sabe (me ha pasado) porque ha   permitido que personas como usted y sus amos  piensen por él.

“Estados Unidos los considera una amenaza para la seguridad nacional”

Lo sé.tengo línea directa con el presidente y el otro día me dijo que en el Pentágono no saben ya qué hacer y que están pensando en enviar contra los anti vacunas un par de  fragatas, una escuadrilla de aviones de caza, uno o dos submarinos nucleares y un hacker de 16 años. Están realmente acojonados pero tienen la esperanza de poder resistir.

…especialmente desde que la campaña de desinformación ha puesto en peligro el proceso de vacunación contra la covid en el país…”

¿Desinformación? Yo creía que desinformación era llamar vacuna a una sustancia en experimentación y de contenido desconocido, y convencer a los ciudadanos de que se dejen pinchar eso prometiéndoles la inmunidad y propiciando su muerte temprana. Y todo eso para librarnos  del terrible problema de un poco de tos o de una pérdida transitoria de olfato.

Yo opino que  poner en peligro el proceso de vacunación es un bien social. Los responsables deberían ser aclamados como héroes porque están salvando vidas.

tan necesario para contener la expansión del nuevo coronavirus”

Perdone… ¿Es usted realmente tan lela  como quiere parecer o está fingiendo?  No se puede ni frenar ni dejar de frenar la expansión de algo que no existe o cuya existencia no se ha demostrado. Y suponiendo que existiera, la forma idónea de frenarlo no  es meterte en el cuerpo una sustancia que te puede matar, sino potenciar el sistema inmunológico comiendo bien, tomando el sol, practicando sexo (no sé si sabe de qué hablo),  pensando positivo y dando y dando y recibiendo amor. 

Oh… perdone. Usted  no sabes lo que es eso. Me refiero al amor. Pues no se lo pienso explicar. Consulte una enciclopedia.

“Los personajes públicos que sienten simpatía hacia estos movimientos no se limitan al polémico Miguel Bosé, que considera que la pandemia es “un invento de los gobiernos” y llegó a acusar al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, de ser “cómplice” de un “plan macabro y supremacista”.”

Efectivamente Bosé se equivoca. No se trata de un plan de los gobiernos, sino de las élites económicas que utilizan a los gobiernos como títeres. En cuanto a Sanchez, es un esbirro de Don Jorge que está cumpliendo de maravilla sus órdenes de destruir España. Creo que su dueño debe estar muy satisfecho con él y de vez en cuando le meterá en la boca un terrón de azúcar contemplando complacido cómo menea el rabo.

 “En la lista, encontramos políticos, actores, cantantes, empresarios, deportistas…

Me complace saber que hay tanta gente y tan variada y bien repartida entre los no covidiotas.

“Entre ellos, podemos mencionar al tenista serbio Novak Djokovic, que —en un directo en Facebook— se mostró en contra de la vacunación, llegando incluso a asegurar que si alguien le intentaba obligar a inmunizarse para volver a la competición retrasaría su vuelta al tenis. Y no es el único.”

Es un modelo a seguir.

“Podemos hablar de las barbaridades que han publicado personalidades como la diseñadora Miranda Makaroff, que ha llegado a decir en Instagram que “si de pequeños nos hubieran enseñado a gestionar nuestras células con la mente, no necesitaríamos ni vacunas, ni medicinas”.

Creo que ere susted  un poco corta de entendederas, y perdone. Se lo comento  sin acritud, como decía Felipe González. Que a usted  eso de las células le parezca poco probable no lo transforma necesariamente en barbaridad, pero en  su persona sí que evidencia limitaciones mentales y su techo intelectual.

Algunos dan pábulo a teorías de lo más rocambolescas, como que con las vacunas nos introducen un chip para controlarnos”. 

Doña  Yesica está mal informada. No se ha enterado del caso, ya. célebre,  de aquel estudiante de postgrado al que se le encargó preparar un vacuna contra el supuesto y nunca visto virus y se dio cuenta de que el fluido contenía como carcasas metálicas listas para recibir energía eléctrica de las mitocondrias. Pero no sé por qué escribo esto. Posiblemente Doña Yesica crea que la mitocondria es un grupo de rock  o una variedad de hamburguesa vegetal.

Es el caso de la rapera británica M.I.A., que ha rechazado recibir el fármaco contra el coronavirus. “Si tengo que elegir entre la vacuna o un chip, elijo la muerte”, ha publicado en su perfil de Twitter.”

Usted no sabe la angustia que hay en muchas personas comunes que no son raperos  famosos y que no son capaces de dormir pensando que les van  a pinchar esa cosa.  Y la cantidad de gente que ya ha expresado su preferencia por cruzar el umbral antes que continuar viviendo este sufrimiento fomentado por sus amos. Claro que eso a usted  te la trae al fresco porque está en la cumbre junto a la elite.

“En nuestro país, el movimiento antivacunas ha encontrado un filón en algunos influencers, que han hecho mucho daño entre los más jóvenes, restando importancia a la gravedad de la enfermedad…”.

¿A qué enfermedad te se refiere?

“…rechazando la mascarilla…”.

Si no hay virus no hay contagios y la mascarilla es tan inútil como la vacuna. Pero inútil no dignifica inocuo. Felizmente y gracias al trabajo de la doctora Rosa María Narros, ya disponemos de un estudio científico que confirma, cuantifica y detalla los fenómenos de hipopsia e hipercapnia producidos por la mascarilla. Lo que pasa es que usted no lo conoces porque está en lo suyo y le pagan por dedicarse a la propaganda.

“…o contribuyendo a difundir falsos remedios caseros contra el virus.”

Perdone…. ¿qué virus?

Creo que no conoce el excelente trabajo del médico Alberto Marti Bosch. Recomienda infusiones y baños con un kilo de sal para luchar contra el cáncer.

¿Son remedios caseros? Si.

¿Funcionan? Si.

¿Entonces dónde está el problema? La hiperplasia de próstata remite tomando agua alcalina. El colesterol se normaliza con semillas de chia. La tendencia a niveles altos de glucosa se controla con picolinato de cromo.

¿Son remedios caseros? Si.

¿funcionan? Si. 

¿Entonces dónde está el problema? ¿No habrá que buscarlo en los periodistas y propagandistas a sueldo de la industria farmacéutica? 

No  pregunte si es un remedio casero. Pregúnte si funciona.

Le voy a contar una cosa que no sabe. En una prisión de Irán todos los internos padecían trastornos de salud que remitieron en su totalidad cuando se les proporcionó agua, porque lo que tenían realmente era deshidratación.

¿El agua es un remedio casero? ¿Funcionó? ¿Entonces por qué no  nos deja  en paz con su propaganda casposa, sus ideas fijas y su ignorancia inaguantable?

“En cualquier caso, todo esto es sólo el escaparate, el show… ¿Quién mueve los hilos y cuáles son sus fines? Veamos”.

Sí… venga.

“Biólogos y médicos ¿por la verdad?”

Por supuesto… ¿Por qué lo duda?

En España, ha surgido un nuevo grupo que defiende algunas de las teorías conspirativas sobre el origen de la pandemia…”

Bueno… ejem… perdón pero no se trata de la aparición de ideas conspirativas sino de la respuesta crítica, responsable y adecuada a una conspiración cuya existencia es indudable. Su vomitivo  artículo  es  la prueba.

“… y rechazan los beneficios de las vacunas”. 

Sólo dos preguntas y ya no molesto más: ¿Qué beneficios? ¿Qué vacunas? Una cosa es estar contra las vacunas y otra mostrar desacuerdo con la ligereza con la que se está asesinando a inocentes con un veneno no autorizado.

Se trata de Biólogos por la Verdad. Sus posiciones han generado verdaderos encontronazos dentro del colectivo profesional. Tanto es así que se ha abierto una crisis en el seno del colegio oficial de profesionales del País Vasco y ha habido una sonada controversia en el de la Comunidad de Madrid”.

¿Esto es malo? Yo creía que en el seno de la ciencia el debate intelectual era  beneficioso.

“El cisma se produjo el pasado mes de julio, cuando nació Médicos por la Verdad, asociación con la que mantiene vínculos estrechos y que ha expandido sus teorías por todo el mundo desde que empezó la pandemia. Entonces, el decano del COBE, Jon Ander Etxebarria, firmó un polémico artículo en el que suscribía muchos de esos argumentos pseudocientíficos”.

Perdone, pero sí no es usted  bióloga como Ana Obregón, ni médica, ni veterinaria ¿cómo sabe distinguir los argumentos científicos de los pseudocientificos? ¿No será que escribe lo que le ordenan  tus amos sin reparar en el contenido? 

“ Poco después, el texto fue retirado del portal del Colegio Oficial de Biólogos y la junta de gobierno aclaró que se trataba “única y exclusivamente” de su “opinión personal”. 

Pues claro. Como debe ser.

Las tensiones posteriores desembocaron en la dimisión de siete de los once miembros del órgano directivo, en el mes de marzo”.

Es lo que suele suceder con las tensiones. La vida es así.

