NACIMIENTO, VIDA Y PASIÓN DEL MANIFIESTO 2012

@abogadodelmar

Ejemplares del Manifiesto 2012 firmados

Ejemplares del Manifiesto 2012 firmados

Esto no se puede resolver sin inteligencia. He repetido esta expresión innumerables veces con motivo de la lucha colectiva de los afectados por la ley de costas, en especial para responder a determinadas propuestas que derivaban hacia concentraciones, manifestaciones, pancartas, huelgas de hambre, personas encadenadas, insultos y otros procedimientos chillones que se quedan en la mera protesta y que no aportan razones. No permití que la cosa derivara hacia eso y redacté un informe extenso, bien explicado y documentado, sobre los abusos cometidos por el Estado sobre los ciudadanos, y lo llevé a donde pudiera causar efecto, que no era ningún lugar dentro de España sino el Parlamento Europeo, donde efectivamente me dieron la razón y en algo más de un año obtuve una declaración solemne del pleno declarando que efectivamente el Reino de España estaba aplicando la ley de costas con abuso. Esta resolución, por cierto, se limita a aprobar una ponencia elaborada por el grupo europeo de Los Verdes, por lo que nada tiene que ver con los intereses del ladrillo o del cemento, por si alguien se lo está preguntando.

Algo parecido sucede con la lucha global: Tampoco caben las fórmulas simplistas, tampoco es suficiente con mostrar el descontento, tampoco es eficaz la pura demostración en la calle y también es necesaria la inteligencia. Digo esto con mucho respeto a todos los conciudadanos que han estado haciendo y siguen haciendo una labor muy importante en las calles, y muy principalmente a los que con tanto éxito, y bajo mi punto de vista con tanto heroísmo, luchan contra los desahucios.

No obstante, para cambiar el sistema e instaurar una fórmula de convivencia limpia y saneada, hace falta algo más y ese algo más tiene naturaleza regulatoria y consiste en un cambio en la Constitución. Me inquieta comprobar que aludir a la reforma de la Constitución se haya transformado en una moda reciente y que hayamos escuchado algo tan serio en boca de representantes del sistema como por ejemplo del jefe de Comisiones Obreras, que alude a la necesidad de esa reforma sin dejar claro qué contenidos quiere cambiar y cuáles deben ser los nuevos. Tanta querencia desde dentro puede desgastar gravemente la idea hasta el punto de tornarla sospechosa.

En todo caso, de la misma forma que elaboré en su día aquel informe extenso y razonado sobre abusos en aplicación de la ley de costas, al abordar lo que podríamos llamar the big one escribí también un par de trabajos parecidos, descargables de internet, llamados Todo es mentira y Breve discurso sobre el futuro. Estos documentos pretenden una decodificación del sistema, lo que resulta imprescindible para poder cambiarlo. Que nadie busque ahí pretensiones científicas ni un método riguroso: Se trata de opiniones personales sobe las situaciones a mi juicio más llamativas y graves. Pero con este conjunto de opiniones procuro esa decodificación, es decir, una exposición de las claves que conducen a que nuestra sociedad sea esclava.

Una vez que las claves han sido desveladas, resulta bastante fácil proponer las nuevas regulaciones para garantizar una sociedad más humana y más justa. De la misma forma que redacté en 2009 un proyecto de reforma de la ley de costas, así también me atreví hace casi año y medio a redactar una propuesta de reforma de la Constitución que recogiese los resultados de aquella decodificación.

Lo que sucedió a continuación se puede expresar con pocas palabras, o con una sola: Nada. A pesar del impulso que quisieron darle a la iniciativa algunos personajes influyentes en el mundo del pensamiento crítico, como Miguel Rix, me encontré con un problema en la práctica insalvable y es la enorme dificultad que tiene para los destinatarios, casi todos internautas, sentarse a leer los veinte folios del texto. No me refiero a veinte mil folios, sino a veinte, pero por lo visto esto es más que suficiente para desanimar a una legión de indignados. Así que después de unos pocos cientos de descargas y ninguna reacción visible, durante el pasado verano me convencí de que había llegado a mi propio techo en lo tocante a iniciativas por un mundo mejor y me resigné a admitir que no era posible.

