DESPERTARES (UN MILAGRO DOMÉSTICO DE GENTE CORRIENTE)


photo

 

@abogadodelmar
Supongo que la mayoría de vosotros conocerá la bella y frustrante historia de Despertares, la película protagonizada por Robert de Niro, así que me abstengo de resumirla.
En el itoño de 2011mi padre, de 85 años, empezó a dar síntomas de agotamiento físico y mental, a desorientarse, cansarse y moverse con torpeza.
El 11 de octubre lo metí en el coche y salimos zumbando para la consulta de unos médicos grandiosos y especiales de Madrid que lo sometieron a un peculiar análisis de sangre suficiente para revelar cualquier problema, aunque sea embrionario.
A la mañana siguiente, día de desfile militar en Castellana, vinimos de vuelta y a mediodía estábamos sentados ala mesa con mucha esperanza en el tratamiento de los súper doctores.
Al terminar de comer ni padre se cayó bajando los cuatro escalones que dan al jardín y se golpeó la cabeza. Lo llevé al centro de salud, pero como no lo vieron bien recomendaron el hospital, donde comprobaron que tenía líquido en el pulmón y quedó ingresado.
Cuando lo devolvieron a casa no era capaz de caminar, levantarse o sostenerse. Tenía insuficiencia cardiaca por prolapso de la válvula mitral y arterioesclerosis cerebral, y quedó en cama.
Me dio por pensar que la coenzima Q10 podría ayudarle, ya que mejora la gestión del oxígeno al hacer más eficiente el proceso de combustión que tiene lugar en la mitocondria, y conencé a dársela.
El 28 de noviembre, día de su cumpleaños, pudo levantarse por primera vez a comer a la mesa. A mitad de diciembre participó en una comida familiar como si tal cosa y en la mañana del día de Navidad di con él un paseo que fue un auténtico desafío a la muerte y que nunca olvidaré.
Pero mi padre estaba protagonizando un milagro tan breve y melancólico como el de la película. Cuando volví a principios de enero lo encontré postrado en cama con ese rostro de estupor y esa mirada fija de los moribundos.
El día 16 de marzo, cuando tenía yo cargado el coche con un cacharro para mejorar la oxigenación, recibí la llamada m de mi madre anunciando que acababa de cruzar al otro lado con mucha paz.
Cerró los ojos sin poder abrirlos nás, fue respirando de forma cada vez más débil y después se marchó. Instantáneamente su piel adquirió un tono terroso.
Meses antes un internista de la seguridad social le había diagnosticado depresión sin sin someterlo a una sola prueba o análisis. Los súper médicos de Madrid, con su extraordinario recuento de sangre, no vieron que tenía líquido en el pulmón. Aún tengo conmigo las notas que iba tomando mientras aquel doctor le comentaba lo que había visto en sla nuestra. “Ventila bien” le había dicho al repasar el estado del sistema respiratorioClaro que tenía depresión, pero porque sabía que se estaba muriendo.Cuando el 9 se diciembre saqué el Manifiesto 2012 y propuse entre otras cosas que las medicinas y medios mal llamados alternativos se incluyesen en la seguridad social, fue entre otras cosas debido a mi experiencia personal.No puede ser que un abogado que ha leído dos o tres libros de divulgación ponga en pie a un invalido mientras los médicos oficiales se limitan a pasear la manta sin dar una, cono tampoco puede ser que algo tan útil como la coenzima Q10 no esté financiada por el sistema publico de salud.

Sea como sea, conservo dentro de mi la satisfacción algo amarga de haber conseguido que mi padre se pusiera en pie y caminara, lo mismo que había hecho él conmigo en mis primeros años.

José Ortega
Abogado
http://www.costasmaritinas.es

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

CONSIDERACIONES SOBRE EL ALMA ROTA DE ESPAÑA

@bogadodelmar

Muchos sabéis que ciertas palabras concilian un significado gramatical con otro cultural. A menudo uno de esos significados resulta peyorativo y el otro positivo, como sucede con las palabras diurético (positivo) y deshidratante (peyorativo). Así también sucede con las palabras uniformidad y armonía: ambas significan gramaticalmente casi lo mismo y sin embargo culturalmente llevan una carga de sentido en el que consideramos la armonía como fuente de belleza y la uniformidad como un coñazo.