Algo parecido pasó en el Colegio Oficial de Biólogos de la Comunidad de Madrid, que el pasado 8 de febrero se vio obligado a publicar una declaración para desvincularse de “las opiniones” de Almudena Zaragoza (otra de las integrantes del grupo que niega el coronavirus, la pandemia y las vacunas) debido a que había “desvirtuación e interpretaciones no correctas de los conocimientos actuales avalados por estudios científicos” en sus opiniones”

Bueno, bueno… pero supongo que ninguna de esas interpretaciones correctas de los conocimientos actuales consistirá en que está demostrada la existencia del virus y por lo tanto justificado el circo subsiguiente. Por lo demás, opino que la Constitución ampara las opiniones de Doña Almudena en igualdad con las de Doña Yesica, y así debe ser.

“En línea con Médicos por la Verdad, este nuevo grupo compuesto por biólogos sostiene afirmaciones como que las vacunas de ARN mensajero contra la covid alteran el genoma humano…”

¿Y no es así? Señora (o señorita), yo creo que ha confundido el suero al que se refería antes con suero fisiológico.

“…que los asintomáticos no contagian…”

Aquí ya temo que rozamos el ridículo. No se puede criticar seriamente la afirmación de que los asintomáticos no contagian varios meses después de la publicación del estudio de Wuhan, hecho sobre diez millones de personas, que demuestra que los asintomáticos no contagian. Si fuera usted periodista deportivo este error de bulto se le podría perdonar.  Pero usted   va de diva provacuna y es punta de lanza de la propaganda del sistema, por lo que  debe atenerse  a las consecuencias.

 “….o que las pruebas PCR no son eficaces”.

Ya  me está dando usted hasta pena. Revise por favor la web del Ministerio de Sanidad en la parte donde se reconoce que el hecho de dar positivo en un test PCR no indica que tengamos la enfermedad y viceversa.

“Creen que la pandemia es la “excusa perfecta para librar a la sociedad humana de sus derechos”, según reza la carta fundacional de la asociación, firmada por Zaragoza.”

Es cierto pero está mal expresado. No es que se quiera librar a la sociedad de sus derechos. Más bien deberíamos hablar de despojar.

“Como es habitual entre los teóricos de las conspiraciones, se consideran defensores de la verdad y hacen un llamamiento al despertar de la sociedad”.

Hay una razón extraordinariamente convincentes por la que se consideran defensores de la verdad: Son defensores de la verdad, de la misma forma (pero al revés) que usted  promueve la mentira por orden de sus amos. Pero hay una diferencia: Ellos actúan movidos por un impulso  moral semejante al imperativo categórico de Kant (consulte por favor  la enciclopedia) porque son personas nobles y dignas. Usted  escribe estimulada por lo que le pagan porque es lo que es.

Es decir, que efectivamente es usted una mercenaria que, como el soldado azul, no sabe por qué lucha, excepto porque le deben pagar mejor que bien, mientras que ellos están defendiendo con dignidad y sacrificio (y gratis)  la vida de sus semejantes. Ellos viven en la nobleza y el amor. De usted  no se puede decir lo mismo.

“…ante la presunta censura en los medios de comunicación a instancias del poder”. 

¿Presunta? ¿Qué es lo que se mete usted cuando no la  ve nadie? Creo que no es consciente de los efectos adversos del ácido lisérgico (consulte la enciclopedia para saber qué es). 

El poder no se limita a censurar. Su aparato oficial de propaganda (del que es usted  miembro entusiasta) haría morir de envidia, por segunda vez, a Joseph Goebels en caso de que éste, por algún explicable  milagro, llegase a levantar la cabeza.

“Un discurso recurrente en las intervenciones públicas de los citados Etxebarria y Zaragoza, pero también de otros como Fernando López-Mirones, otro conocido propagador de falsedades pseudocientíficas a través de reprobables técnicas de persuasión”.

¿Perdón…? ¿He leído bien o ahora soy yo quien sufre los efectos del LSD? ¿Falsedades pseudocientíficas? ¿Fernando…?  Usted  no tiene ni idea de lo que está hablando. Para su desgracia,  Fernando es un científico riguroso, un hombre honesto y un biólogo y muy conocedor de su profesión cuyo único problema es que no se ha vendido al mejor postor, como parece que ha hecho usted. Estoy seguro de que nunca lo ha escuchado hablar, sino que se limita a seguir las instrucciones que supongo recibe de difamar a los que discrepan. A usted  sus amos le han encargado que lo reviente y usted  lo intenta. Digo intenta porque lo único que ha conseguido con su artículo ha sido evidenciar su propia  ridiculez.  Es que se le nota. Se le nota  que actúa como un matón a sueldo con el encargo de destruir la reputación de algunos  hombres dignos.

“Relacionan, por ejemplo, la administración de vacunas contra la gripe con un aumento de las muertes por covid-19”. 

En mi opinión, conforme uno avanza en la lectura del  artículo aprecia una tormenta de tonterías más bien apabullante al tiempo que   la caída en picado de su credibilidad como periodista. No son ni los médicos por la verdad, ni los biólogos, ni Fernando, quienes creen que fue el polisorbato 80 incluido en la vacuna de la gripe lo que propició muchas muertes por COVID. Esto lo afirma un estudio oficial del hospital de Barbastro y, no es  usted tan inútil como para ignorarlo pero sí lo bastante miserable como para callarlo y adjudicar la  teoría a Fernando y otros, haciéndola pasar por estúpida.

“Un tramposo argumento basado en lo que los analistas llaman falacia post hoc o de falsa causa. Es decir, asume que si un acontecimiento sucede a otro, el segundo es consecuencia del primero, ignorando la posibilidad de un origen diferente”.

Claro, claro. Esto es como cuando  a los tres días mueren los que se ponen la vacuna y aunque fuesen personas con una salud de hierro casualmente el fatal desenlace nunca se debe al pinchazo, sino a problemas de salud preexistentes que de pronto se manifiestan con trágica fuerza. También eso debe ser falacia post hoc ¿A que sí?

“También hacen uso de la técnica de apelación al ridículo. En lugar de refutar la explicación sobre el origen de la pandemia, hacen una parodia: “Lo que sí que negamos es que un virus fantasioso de murciélago haya volado desde Wuhan para querer asesinarnos a todos”.

¿Y a usted  no te parece ridículo? Es una simple pregunta.

“Por increíble que parezca, los integrantes de este tipo de grupos crecen”. 

Creo que esto es lo que preocupa a los que le han dado instrucciones para escribir este artículo. Olvídelo: Tienen la batalla perdida. No se habrá dado cuenta, pero cada vez que los tiranos se han pasado apretando las tuercas al límite, como está  pasando ahora, han cosechado lo contrario de lo que buscaban porque la paciencia del pueblo tiene un  umbral crítico y cuando éste se supera más vale que los responsables se pongan a cubierto. No, no hay necesidad de recurrir a Paris  en 1789 para evocar la imagen de cuerpos separados de esa cosa lejanamente redonda que los humanos y otros mamíferos tenemos  sobre los hombros. Tenia que a ver visto al pueblo de Roma jugando al fútbol, unos miles de años antes de su invención, con la cabeza de su emperador Galba.

Vosotros, los miembros de la élite, sus portavoces, voceros y propagandistas, pagaréis vuestra culpa. Convencer a la gente de que se meta dentro de su cuerpo una sustancia potencialmente letal, con su efectivo resultado de muerte masiva, dará con todos vosotros en la cárcel. Puede que tarde, pero lo veremos.

“Biólogos por la Verdad ha pasado de la decena que lo fundó al medio centenar…”

¡Bravo! ¡Cada vez hay menos cobardes!

 “…que firma el estudio pseudocientífico sobre las vacunas”.

Para pretender que un estudio es pseudocientifico se necesita  ser un científico.

¿Es su caso?

Como podríamos imaginar, la asociación Médicos por la Verdad pide donaciones a través de su web para colaborar con la causa, e incluso para ayudar a alguno de sus miembros”

¿Dónde está el problema? La donación es un negocio jurídico regulado por el Código Civil y  genera impuestos perfectamente regulados en la ley del impuesto de sucesiones y donaciones. No comprendo por qué pedir donaciones para una causa que las necesita deba ser motivo de vergüenza.

“Tienen una campaña abierta para conseguir fondos para su fundadora, la doctora Natalia Prego, sobre la que pesan amenazas de expedientes por parte de la comisión deontológica, del Colegio de Médicos y del Consejo General de colegios de Médicos de España para inhabilitarla”

Natalia Prego

En mi modesta opinión debería usted  mostrar bastante más respeto por Natalia. Fue muy valiente en su momento, porque nada más comenzar la fiesta, se atrevió a publicar un audio denunciando que las autoridades, con sus ruedas de prensa rodeados de generales uniformados,  estaban sobreactuando y que esto no era más que una gripe algo peculiar. 

Feenando López Mirones

“Quién es Fernando López-Mirones

No es un ermitaño ignorante alejado de la realidad, como podríamos pensar de las personas que defienden tales barbaridades”

No, no lo es. Pero no sé a qué barbaridades se refiere.

“Fernando López-Mirones (Pontevedra 1964), una de las caras más visibles de este lobby, está licenciado en biología por la Universidad Complutense, y se ha especializado en zoología. Se define como director, guionista y divulgador científico. Ha producido y/o dirigido 120 películas documentales desde 1991. Es profesor de la Universidad Villanueva de Madrid y tiene un canal de Youtube: El aullido.”

Sí. 

“¿Qué busca? Posiblemente repercusión mediática lo que ,en consecuencia, le reportaría un aumento de sus ingresos”.

“¿Posiblemente?” ¿Qué significa eso en este contexto? ¿Y por qué cree que un personaje público cuyo prestigio está consolidado desde antiguo tendría necesidad de un  tipo de repercusión mediática que sólo puede darle problemas, teniendo en cuenta que se está enfrentando al sistema y que las consecuencias son maravillas como este artículo tuyo?

“¿Qué vende? A sí mismo. Como podemos comprobar en su dossier, se da a conocer como el sucesor de Félix Rodríguez de la Fuente, y tiene representante artístico para las contrataciones como conferenciante”. 

¿Y tú no crees que efectivamente puede ser el sucesor de Félix Rodríguez De la Fuente?

¿Ahora tener representante artístico es un delito? Hala, que bien.

“También forma parte de la cartera de Top Conferenciantes, otra de las plataformas a través de las cuales podemos contactar con él para ofrecerle trabajo”. 

Claro, claro… comprendo que esto sea un pecado imperdonable castigado con la excomunión. 

“Entretanto, con cada declaración escandalosa, aumentan sus seguidores en redes sociales y se incrementan las visitas a su canal de Youtube”.

¿Y usted  eso cómo lo sabe? 

Yo opino que para valorar sus actos tendría usted  que hacer lo que no hace y no hacer lo que hace. Lo que debe hacer y no hace es escuchar lo que dice Fernando. Sólo eso. Escúchelo. Si dice disparates, un punto para usted. Pero cuente de qué se trata y traigalo al debate para ver quién tiene razón.

Lo que no debería hacer y sin embargo hace es valorar el  mensaje del interesado sin conocerlo y exponiendo consideraciones que únicamente versan sobre su trayectoria o su estilo de vida.

El gran Josep Pamiés

(…)

“Mención aparte merece el polémico agricultor catalán Josep Pàmies, ovacionado a su llegada a la Plaza de Colón”

Y muy justamente ovacionado. Todo el afecto que se muestre a Pamies es poco.

Este gurú de las pseudoterapias ha sido denunciado en numerosas ocasiones por la comunidad médica y científica”.

Tres cosas, a cual más importante:

—Pamies no es un gurú. Es un agricultor y un hombre modesto. Diría que existe una abrumadora falta  de correspondencia entre su gran calidad humana y su sencillez y su falta de presunción. 

Opino que Pamies, por su modestia, su ausencia de pretensiones, su renuncia al protagonismo, su tranquilidad metódica, su capacidad de aguante y su sabiduría, es un modelo de conducta y una de las personas más respetables que he conocido.

En todo caso ser  denunciado no significa ser condenado ni ser culpable ¿verdad? Incluso usted  eres capaz de captar la diferencia. Por cierto que ese tipo de basura ya me la echaron encima a mí. Cuando conseguí cierta relevancia con motivo de lo que conseguí en el Parlamento Europeo relacionado con la ley de costas, alguien que iba a por mí dejó  un comentario en una publicación digital insinuando que tenía bastantes denuncias en el colegio de abogados. Cierto que las tenía. Eran las que por aquella época me ponían continuamente los afiliados oficiosos al sindicato del crimen que se había conjurado para hundirme y que se dedicaban a denunciarme por razones peregrinas.

Por tanto, usted  preséntenos  en primer lugar  una sentencia firme conteniendo una condena contra este hombre que se ha pasado la vida haciendo el bien, y después hablamos. Hasta entonces sería bonito que cerrara la boca, aunque comprendo que esto es pedir demasiado.

“Sin embargo, ha logrado el apoyo de los grupos antivacunas, anticovid y antipandemia, divulgando teorías como que existe una relación entre la administración de vacunas y el autismo”. 

¿Sin embargo qué? ¿Se refiere a las denuncias? Usted  creo que es una mujer de mundo. Debería saber que todo eso sólo sirve para alimentar su leyenda.

“A través de su web, vende productos que “abren caminos hacia la autogestión de la salud y la autonomía personal”.

¿Y…? ¿No cree que es mejor vender plantas que vender la propia dignidad? (Y no miro a nadie).

¿Vender plantas es un delito? Perdone pero no lo pillo.

“Tras la gran concentración de los anti en la Plaza de Colón de Madrid, se han desarrollado otras protestas, en distintos puntos país, aunque menos numerosas. Ejemplo de ello es la marcha que reunió a cientos de manifestantes en Santiago de Compostela (Galicia), convocados por organizaciones como: Madres por la Libertad, Médicos por la Verdad o Policías por la Libertad. La portavoz de la última, Sonia Vescovacci, se dirigió a los manifestantes para seguir alentando el bulo sobre la que “los anti” han llamado “Ley Auschwitz”, en referencia a la propuesta de reforma de la Ley de Salud 8/2008, de 10 de julio, de Galicia.”

Esa ley impone, entre otras cosas ligeramente humillantes y levemente antidemocráticas, la vacunación obligatoria bajo multa de hasta 60.000€. Si está usted  lo suficientemente perturbada para creer que eso es un bien social, al menos debería abstenerse de criticar a quienes opinamos lo contrario.

Esta proposición, plantea medidas preventivas, de control de enfermos y contactos estrechos, así como posibles infracciones que pueden ser adoptadas por las autoridades para proteger la salud”. 

No es una proposición. Es una ley.  Y entre las medidas se le olvidó la vacunación obligatoria bajo multa de 60000€. La mayoría de las personas, incluso con una inteligencia mediana, son capaces de reconocer las bases legales de un régimen de terror semejante al de la Alemania de Hitler o al de la URSS de Stalin. Usted, por lo visto carece de esa capacidad, y si la tiene debo entender que la ha cedido o ignorado para que sus amos estén orgullosos de su persona. También ellos le darán un terrón de azúcar y también usted  meneará la cola de contento, porque por lo que leo lo es usted capaz de escribir cualquier cosa con tal de complacerlos.

Por cierto, le sugiero que escriba otro artículo llamando también  conspiranoico a Pedro Sánchez, pues la  supongo enterada de que presentó recurso de inconstitucionalidad contra esa ley (nada de proposición). Y de paso, podría regalarnos con su seguro que interesante opinión sobre el Tribunal Constitucional por haber suspendido la vigencia de la ley (nada de proposición).

“Para ellos, significa la apertura de “campos de concentración” para el aislamiento de positivos en COVID-19”. 

Para ellos y para cualquiera. El nombre es lo de menos. Mientras te encierren en un recinto cerrado con prohibición de salir, tanto da que los llames campos de concentración, centros de internamiento o lo que más le guste. 

Recordará que en el mes de abril el gobierno anunció la puesta en marcha de un sistema de internamiento de positivos asintomáticos. Lo que supongo que no sabe ea que el Parlamento Europeo está investigando la iniciativa,  a instancia de este humilde Letrado, por su posible incidencia en los derechos humanos.

¿Qué le parece si escribe otro artículo contra el propio Parlamento Europeo? Podría calificarlo de conspiranoico peligroso o de fascista sin remedio. Seguro que llamaría la atención y que su patrón vendería muchos electro periódicos.

Y esta tan sólo una de las mentiras de la que estos movimientos se sirven para manipular a sus adeptos”. 

¿Mentiras? Yo las llamaría más bien verdades.

¿Manipular? Yo más bien diría informar. Quizá manipular sea lo que hacén ustedes,  los siervos del globalismo con el alma en venta al esparcir  intencionalmente el miedo desde  los medios de comunicación. Son  los responsables de todas y cada una de las reacciones desmedidas y agresivas que estamos sufriendo en esta sociedad antes pacífica.

¿Le parece normal que a una madre que está con su hijo en la cola del cajero se le presente por las buenas un loco empuñando un bate de béisbol y  amenazando con abrirle la cabeza por no llevar la mascarilla? ¿Dónde cree que habría que buscar las raíces de esa conducta violenta? ¿En el telediario quizás? ¿O en los artículos de propaganda que usted misma escribe?

¿Adeptos? Yo más bien los llamaría hombres libres (y mujeres, en favor del lenguaje inclusivo). El término adepto remite al feo concepto de secta. Los adeptos a una secta se distinguen por no pensar, como el hombre del bate de béisbol. Así que, si me perdona,  quisiera dejar constancia de mi parecer de que el  término adepto no  habría que atribuirlo a los que sostenemos un criterio propio e independiente consecuencia del saludable hábito de pensar y analizar, sino a quienes han cedido la toma de decisiones en favor de  la élite globalista.

“Durante la protesta, se gritaron consignas contra las vacunas, contra la tecnología 5G y contra los medios de comunicación”

Me alegro.

“¿Los antivacunas son un problema? 

La influencia que tienen este tipo de personajes y sus acólitos sobre la población es difícil de cuantificar, pero por pequeño que sea en ocasiones puede causar problemas de salud pública importantes”.

Por favor, diga  dónde hizo el curso de manipulación de la mente a través del lenguaje. Pero para no ir. Es que se le nota demasiado el ansía de volver la realidad del revés llamando adeptos y acólitos a los que opinamos diferente porque usamos la cabeza para pensar. Probablemente pretenda ser  sutil  pero sólo consigue engañar a los niños de pecho. Deberían devolverle el dinero.

En 2019, la OMS situó el movimiento antivacunas como una de las mayores amenazas para la salud mundial, después de que se produjese un aumento de casos de sarampión en Europa”

¿No cree que una de las mayores amenazas para la salud mundial es la OMS?