Cuando aludo al alma rota de España, sin pretender imitar a Ortega en su España invertebrada, me refiero al carácter anárquico (no anarquista), individualista (en el peor sentido) e insolidario de nuestra forma de ser. Los síntomas de este mal más que estar a la vista nos rodean y sin embargo a menudo estamos ciegos a esa evidencia. En el pueblo donde me ha tocado vivir el Ayuntamiento recalificó amplias extensiones de terreno dedicado a naranjos para que fuesen en adelante suelo urbano y los agricultores se forraron vendiendo las parecerlas así revalorizadas. La cuestión es que de ahí salieron un conjunto de parcelitas construibles que fueron vendidas a terceros y que estos terceros obviamente las dedicaron a construir viviendas unifamiliares. Pues bien, los instrumentos de planeamiento ni de lejos prevén la posibilidad de proporcionar a toda esa nueva zona en construcción una dosis de armonía (no uniformidad), y allí cada nuevo vecino hace de su capa un sayo y construye con el estilo que le da la gana transformando los antiguos naranjales en un espacio fragmentado, caótico, desigual y heterogéneo que resulta en mi opinión un reflejo fiel de esta alma igualmente caótica, rota, fragmentada, individualista, heterogénea de los Españoles. Cada uno razona que, haciendo uso de su libertad individual y de la licencia que le da el Ayuntamiento pone tejado a dos aguas, terraza plana al estilo almeriense, inventos vanguardistas de diseño, ladrillo visto de estilo tradicional o pvc con aspecto de plástico.

Esta alma rota de España la ponemos con empeño en todo, incluyendo el pensamiento crítico y la oposición a unos poderes públicos que como ya se sabe resultan marionetas tristes de las imparables fuerzas económicas de las multinacionales y que amenazan con reducirnos a la semi-esclavitud en un plazo mediano. No parece a la vista (con mucho respeto al partido de Pablo Iglesias) un gran movimiento ciudadano unitario con unas ideas claras y un proyecto constructivo, bien estructurado, bien pensado y con una estrategia que pueda funcionar. Una vez que la suspicacia y la indiferencia pasaron por encima del <strong>manifiesto 2012 (la única propuesta que conozco de soluciones bien detallada y con contenido real) como una apisonadora confieso que ya no tengo mucha idea de lo que hay que hacer y se puede hacer. Tal como lo veo yo los españoles que estamos en desacuerdo con la injusticia nos parecemos mucho a éstos otros que construyen y dan forma a sus casas como les parece conveniente, creando fealdad de forma inadvertida incluso para ellos y dispuestos a continuar viviendo el resto de sus vidas en un entorno urbano disarmónico.

Creo quw fue el mismo Ortega quien definió España como un intratable pueblo de cabreros y a veces me abruma el pensamiento de que casi lo único que sabemos hacer es meterle mano a la ubre de una cabra.

Dicho sea con respeto hacia los cabreros.

Publicado en Uncategorized | 10 comentarios

Justo, sería tonto decir las personas y los personos.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Muchas gracias. Por discrepancias más que graves he dejado de colaborar con esa organización.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Si supieras lo que me pasa lo entenderías, pero no lo puedo poner aquí.
Siempre reviso los textos vayáis veces antes de sacarlos, pero la situación actual es excepcional y me da muchos problemas.
Gracias por tu advertencia.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

TRINCANDO LA PASTA EN EL AEROPUERTO

@abogadodelmar
Si vais por el aeropuerto de Los Rodeos veréis que nada más subir a la primera planta., donde está el acesqo a la sala de embarque, hay una pequeña valla que impide el paso.