Y perdón pero no entiendo qué tiene que ver el sarampión con el COVID. Pero sí… Lo entiendo. Lo que usted  ha pretendido desde el principio del artículo ha sido meter en el mismo saco las vacunas  tradicionales y el suero en cuestión. Es la estrategia, pero de nuevo sólo engañan  a los adeptos del telediario y a los acólitos del pensamiento único.

“El fármaco contra la enfermedad se administra a los niños desde que son pequeños, por lo que la organización culpabiliza a los contrarios a las vacunas como los causantes de este repunte”.

Tu artículo sería más serio (con las  evidentes limitaciones de su autora) si no metiera por en medio el sarampión. Que yo sepa nadie ha organizado  una protesta contra de la vacuna del sarampión. 

A finales de 2020, tanto la Organización Mundial de la Salud como los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos alertaron del vertiginoso aumento de muertes en el mundo por sarampión, un 50% con respecto al 2016, al registrar un total de 207.500 fallecidos por esta enfermedad.”

¿Y…?

“El caso del movimiento contrario a la vacuna del coronavirus es curioso, ya que es la primera vez en la historia que nace antes que el propio fármaco…”.

Me lo pone fácil: Es la primera vez en la historia que:

—Se intenta hacer pasar por vacuna algo que no lo es.

-Se administra a la población en general un fármaco no autorizado por la Agencia Española del Medicamento y que no ha superado la fase de ensayos clínicos, por lo que se trata de un producto experimental.

—Las autoridades sanitarias contemplan con indiferencia las muertes provocadas por esa sustancia y las atribuyen a causas  naturales, lo mismo que ignoran sus terribles y frecuentes efectos adversos, entre los que se cuentan los ictus en personas jóvenes provocados por coágulos en el cerebro.                                        

  “como destaca el Instituto Balmis de Vacunas, que ya advirtió de que los bulos sobre ellas se reproducirían como champiñones”.

No es una vacuna. Por lo tanto tampoco es un bulo. Ni muchos bulos. Es la verdad que los globalistas se esfuerzan por aplastar. Pero mire, esta verdad es como una planta que crece frondosa a través de una mínima grieta en el asfalto. Nadie la podrá detener.

“Y no se equivocó. Se han difundido verdaderas barbaridades sobre las consecuencias de la administración de los fármacos, y sobre la propia investigación que se ha llevado a cabo para conseguirlas en un tiempo récord”.

¿Conseguirlas? Si se refiere a la “vacuna” del Covid ¿qué trata de dar  entender por conseguirlas? Por lo visto no sólo insiste en llamar vacuna a esa cosa, sino que pretende que sea lo que sea, se ha “conseguido”. Pues no: Las personas normales y capaces de pensar por nosotros mismos consideramos que un medicamento se ha “conseguido” sólo cuando, tras superar la fase de ensayos clínicos, ha sido autorizada su distribución y administración, en este caso por resolución de la Agencia española del Medicamento. Hasta donde sé,  eso no se ha producido, por lo que la situación que usted  defiende se parece mucho a la conducta que el Código Penal define como delito contra la salud pública y que describe como la introducción en el mercado de sustancias o medicamentos no autorizados.

 “Entre ellas, que han muerto niños senegaleses en los ensayos clínicos…”

¿Lo ha comprobado o lo suelta sin más?

 “…o que la vacuna de la gripe tiene relación con la aparición de la covid”.

Está usted pesadita. Lea el estudio del hospital de Barbastro.

“En Estados Unidos, este tipo de mensajes han hecho mucho daño”. 

¿Sí…?

“Es conocido el esfuerzo que la Administración Biden y los gobiernos federales…”

¿Se refiere al viejito tocaniños globalista y prochino? 

“… han hecho para convencer a sus ciudadanos de que se inmunicen, incentivándoles incluso con cerveza, donuts o entradas gratis.”

Perdone  si  me descojono. Yo no pensaba vacunarme, pero si me ofrecen un donut me hacen dudar. De hecho es la primera noticia que me llega de que te ofrecen trasgar basura para convencerte de que te metas algo que puede matarte. 

 “Una campaña en la que ha sido muy importante la colaboración de la empresa privada”. 

No lo dudo.

En España, no parecen haber calado tanto. O al menos eso indican las encuestas. Según el barómetro del CIS del mes de abril, el 82,2% de la población española está dispuesta a vacunarse contra el coronavirus cuando llegue su turno…”

Uy ¿está hablando de Tezanos? Permita que sonría. 

“… aunque sube levemente el rechazo a inmunizarse hasta alcanzar el 6,2% (punto más respecto a marzo). El 34,6% de los que no quieren recibir el pinchazo alegan que es porque no se fían, mientras que el 25,3% tiene miedo a los efectos secundarios, el 5% cree que no son eficaces y un 3,7% considera que no es necesario vacunarse”.

¿Por qué debe uno  vacunarse contra  una cosa que si tienes un sistema inmune normalizado o ni te enteras o pierdes el olfato o tienes algo de tos durante tres días, y que tiene un índice de mortalidad del 0.021%?

“A nivel europeo, el porcentaje de escépticos sube. Según el último Eurobarómetro, 7 de cada 10 europeos encuestados consideran que vacunar es la única manera para acabar con la pandemia, aunque un 12% dice no querer vacunarse nunca.”

Creo que deben ser muchos más. Quizá haya también un Eurotezanos desconocido para la mayoría. 

Señora (o señorita), creo que ha hecho usted bastante mal en meterse con personas buenas, dignas y valerosas. Por favor, permítame la licencia del tuteo para improvisar una despedida.

¿Recuerda cuando Juan Carlos de Borbón y Borbón le dijo en público a Hugo Chávez ¿por qué no te callas? A mí, en mi humildad, me gustaría preguntar…

¿POR QUÉ NO TE VACUNAS?

De verdad, creo que deberías inmunizarte. Yo no te deseo ningún mal pero teniendo en cuenta lo terrible de este virus, deberías asumir el mínimo riesgo de quedarte tiesa, paºralítica o medio tonta.

Venga… va… tonta….

José Ortega

POR QUÉ NO ME MATARON

Recuerdo bien cómo sucedió todo. Por la noche de la víspera había estado chateando hasta tarde con mi amiga Conchi , y nada más levantarme, como había hecho en los últimos días, me tragué cinco gramos de vitamina C para prevenir un derrame cerebral, puesto que la vitamina C refuerza el tejido conjuntivo que forma las paredes de los vasos sanguíneos.

Después desayuné copiosamente porque me habían prohibido comer nada no sé cuantas horas antes del guateque, y poco antes del mediodía Vanesa condujo mi coche hasta la puerta del hospital y me dejó allí, solitario, para que yo acudiera a mi cita con la muerte.

Me dieron una cuchilla de afeitar y me obligaron a dejarme el pubis como un pollo desplumado. Después volví a la habitación, donde aguardaban mi hermana, recién llegada de UK, el médico de la UCI y el encargado de la rehabilitación respiratoria. Me tomaron la tensión y estaba por las nubes debido al comprensible acojono. Me metieron una píldora para bajarla y al quirófano, para caer en las garras del tipo aquel de quien todos decían que era muy bueno pero que a mí no me inspiraba confianza porque mientras escribía en su ordenador había estado contemplando los pelos en los dedos de sus manos y me parecieron las de un ogro de los cuentos. El ogro que se disponía a hurgar en mis entrañas.

Lo último que recuerdo es la frase del anestesista. Me dijo, sin venir a cuento, que ellos tenían ”mucha experiencia en esto”. No entendí por qué me contaba una cosa así. A hace poco me dijo Yolanda

que habían cometido errores de bulto y era como si el idiota aquel lo estuviera presintiendo.

Con los años no me he hecho más sabio que yo sepa, pero al menos sí me he procurado información valiosa. Se trata de una información obtenida mediante procedimientos no convencionales que ni puedo ni debo hacer pública. No obstante, supongo que sí podré decir que sé por qué la Parca se empeñó aquella tarde en llevarme con ella, por qué no lo consiguió y quién lo evitó. Me he enterado también de muchas otras cosas relevantes. Sé quién soy, por qué y para qué he venido a este mundo y sé que estoy protegido. Creo que si alguien me disparase a bocajarro, la bala sería desviada.

Como todo está relacionado, he llegado también a entender el significado final de lo sucedido. Si no hubiera caído herido, la vida de alguien a quien quiero mucho habría seguido una trayectoria infernal y en este momento sería una persona desafortunada y condenada para siempre. Por ello debo decir que aceptaría de nuevo el sacrificio una y cien veces.

No me mataron pero me dejaron secuelas terribles. Había entrado en el hospital para cinco días y tuve que permanecer allí más de dos meses, hasta que me dieron el alta, pero no porque ya estuviera bien sino porque la compañía de seguros médicos se negó a segur pagando mi estancia.

¿Y tú a qué te dedicabas?” Me preguntó la madre superiora de la rehabilitación, dándome a entender que me había convertido en un desecho irrecuperable. Eso sucedió poco después de que un médico dejara escapar por su sucia boca la profecía de que yo nunca más volvería a ser abogado.

Tres meses después de esa profecía, el 1 de septiembre volvía yo a estar al frente de mi despacho, y quince días más tarde di una conferencia en la Universidad. En octubre volé a Tenerife para una vista oral y en noviembre a Ibiza para dar otra conferencia relativa a la lucha contra la multinacional que quería cultivar petróleo en el Mefiterraneo.

Después de que la señora aquella me preguntase a qué me dedicaba y después de que el doctor expresase su desafortunada profecía, conseguí mandar de vuelta a casa a la multinacional y librar al Mediterráneo de aquella pesadilla, estuve dos veces hablando en el Parlamento Europeo, escribí y publiqué mis novelas Nafuria (el origen de Dios) y El peregrino desolado (los años perdidos de Jesús) y me puse al servicio de mis conciudadanos para contribuir en lo que pudiera a aliviar el pateo de derechos que se nos ha venido encima.

No, no voy de nada. Ni de iluminado, ni de espiritual ni de héroe popular. Ni siquiera me gustan las personas que van de eso o que se creen especiales. No suelen ser de fiar o a mí me lo parece. Pero eso no cambia las cosas y en concreto no cambia lo que soy y por qué estoy aquí. En agosto de 2017 Yolanda me desorientó un poco al decirme que tenía un mensaje para la Humanidad. En realidad yo no tengo vocación de cartero ni creo que mi misión consista en ir entregando telegramas. Pero parece que ella tenía razón, porque en nuestra segunda sesión los de arriba me dijeron que tendría que escribir la historia de Jesús y me dio a entender algo así como que yo era el “elegido” (con perdón sea dicho). No sé bien de qué va esto, pero El Peregrino es una novela que se escribió sola, que contiene un mensaje de amor y bondad de corazón y que ya ha empezado a causar efecto en algún lector encolerizado que tras leerla cambió su modo de ver y encajar los conflictos.

SI HACEMOS COSAS BUENAS EL MUNDO SERÁ VUENO

Es lo que se desprende de la novela y supongo que puede ser el mensaje en cuestión.

En cualquier caso, el zarpazo final de la bestia me ha hecho entender el sentido de todo. Al comenzar el confinamiento tuve que elegir: O aprovechaba la inesperada inactividad para hacer ejercicios de rehabilitación o me entregaba a los demás para defender sus derechos maltratados.

Ya sabéis cual fue mi opción. Desde entonces no he tenido ni cinco minutos para mi. Había tanta necesidad de guía que solo en el primer mes la web CORONAVIRUS LEGAL recibió más de 103.000 visitas y desde entonces muchos se han decidido a confiar en mí.

Por eso, sin pretensiones y con toda la humildad posible, creo que si aquel personaje (cuya identidad conozco) que intervino para que no me mataran en el quirófano fue porque yo debía cumplir la misión que estoy tratando de cumplir.

Hoy se cumplen siete años de aquel día aciago.

José Ortega

CON MIS DISCULPAS AL UNIVERSO

@abogadodelmar

El universo tiene fama de perfecto y estupendo, y parece que efectivamente es así. 

Una vez mi cuerpo sufrió un palo bastante gordo. Mi tía Carmen, maestra de reiki, me advirtió: “Si tú no paras, el universo te para”.

Yo asumí la avería y no me paré. Al cabo de unos años me vino otra mucho peor, casi definitiva al extremo de que me rozó la Parca. Mi tía no me tenía a mano para volver a contarme lo mismo pero no hacía falta. Ya yo me di cuenta sin ayuda.

Después del segundo aviso aflojé solo un poco pero la orgía de abusos de nuestro gobierno a partir de marzo me llamó de nuevo a la barricada y a los excesos burros, realmente mucho más burros que antes.

Excuso decir que eso de pararme venía a cuento de que trabajo mucho. No creo que sea precisamente eso que llaman un work alcoholic puesto que en mi caso el esfuerzo no se debe a mi apetencia de ganar mucho dinero sino a que soy sensible al sufrimiento humano y (con perdón sea dicho) me considero capaz de contribuir a aliviarlo.

Cuando tomé mi puesto en la barricada en el mes de  marzo no pensé que el despacho se iba a transformar en esta auténtica locura. Cierto que la web recibió en el primer mes más de 103.000 visitas, pero aún tenía que transcurrir un tiempo hasta que eso significara  en una presión efectiva para mi. 

Parece ser que tras hacer público el dictamen sobre vacunas mi crédito ha subido, y sea por lo que fuere la realidad es que en los últimos tiempos no puedo ni escribir porque me paso el rato  atendiendo consultas telefónicas de personas angustiadas con PCR, mascarillas o vacunas. Quiere esto decir que el nivel de exigencia es máximo y que me encuentro mucho más al límite de lo que me había encontrado nunca.

Un ejemplo reciente puede ser que, encontrándose un servidor ya muy hecho polvo, en su casa a las diez de la noche, recibí llamada de un número desconocido. Era cierta persona que me alertaba de que alguien del equipo de rodaje de Miguel Rix había sido detenido. Como mi fidelidad a Miguel es incondicional, dejé lo que estaba haciendo y me puse a redactar un habeas corpus urgente.

Escribo este artículo en nochebuena. Tenía que venir a pasar la navidad con mi madre, que vive en una Comunidad Autónoma de cuyo nombre no quiero acordarme. Debía haber llegado  ayer pero resultó imposible porque tenía dos entrevistas seguidas que se sumaban a la que había hecho el día anterior, y confieso que terminé bastante perjudicado.

Como el Presidente de la Comunidad Valenciana había prohibido las entradas y salidas de ella, me he visto en la obligación de vestirme con americana y corbata y llevar conmigo documentación acreditativa de que llevo asuntos profesionales en esa otra comunidad para el caso de que los guardias me preguntaran.

Estaba convencido de que todo eso de los controles en las carreteras es un cuento del telediario para asustar , pero lo que me he encontrado en la autovía Madrid-Alicante me ha mosqueado. Había un control muy severo de la guarida civil con tres coches patrulla, ocho Land Rover y la clásica tira de pinchos. Todo muy profesional además de raro. Desde luego no tenía nada que ver con el cruce de la “frontera” porque aún faltaba mucho.

En la “frontera” efectivamente no había ni medio guardia, pero es que antes de eso he sufrido un incidente (no accidente) que tiene mucho de extraño y quizá sea un decreto del universo (No un real Decreto del gobierno ) para protegerme de mi mismo. Como me aburren estos largos viajes suelo escuchar un podcast en inglés o un audiolibro. Para ello tengo un cable doble jack con un extremo pinchado en la salida de auriculares del teléfono y el otro en la entrada de audio de la radio. Quería seguir escuchando Asesinos sin rostro, de Henning Mankell, y me he parado en una estación de servicio para darle a play y conectar el cable, ya que hasta ese momento había estado hablando por el manos libres.

Pues bien, no sé qué diablos he hecho pero el jack pinchado en el teléfono se ha descabezado y la punta exterior (“distal “ dirían los médicos) se ha quedado incrustada en la salida de auriculares.

No me he dado cuenta de las tristes consecuencias hasta llegar a destino.  Después de la habitual comida pantagruélica he ido a echarme y al tratar de reproducir el audiolibro no escuchaba nada. La cuestión es  que el dispositivo cree que hay unos auriculares insertados y no saca el audio por el altavoz.

Incluso entonces no era consciente de  las graves consecuencias del incidente, que van más allá. No solo no puedo escuchar audiolibro o mensajes de audio de WhatsApp sino que tampoco puedo hablar por teléfono porque no oigo nada y dudo que me oigan

Y aquí es donde todo esto cobra sentido, porque tengo varias consultas telefónicas pendientes y no voy a poder atenderlas. De hecho, acababa de advertir a mi madre que mi presencia sería testimonial porque he venido con mucho, mucho trabajo y la mayoría es resolución de consultas telefónicas.

Si tú no te paras, el universo te para. No sé si aquí hay algo de sobrenatural pero sí que la punta de una clavija jack no se descabeza con facilidad. De hecho no sabía que se trata de una pieza separada o separable. He estado trasteando la del otro extremo, la sana, y no hay forma de soltar el extremo exterior.

¿Se trata de una conspiración del universo para obligarme a descansar o es que estoy medio tonto?

No puedo contestar a esta pregunta pero sí quiero contar otro hecho aún más raro, para que veáis que estas cosas suceden. En junio de 2017 vine a este mismo lugar. En una avenida de Valencia metí un frenazo y el contenido del bolsillo superior de la mochila, que estaba abierto, cayó al piso del coche. Entre otras cosas había allí una grabadora digital. Llegué a destino por la tarde y la grabadora había desaparecido. La busqué sin éxito por todos lados. Incluso revisé el contenido de la bolsa de basura que mi tía acababa de echar al contenedor. Pero nunca la pude encontrar y me limité a comprar otra igual.

Año y medio más tarde, en pleno invierno, me calcé unos botines muy abrigados, con el interior de piel de borrego. Al introducir un pie, tropezó con algo. 

¿Creeréis que era la grabadora perdida? 

Un descuido, se puede pensar. Quizá había caído ahí el primer día. Pues no: En junio nadie calza botines de invierno con piel de borrego y yo no soy una excepción.

Supongo que algún duende me estaba tomando el pelo, pero no sé con qué objeto. En este otro caso, en cambio, el propósito parece obvio. Se supone que debo dejar al margen el teléfono y descansar.