Se trata de un obstáculo que los responsables han interpuesto para que no se pueda acceder al control de pasajeros y obligar a un gran rodeo que tiene por finalidad conducir al viajero tal como si fuera ganado, obligándolo a pasar por el interior de una tienda. Esto, claro está, es una gracia derivada de la privatización de la gestión de los aeropuertos en favor de aena.

Esta forma de prestar servicio publico, a la que fácilmente podríamos calificar de asquerosa, se ha vuelto la costumbre en todos los aeropuertos que han caído en las garras d aena, es decir en todos los aeropuertos.

El paisaje resulta particularmente desgraciado en el de Manises, donde recientemente se añadió un pegote de diseño para servir como terminal de vuelos nacionales de Iberia. A tal fin se abrió un pequeño control de pasajeros a continuación del cual unas escaleras nos situaban directamente en la terminal. Este control de seguridad convivía con un segundo más grande, para el resto de los vuelos. Aena ha considerado oportuno cerrar ambos para volver a abrir un tercero que ha quedado como único acceso a la sala de embarque. Evidentemente es muy grande y en apariencia eso no perjudica el servicio público.

Pero sólo en apariencia. En realidad la intención de aena no era nada que tuviera que ver con el buen servicio a los pasajeros sino, una vez más, darles el mismo trato que al ganado estabulado y hacerlos pasar por otra jodida tienda duty free, algo que no podían hacer avcontinuación del control pequeño porque el ingeniero que lo diseñó lo hizo para dar buen servicio y no para trincar millones. Ese es el motivo de que nada más salir del control encontremos la escalera que nos pone directamente en la terminal nueva. Allí no cabe ninguna tienda.

Una mañana debía coger un vuelo a Tenerife vía Madrid bastante temprano y sobre las seis ya estaba yo frente al control de acceso. El grande y único. Teóricamente tenía tiempo de sobra, porque el cacharro salía creo que a las 7,30, pero me encontré conque delante de mi había como trescientos viajeros que iban todos juntos y felices a alguna parte de Europa. Esto es, tuve que guardar la cola mientras las agujas del reloj volaban y no perdí mi avioncete por los pelos sólo porque estos genuinos hijoputas habían decidido hacer caja.

por finalidad conducir al viajero tal como si fuera ganado obligándolo a pasar por el interior de una tienda.

Esta forma de prestar servicio publico, a la que fácilmente podríamos calificar de asquerosa, se ha vuelto la costumbre en todos los aeropuertos que han caído en las garras d arma, es decir en todos los aeropuertos.

El paisaje resulta particularmente desgraciado en el de Manisrs, donde recientemente se añadió un pegote de diseño para servir como terminal de vuelos nacionales de Iberia. A tal fin se abrió un pequeño control de pasajeros a continuación del cual unas escaleras nos situaban directamente en la terminal. Este control de seguridad convivía con un segundo más grande, para el resto de los vuelos. Aena ha considerado oportuno cerrar ambos para volver a abrir un tercero que ha quedado como único acceso a l sala de embarque. Evidentemente es muy grande y en apariencia eso no perjudica el servicio público.

Pero sólo en apariencia. En realidad la intención de aena no era nada que tuviera que ver con el buen servicio a los pasajeros sino, una vez más, darles el mismo trato que al ganado estabulado u hacerlos pasar por otra jodida tienda duty free, algo que no podían hacer a continuación del control pequeño porque el ingeniero que lo diseñó lo hizo para dar buen servicio y no para trincar millones. Ese es el motivo de que nada más salir del control encontremos la escalera que nos pone directamente en la terminal. Allí no cabe ninguna tienda.

Una mañana debía coger un vuelo a Tenerife vía Madrid bastante temprano y sobre las seis ya estaba yo frente al control de acceso. Teóricamente tenía tiempo de sobra, porque el cacharro salía creo que a las 7,30, pero me encontré con que delante de mi había como trescientos viajeros que iban todos juntos y felices a alguna parte de Europa. Esto es, tuve que guardar las cola mientras e mordía los puños de ansiedad y las agujas del reloj volaban ,y no perdí mi avioncete por los pelos sólo porque estos genuinos hijoputas habían decidido hacer caja. Tuve que caminar (más bien correr) casi un km para dirigirme a mi terminal en lugar de los cinco metros que hay del control pequeño a la escalera solo para que estos mierdas pudieran hacer su negociete.