Desgraciadamente no puedo permitirme ese lujo y el día 26 tendría que correr a un taller o a comprar un terminal nuevo. En todo caso, he redactado una breve descripción de lo sucedido y la he enviado por WhatsApp a las personas más cercanas, pero como no puedo llegar a todo el mundo, publico este artículo no sólo para exponer mi extraño caso, sino también en la esperanza de que no me consideren un grosero mis amigos que me llamen sin obtener respuesta o que me envíen audios y vean que no los escucho. Sobre todo en estas fechas tan señaladas, como se suele decir.

Al sabio y clemente universo le pido que me perdone por seguir adelante. No es que me rebele contra sus decisiones. Es que soy necesario en la barricada.

José Ortega

CENSURA

@abogadodelmar

Mi vídeo FUNDACIÓN DE LA MARABUNTA LEGAL acaba de ser borrado por YouTube a los Díez minutos de subido más o menos.

He enviado la apelación. YouTube es una empresa no española que opera en España y vende publicidad en España, por lo que debe ajustarse al ordenamiento jurídico de España, en particular el derecho fundamental a expresar y difundir libremente ideas y contenidos.

Se podría formular una denuncia administrativa si estuviéramos viviendo en una sociedad libre y democrática, pero al estar sometidos a una dictadura estalinista Y genocida asesina de ancianos que impone un régimen de terror, pues no hay a donde ir. De hecho, el tema de La ozono terapia está recogido en la querella X, que a la sazón se encuentra paralizada desde su Presentación el 21 de julio.

Pero no importa. Hay que luchar siempre, con posibilidades de éxito o sin ellas. Todas las victimas de YouTube que lo deseen pueden aplicar estos razonamientos en sus apelaciones.

Jose Ortega

FERNANDO HEVIA. IN MEMORIAM

@abogadodelmar

Cuando ganaste la gran carrera

el pueblo entero salió a aclamarte.

Jóvenes y ancianos te vitoreaban

mientras a hombros te llevábamos.

Sabio aquél que sabe escapar pronto

allí donde la gloria no perdura.

Pues aunque pronto crece el laurel

mucho antes que la rosa se marchita.

Pero tú no seguirás el camino

de aquellos que malgastaron su gloria.

aunque su nombre perduró menos que ellos.

Ante esa jóven cabeza laureada

contemplarán tu cuerpo inerte

y descubrirán entre los rizos de tu pelo

una guirnalda aún sin marchitar.

Alfred.E.Housman

Tengo la sospecha de que Fernando estaba tocado por Dios. Desde luego puedo decir, y esto no es sospecha sino constatación, que era un hombre de Dios. En este caso del llamado por él Jehová, pero eso qué importa. Por lo menos a mí nada.

Era una de esas personas que iban tocando a las puertas y tratando de evangelizar. No he hecho nunca eso. Yo vendía lotería del viaje de estudios o El buen amigo, la revista de los boy scouts, por un duro que no siempre era fácil de conseguir.

Pero mucho más difícil debía ser la empresa de Fernando, porque los cristianos del Vaticano recelan de estos pacientes predicadores testigos de Jehová, y doy por hecho que Dios tenía sus ojos puestos en aquel siervo esforzado.

Lo conocí en agosto de 2013, creo, cuando quedaban solo unos meses para que la Parca me rozara y pasara de largo sigilosamente. Fernando vivía en plena naturaleza. Su casa se alzaba en el extremo de un pequeño puerto comercial al interior de una ría y tenía el barco de pesca atracado en la puerta como el que aparca el coche al pie de su piso. Pero él no rodaba por la carretera como los hombres normales mediatizados por la costumbre, sino que se adentraba en la mar como hacen los hombres libres e indómitos que lo esperan todo de la vida.

Tocado por Dios, sí.

¿Y por qué? Bueno…. Es que Fernando tenía un problema con la ley de costas y su única hija, Rosama (a quien tanto aprecio y a quien tanto debo) me encargó el asunto. Ahorro los detalles y paso directamente informar del buen fin de aquel litigio en la Audiencia Nacional. Para mí llevarlo fue muy comprometido porque Rosama es una persona muy querida y especial y un fracaso habría resultado muy triste. El desenlace fue tanto más afortunado cuanto que ganarle un pleito a Costas, aunque tengas razón, es más difícil que hacer pasar a un camello por el orificio de una aguja. Por eso tiendo a creer que aquello fue un trabajo en equipo entre un humano como yo y esa Divinidad que tenía puestos sus benevolentes ojos en su querido hijo Fernando.

Este hombre enérgico, jovial y vital acaba de cruzar al otro lado rodeado de amigos. Fue muy llorado en un extraño funeral por zoom al que asistí junto con mis queridas Lys y Sara. Y personalmente opino que su partida podría haber sido también un gesto de clemencia de Dios, porque el mundo que acaba de dejar atrás, ese mundo de las cosas materiales m que se ha abandonado para nunca volver a recordarlo, como un miembro tumefacto que termina por desprenderse o como los cabellos cortados que nadie sabe a dónde van, ya no es el mundo de antes y está comenzando a experimentar unos dolores que aún no sabemos si nos elevarán a la gloria o nos precipitarán a los abismos.

Siempre que se va alguien querido recuerdo el final de MEMORIAS DE AFRICA y rememoro las palabras que pronuncia Karen Blixen sobre la rumba de su amado Deniss Finch Hatton, especialmente dichoso el que huye de allí donde la gloria no perdura.

Sí, querido amigo mío, en este mundo del que has partido m no queda ya gloria, ni humanidad, ni alegría, ni placeres.

Tú sigue remando hacia tu estrella sin mirar atrás.

José Ortega

SIGNIFICADO (S) DE LA PLANDEMIA

@abogadodelmar

S

La crisis “sanitaria” nos ha quitado mucho y nos ha aportado mucho también, lo mismo que también  son muchas y variadas las facetas y aristas del invento, y   que me gustaría exponer.

  1. Desde el punto de vista medioambiental parece obvio que la parada en seco de casi toda la actividad con motivo  del  confinamiento significó al mismo tiempo la parada en seco de la actividad depredadora y destructora del ser humano sobre la tierra que lo alberga, lo alimenta y le proporciona belleza y momentos de éxtasis por la simple contemplación de un paisaje.  Los aviones permanecieron detenidos en los aeropuertos, los trenes en sus hangares y los coches en sus garajes. Los cielos volvieron  estar limpios  y el aire libre de contaminantes,  y la madre tierra creo que suspiró aliviada ante la inactividad transitoria del parásito insaciable, destructor y carente de piedad que la habita.

2. Desde el punto de vista político, estamos siendo testigos y al tiempo protagonistas del zarpazo final de la  élite globalista contra el género humano. Pocos dudan ya de que todo esto obedece a un plan y  bajo  mi punto de vista, ese plan es doble.

En primer lugar, consiste en la demolición controlada de la economía productiva a cargo de los gobiernos títeres para llegar a un futuro en el que cada ciudadano subsista mediante un sueldo público y de esta manera pierda toda independencia en favor del Estado. 

Para Rousseau, el ideal del nuevo ciudadano era el agricultor independiente dueño de su tierra que se relaciona directamente con el Estado. Esta última referencia era  una despedida de los gremios medievales, pero lo que aquí importa es el aspecto de la independencia económica, porque Rousseau  sabía que sin ella,  la libertad política no significa gran  cosa.

Pues bien: Es tal independencia económica lo que los globalistas desean destruir a toda costa mediante la fórmula de poner a los gobiernos a la tarea de arrasar las economías de sus propios países. Esto podría parecer paradójico, puesto que sin economía productiva no hay tributación y sin tributación no puede haber tesorería para pagar salarios. Sin embargo, la paradoja es pura apariencia, porque la  más que probable fórmula consiste en cubrir  todo ese inmenso gasto mediante el endeudamiento público.

No hay ningún problema: La banca internacional es capaz de financiar a los Estados de forma ilimitada porque el dinero es para ella inagotable. De hecho, no existe. Ya no es ningún  secreto  que los bancos fabrican el dinero al darlo en préstamo. Se limitan  anotar la cantidad en una hoja de cálculo y a transferir al prestatario una capacidad de adquisición de bienes que es una pura convención, por no decir una completa ficción. Todo el esfuerzo que hace un banco es teclear un número, pero el prestatario (ya sea una persona o un Estado) tendrá que satisfacer la deuda con sacrificio real, esfuerzo real, privaciones y renuncias reales, falta de sueño real y madrugones reales. 

Por esta vía, la élite globalista planea obtener un doble objetivo: En primer lugar, la completa sumisión  de los ciudadanos respecto al Estado. En segundo lugar, la perpetuación del endeudamiento y por lo tanto la profundización cada vez mayor en la esclavitud de la Humanidad.

El ataque que estamos padeciendo es el zarpazo de una bestia particularmente feroz que ya no se preocupa de disimular ni se esconde, sino que se exhibe con descaro. Lo único que nos podía salvar, el Derecho, ha saltado por los aires. En España, tanto el gobierno como las Comunidades Autónomas están confinando a la población de forma ilegal. De esta ilegalidad uno y otras son conscientes, pero esto ni los inquieta ni los detiene porque están lanzados a la una carrera  ciega y sorda para servir a sus amos. En realidad esos presidentes de Comunidad Autónoma que confinan y encierran a capricho burlándose de la Constitución que juraron cumplir y que ahora están tonteando con el toque de queda como si fueran comandantes de laWehrmacht en territorio ocupado, no son más que payasos haciendo el ridículo y sus actos serían risibles si no fuera porque la misma policía que debería detenerlos y ponerlos a disposición judicial está a sus órdenes y al servicio de sus caprichos de tiranos medio  tontos. Sólo los tribunales podrían y deberían pararlos, y por eso el gobierno les ha puesto azúcar en el carburador nombrando Fiscal General del Estado a una señora perteneciente  su propia banda de delincuentes de cuello blanco para que pueda sabotear a placer las numerosas querellas interpuestas contra él y el resto de los poderes públicos.

El  segundo lugar, consiste este plan en  implantar la vacunación obligatoria y universal con el propósito, doble a su vez, de obtener una elevada mortandad derivada de sus  efectos secundarios y la esterilización de la población a través de la jeringuilla como vía complementaria para  diezmarla. Aunque el enjambre mediático insista en que la vacuna es la solución que estamos esperando, no es así. La vacuna es el problema, y el pretendido virus no ha sido más que un medio para conseguir el fin que con tanto afán   buscaban.

Uno  de los países más atacados por la bestia es Argentina, cuya cámara de representantes, en un alarde  único de aberración legal,  ha aprobado la vacunación obligatoria y al tiempo la  exención de responsabilidad de los laboratorios como consecuencia de los más que probables daños que traerá consigo la medida. El descaro y la ignominia de la decisión son tales que faltan las palabras. Habría que remontarse a los horrores de la Alemania nazi o de la URSS estalinista para encontrar un precedente parecido. 

 Nuestra única esperanza es que la inmensa nube de crédulos asustados deje por un momento de ver el telediario para acudir  a vacunarse voluntariamente y que con esto la bestia se dé por satisfecha y nos deje en paz al resto. Se trataría de un mecanismo de selección natural muy oportuno en el que los tontos morirían o sufrirían graves secuelas precisamente por ser tontos. 

3. Desde el punto de vista ideológico, el nuevo panorama de pensamiento-acción confieso que me desconcierta. Desde el principio éramos conscientes  de las maldades del neoliberalismo, de la banca internacional y del capitalismo salvaje y desde  el principio creímos a pie juntillas que el marxismo era su  contrapunto natural. Pero al fin resulta (o más bien siempre fue así) que unos y otros son igualmente globalistas. La Internacional Socialista o comunista no son cosas de ahora, lo mismo que la consigna proletarios del mundo… ¡Uníos! De primeras, el globalismo capitalista propone la  solidaridad  de la élite financiera, y el marxista la  de los trabajadores. Pues bien, la República Popular China parece haber roto ese esquema al promover una extraña suerte de marxismo capitalista o capitalismo de Estado, de manera que hoy día ya no sabemos bien qué significa, qué implica y a qué conduce eso que llaman ser progresista.

 Hace poco, y a la sombra del 15M, quienes con no poca arrogancia se complacían en llamarse a sí mismos despiertos y despreciaban con a los que calificaban de  dormidos, eran en su mayoría personas afectas al movimiento democracia real ya. La curiosa paradoja consiste en que quienes se apropiaron o pretendieron apropiarse de esa  ideología  están ahora en el gobierno aplicando lo que se asemeja mucho a un régimen de terror. 

Mi ex-amiga, la señorita X, que me introdujo en democracia real ya (aunque siempre me mantuve en la periferia y mi única contribución al 15M fue mi largometraje documental MAYO), se dedica a retuitear a Pablo Iglesias y ha roto unilateralmente nuestra amistad de doce años por causa de mis actuales opiniones políticas. Es curioso que ambos partimos de un punto común y de una sintonía máxima y la extraña evolución de la realidad ( no de nuestros respectivos  pensamientos) nos ha situado  en bandos contrarios. 

Quiere esto decir que las ideologías se han convertido en algo parecido a la  mezcla de ingredientes depositados  en una batidora después de darle al botón de puesta en marcha. 

4. Desde el  puntos de vista psicológico  también asistimos a procesos tan inesperados como reveladores. De la misma forma que un adolescente instalado en la confortabilidad del hogar no sabe quién es, de qué es capaz y qué  clase de persona lleva dentro hasta  que no empieza a sufrir  los zarandeos de la vida, así también un adulto instalado en la comodidad de una existencia satisfecha tampoco sabe realmente qué clase de persona es y qué es lo que lleva dentro  hasta que  una crisis como la presente le exige una actitud y una toma de postura. Muchos no han sabido dar la respuesta a mi juicio adecuada a la opción entre la pasividad sumisa o la rebeldía activa y se han quedado fascinados  (o más bien alelados)  e inmóviles  por las mentiras del telediario a la manera de un conejo deslumbrado por los faros de un coche.

5. Desde el punto de vista moral, hemos asistido a un auténtico espectáculo de degradación y envilecimiento en los que informan y mandan. Uno de ellos es  la actitud de los medios de comunicación y en su obsesiva insistencia en fingir que el problema es mucho más grave de lo que es en realidad, en el lavado de cerebro continuo, en la morbosa exposición pública de docenas de ataúdes pretendiendo que todos sus ocupantes eran  víctimas del virus  y en la insistencia sofocante con la que el tema monopolizaba los informativos con la obvia consecuencia de que de por ese procedimiento se inocula el miedo sin jeringuilla y se convence a los crédulos adictos al telediario de que la única forma de salvarse es esa vacuna en la que aguardan todos los horrores.

Las mentiras en torno al número de fallecidos por el virus resultan alarmantes. Una doctora con experiencia en tratamiento de Covid 19 en UCI me decía hace poco que un familiar muerto  en su propio domicilio  como consecuencia de un cancer habría recibido certificado de defunción por Covid  si la muerte se hubiera producido en el hospital, y es razonable sospechar que el efecto es masivo.

Inmoralidad y envilecimiento  de unos responsables de sanidad a los que sólo cabe calificar de basura con patas es también lo que evidencia la extraña situación vivida en la clínica del Rosario de Ibiza, que estaba tratando con enorme éxito a pacientes de Covid 19 con ozonoterapia. Cuando otros hospitales se interesaron por el procedimiento, se cruzaron por el camino los respectivos  comités de ética y prohibieron el tratamiento. Parece ser que uno de los responsables pronunció esta frase para el recuerdo: “Prefiero que se mueran antes que autorizarlo”. La fuente son las mismas palabras del anestesista de la clínica del Rosario durante una entrevista.  Y nótese por favor que aquel  asesino vocacional hablaba en nombre no de una banda de gánsters ni de un equipo de pistoleros a sueldo, sino de un comité de ética.

No menos contrario a la ética y no menos inmoral resulta el criterio de un señor llamado Federico Montalvo, a que por alguna razón que me cuesta entender tiene asignado el cargo de presidente del comité de bioética de España. Su nauseabunda propuesta consiste en retirar transitoriamente la patria potestad a los padres que se nieguen a vacunar a sus hijos. Obviamente su propósito es devolvérselos una vez que los menores indefensos hayan caído en sus garras para pincharles. Y menos mal, porque siendo esto  malo,  lo peor no es que las siniestras autoridades de  tutela de menores les pinchen, sino que los prostituyan o les permitan prostituirse  tal como ha sucedido en Baleares sin absolutamente ninguna investigación y absolutamente ninguna consecuencia.

Como se ve, no nos encontramos ante un cuadro de simples discrepancias políticas o de simples puntos de vista encontrados, sino ante una genuina  lucha del bien contra el mal. El mal, la malignidad, la perversión, están en el poder.  Nuestros  gobernantes los ya no pueden estar más envilecidos y degradados moralmente. Aquí no hay matices y eso es todo.

Debo añadir  que varios meses antes de que todo comenzara vi un Informe  Semanal dedicado a las vacunas. En el reportaje se daba voz, por supuesto, a alguna persona contraria a la vacunación, pero ya entonces sus declaraciones me parecieron extrañamente laxas y supuse que el editor había aplicado la tijera a conciencia. Esto desde luego nada tiene de raro. No hace mucho tiempo tuve en el despacho a un equipo de la Sexta Columna. Tras interrogarme durante cerca de hora y media todo lo que sacaron fue una frase de  diez segundos. 

En  cuanto al Informe Semanal, concluí que se trataba de la típica escenografía falsa de pluralismo  donde aparentan dar voz a quienes no piensan igual pero en  edición seleccionan sus  declaraciones más livianas para que en la versión definitiva del reportaje aparezcan con menos fuerza que la cerveza de una botella que ha permanecido sin tapón durante una semana.

En todo caso, me chocó en su momento que vinieren con un reportaje que en apariencia sugería  puro relleno porque nada tenía que ver con la actualidad. No podía yo imaginar que formaba  parte de la estrategia de propaganda y lavado de cerebro porque ya entonces lo tenían todo organizado.

6. Desde el punto de vista social, todos hemos experimentado el sabor amargo de la ruptura de afectos, algunos incluso en el seno de sus propias familias. Personalmente tuve que renunciar al tradicional desayuno con tres amigas de los viejos tiempos por causa de las mascarillas. Se trata de personas  excelentes, buenas y afectuosas que sin embargo estaban en el otro lado y que se ponían la mascarilla disciplinadamente tan pronto como de terminaban el  café y la tostada, incluso sentadas a la mesa.  La  cosa se puso mucho peor durante el verano, porque entonces se sumaban  unas señoras a las que yo no conocía pero ellas sí.  Todas con mascarilla, pero yo no la llevaba y notaba sus miradas de censura porque posiblemente temían una muerte temprana (o no tanto) por mi culpa. A este grupo de matronas  que me miraban con ojos fijos tras sus mascarillas tuve a bien darles el nombre de comité de lechuzas y nunca mas volví. 