Para hacerlo peor, ni siquiera era posible hacer una foto de la tienda para este blog, porque alli estaba la guardia civil y todo intento de foto habría sido considerado preparación de un acto terrorista más que como denuncia de una victima inocente del capitalismo salvaje. El monopolio de la fuerza, que corresponde al Estado, en alianza con estos cabrones sacacuartos, es bastante mala cosa.

Y al fin y al cabo me pregunto para quéquieren esos controles de seguridad tan lentos y rigurosos si luego te pasas por el duty free y puedes comprar wisky embotellado en cristal para una vez a bordo darle un trastazo a la botella contra el fuselaje y secuestrar la nave amenazando a la azafata con un degüello express.
Pero claro, si no vende esos artículos aena no trinconea,

. .

Publicado en Uncategorized | 1 comentario

GUILLERMITO Y GUILLERMITA MEYER. DESCUBRIENDO AEL/LA CONCHITA WURST DE LA POLÍTICA

willy-meyer (1)

Personalmente no le tengo mucha afición a ese hombre que todo el mundo conoce como Willy Meyer. Willy es un diminutivo de William que imagino que habrá que traducir como “Guillermito”, y de ahí el título de esta entrada.

Si no le tengo afición es porque vi como unos tipos que habían ido al Parlamento Europeo a quejarse del gobierno de España lo engañaban, manipulaban y ponían al borde de ridículo cuando hizo uso de la palabra para lamentar unos abusos que no existían. Lo se bien porque estuve presente en el debate y conozco bien el tema de f)ondo.

Le puse al interesado un correo electrónico para apercibirlo de la cosa pero nunca contestó., y de ahí mi falta de afición. Imagino que el contenido no sería de su agrado.

Pues bien, este hombre, que quizá podría haber sido un buen jardinero o un excelente mancebo de farmacia, es sin embargo (o era hasta hace poquísimo) un profesional de la política pegado al ya mencionado Parlamento Europeo.

Ya conocéis el hábito adoptado por la intelectualidad y los oradores guays,  la de aludir a los suyos como los “compañeros y compañeras”. En 1998 este hábito pintoresco traspasó los estrados para invadir el Diario Oficial. Este hecho glorioso tuvo lugar con la ley de pesca de la Comunidad Valenciana, que alude a las “cofradías de pescadores y pescadoras”.

Pues bien, cuál no sería mi alborozo al escuchar a Willy (Guillermito) Meyer pasarse de guay al decir en una reciente intervención pública  nosotros y nosotras”.

El lenguaje es un vehículo mensajero de pensamientos. Lenguajes los hay de calidad buena, mediana y regular ,y babo mi punto de vista su nivel de calidad es proporcional  la media de densidad de sus vocablos. Uno puede decir “cortar en el sentido de la fibra” usando siete palabras o “to cut pathway”  para decir lo mismo con la mitad. Cuando no dominamos el vocabulario de un idioma extranjero,  damos un rodeo describiendo más o menos torpemente el significado de la palabra que hemos olvidado.

La preferencia en favor del género masculino no es más que una forma de servir a la finalidad del idioma, que en mi opinión es expresar muchos  pensamientos con pocas palabras. Pero este  político barbudo profesional, Guillermito Meyer, no sólo no está conforme, sino que al aludir a “nosotras” siembra dudas sobre una posible andrógina al estilo de doña Conchita Wurst. Estais al tanto de que la criatura se ha visto obligada a dimitir a causa de un plan de pensiones secreto y más bien turbio.  Lo que puede que no sepáis es que en idioma alemán la palabra Wurst significa “chorizo”,

Publicado en Uncategorized | 1 comentario