Lo mismo me ha sucedido en otros ámbitos de mi vida personal. Es como si se hubiera instalado un clima de guerra civil psicológica entre los crédulos y los que ellos llaman despectivamente negacionistas.

Pero no no hay motivo para la aflicción. Personalmente, y no soy el único, debido a la crisis  he podido experimentar la incomparable delicia de recibir en mi vida a  personas nuevas y afectos nuevos. A diferencia de los antiguos, estos recién llegados son personas afines que comparten conmigo el mismo modo de ver la vida en general y la situación presente en particular. Y puedo asegurar que no hay comparación posible. Lo viejo se marcha porque se tenía que marchar y creo que lo más sensato es dejarlo ir. Sin confusión: Nunca daré la espalda ni rechazaré  a mis amigos de toda la vida,  pero tampoco intentaré retenerlos, ni mucho menos trataré de convencerlos o de ejercer  sobre ellos esa labor de apostolado que tanto se escucha en las redes sociales e intentar que despierten. No es mi intención hacer despertar a nadie. No soy un profeta ni un reloj despertador y mis congéneres han alcanzado todos la mayoría de edad y están felizmente dotados de libre albedrío. 

Si no fuera por la tragedia humana que nos ha asolado, colmaría de bendiciones a los responsables de la situación porque sin ella me habría visto privado de la amistad de todas las personas que he conocido recientemente, de su excelencia y de su humanidad.

José ortega 

MITOLOGÍAS DE LA CHINA

@abogadodelmar

En su momento fui un lector de historia de las religiones, cuentos populares, mitología y antropología cultural bastante obsesivo. Salvando las distancias, me pasaba como a Robert Graves, quien confesaba que cuando leía, buscaba. Él no leía por gusto, sino que sus lecturas eran una investigación. Él siempre estaba buscando algo. Yo (salvando las distancias) también.

Siempre he dicho que un microbiólogo que quiera investigar necesita presupuesto porque no puede pasar sin un laboratorio. Lo mismo sucede a un médico, un químico, un ingeniero o un físico.

Sin embargo esto no tiene nada que ver con la investigación en humanidades. Durante años viví, totalmente gratis, sumergido en lecturas/investigaciones sobre todas las mitologías del mundo porque estaba buscando algo. Durante años viví en mundos paralelos porque estaba buscando algo. Durante años no pisé el suelo, sino que levitaba porque andaba tras una pista, porque supe encontrarla y porque pude experimentar el placer del conocimiento, o más bien del descubrimiento. Es decir, que sin laboratorio y sin presupuesto, encontré lo que buscaba, construí mis teorías y escribí lo que tenía que escribir.

Ahora apenas tengo tiempo para leer y estudiar. Me siento como una batería que hubiera estado tomando carga durante todos esos años para ser desconectada del flujo de corriente eléctrica y comenzar a dar energía en forma de contenidos.

Lo que buscaba y encontré ya lo contaré. Este artículo es para contar otra cosa. Que hoy estaba en cierto centro comercial de cierta ciudad y he entrado en la Casa del Libro a comprar algo para mi madre.

He visto un libro de mitología. Un libro bastante caro pero de apariencia bastante seria. No iba del tema que me es más familiar, la mitología mediterránea, sino de la China. Y después de una eternidad, he vuelto a confiar un libro del temita éste.

Sólo después de un rato me he dado cuenta de que mi compra también encerraba un posible simbolismo oculto, porque nos están pisoteando con el pretexto de lo que no es sino un cuento que viene de china, es decir un cuento chino.

José Ortega

FILANTROPÍA FILANTRÓPICA

@abogadodelmar

El filántropo Guillermo Portales

Pepenius

20.09.20

El millonario y filántropo Guillermo Portales acaba de asombrar al mundo con el anuncio de su inminente suicidio.

Preguntado por las razones de tan insólita iniciativa, el benefactor de la humanidad respondió que puesto que se ha distinguido por defender la necesidad de una disminución drástica de la población mundial, se veía moralmente obligado a dar ejemplo, por lo que llegó a la conclusión de que no hay mejor forma de filantropía que la auto inmolación.

La actriz Uma Turman se ha ofrecido a protagonizar un remake llamado KILL BILL GATES, si bien el heroico señor ha declinado todo comentario.

La noticia ha sido en general bien recibida en el mundo del llamado negacionismo. De hecho, varios voluntarios se han ofrecido gratuitamente a hacerle más fácil el tránsito mediante iniciativas como empujarlo a las vías del metro o introducirlo en una picadora de carne industrial. No obstante, el multimillonario no ha aceptado hasta la fecha ninguna de estas ofertas.

En cualquier caso, negacionistas de todo el mundo celebran la valiente decisión.

MIGUEL RIX

@abogadodelmar

¿Qué haces cuando te crees medio escritor y te quedas sin palabras?

No, no es el terror ante la pagina en blanco. Esto no me ha sucedido nunca después de diez novelas y miles de folios escritos en demandas judiciales. Es lo que ha pasado hoy en Madrid lo que me ha dejado mudo.

Mirad, yo tengo muchos policías en mi familia. Uno de ellos es inspector. Por tanto nunca los he odiado ni temido. Pero lo de hoy es una mezcla de asco y profunda pena. Asco y profunda pena por los niveles de degradación humana a la que habéis llegado y por lo que le estáis haciendo a mi país y a mi gente.

¿Que pasa, que habéis salido de una cueva o directamente del gimnasio sin pasar por alguna academia o algo así donde os enseñen a distinguir entre los buenos y los malos? Vuestros profesores, si los habéis tenido, os deberían haber enseñado que es a los delincuentes a quienes debéis perseguir y no a las personas de bien.

¿Es que no os han dicho que vuestro trabajo consiste en defender los derechos y libertades y no en apalear a quienes tratan de ejercerlos?

Es repugnante ver cómo atacáis entre cinco a un hombre que no sé qué diablos habría hecho y lo reducís y lo humilláis como un perro para meterlo por la fuerza y entre pataleos en vuestra lechera.

Es repulsivo ver cómo metéis entre un montón de musculitos de uno noventa en el coche patrulla a una mujer indefensa porque se negaba a ponerse la mascarilla, y cómo no dejaba de gritar pidiendo auxilio.

Miguel Rix

¿Qué hacéis después de ese trabajo heroico? Volvéis a casa y acariciáis a vuestros hijos pequeños? ¿Les decís acaso que su papá está ayudando a crear un mundo en el que crezcan como esclavos? ¿Qué veis cuando os miráis al espejo, un ser humano o un miserable sin moral, honor ni capacidad de discernimiento? ¿Cómo podéis ir mañana, ya de paisano, a comprar el periódico y mezclados con las personas de bien y con las gentes sedientas de libertad e iguales a las que habéis apaleado?

Yo también me he sentido humillado y maltratado, pero lo peor del caso es que no se tienen noticias de Miguel Rix y temo que le hayáis puesto encima vuestras sucias zarpas de mercenarios sin alma ni cerebro.

A estas horas de la madrugada del domingo supongo que estará en algún calabozo. Yo sé bien cómo son los calabozos de la policia. Los he visitado dos veces, aunque por fuera. Se trata de unos recintos más bien sórdidos de unos dos metros cuadrados.

Pues bien, os voy a decir quién es el hombre al que seguramente habréis pateado un poco antes de meterlo entre rejas con vuestros malos modos de matones de barrio. Un único pelo de los huevos de Miguel es más digno que todo un ejército de esos mierdas carentes de sesera que sois vosotros.

A diferencia de otros ansiosos por destacar en el mundo de la resistencia, Miguel es un tipo tan inteligente como modesto, tan modesto como valiente y tan valiente como honrado. Con los méritos que ha acumulado a lo largo de su vida en la lucha por la libertad, se le podría disculpar un poco de egolatría pero os aseguro que no es el caso. Es un líder pero no un trepa. Es un referente pero no se lo cree. Es un modelo de conducta pero ni se le ocurre explotarlo. Y resulta que el gran Miguel Rix es también un hombre que ama a España y no cree que sentirlo y decirlo sea exclusiva de las derechas o las ultraderechas.

Su amistad es un honor para mí y desde luego si estuviera en Madrid me iría ahora mismo a la comisaría para asistirlo pero lo único que puedo hacer desde aquí es escribir este artículo para mi amigo.

A mediodía me ha puesto un mensaje de voz. Estaba muy ilusionado con el activismo de hoy y por el movimiento Madrid por la verdad, que iba a ser el primer paso de España por la verdad.

Pero me ha dicho otra cosa. Que el gobierno está a punto de caer y francamente lo creo.

Señores guardias: No voy a pedirles que piensen porque tengo la edad suficiente para ser realista, pero al menos dejen en paz a las personas de bien y vayan a patrullar por ahí en busca de delincuentes. Podrían empezar por el palacio de la Moncloa y seguro que aciertan. El sirviente de la élite económica mundial que se aloja allí es un traidor a España que está temblando de miedo con mucha razón. Pronto estará fuera y la lástima es que no hay para él pena bastante para compensar el daño que ha hecho al reducir mi patria a cenizas

José Ortega

ABOGADO