Pero a principios de diciembre sucedió algo que no estaba en el programa. Me hicieron una entrevista en una emisora de provincias de la cadena SER, hablé sobre el nuevo orden mundial, la subí a You Tube y en tres días había 18.000 visitas, que en poco tiempo crecieron hasta casi 50.000. Como consecuencia, recibí muchos correos preguntando qué se podía hacer para luchar y mi respuesta llegó el día 9 de diciembre, cuando redacté un resumen de un folio de mi propuesta de reforma de la Constitución bajo el título MANIFIESTO 2012.

Este documento causó un entusiasmo que se ha transformado en uno más de los fuegos fatuos de nuestra triste España. Como además del contenido hacía falta una estrategia, propuse recoger veinte millones de firmas con las que forzar un cambio y muchísimas personas se sumaron a lo que aparentemente constituye la primera propuesta concreta, con contenido real, que hay en nuestro país y puede que también fuera de él para cambiar las cosas. Algunos se transformaron con su empeño en auténticos modelos a seguir, pero la mayoría no acompañó, y aludo a esa mayoría que cree que hacer la revolución es pulsar el botón me gusta en un video que le cuelgan en su perfil de Facebook, o poco más. No sólo han fallado los intentos de organizar una retícula de recogida de firmas por todo el territorio, sino que ha fallado también lo más básico, simple y accesible, como es la difusión de la idea a través de las redes sociales.

La propuesta está calando, pero demasiado lentamente, en parte porque parece que tengamos el corazón de plástico y que por nuestras venas circule un fluido preparado para la ocasión que de forma clandestina haya sustituido a la sangre. Como pueblo somos extraordinariamente previsibles, y por lo tanto extraordinariamente susceptibles de ser conducido a donde ellos quieran llevarnos. Ellos saben que podemos estallar como el 15 de mayo de 2011 y que ese estallido nunca conducirá a nada porque lo que no sabemos es ni construir, ni organizar, ni mucho menos fiarnos unos de otros.

Para quitarme de encima de antemano la vitola de posible mesías, ya advertí en mi primer artículo sobre el Manifiesto 2012 que si se organizaba un partido político en torno a él, yo no estaría, al menos en los puestos de dirección. Pretexté amor a la siesta y era sincero, pero sabía bien que las acusaciones de mesianismo sólo iban a producirse en el caso de que el proyecto creciera y se mostrara amenazador para el sistema, y de momento no ha sido así, simplemente porque no somos capaces de organizarnos.

Los hombres y las mujeres que valen son los que nombró Bertolt Brecht y cantó Silvio Rodríguez, los que luchan toda la vida. Los que luchan un día están muy bien, y los que luchan unos cuantos días también. Estupendo, muchas gracias. Pero es preciso luchar toda la vida con toda la energía y toda la buena fe, y aún así puede que no lo consigamos. Mucho menos lo vamos a conseguir si continuamos pegados frente a nuestra pantalla de ordenador cambiando consignas durante tres horas al día en ese ghetto virtual donde cada uno de nuestros movimientos de ratón son espiados por el sistema y donde los estados de opinión son estudiados, tenidos en cuenta y aislados o neutralizados.

No sé qué más hace falta para que aceptemos el sacrificio de pensar y de trabajar y nos rindamos a la evidencia de que Facebook no es el mundo real. Puede que supiéramos reaccionar si los policías antidisturbios perdieran la cabeza, entrasen en nuestras casas, violaran a nuestras mujeres, apalearan a los hombres y robaran a nuestros hijos, pero claro está que estos procedimientos de los antiguos vikingos no los van a emplear contra nosotros los amos del mundo. Su blandura de hierro nos mece, atonta y conduce a placer sin levantar la voz y nosotros nunca seremos nada ni conseguiremos nada si no reconocemos que, por encima de la brutal perversión del sistema, el problema real somos nosotros.

José Ortega

________________________________

Captura de pantalla 2013-04-28 a la(s) 01.09.57

OBRAS LITERARIAS DE JOSÉ ORTEGA

Pulsa sobre la portada para conseguir la novela en amazon

Captura de pantalla 2013-04-28 a la(s) 01.12.22

Captura de pantalla 2013-04-28 a la(s) 01.17.43

Captura de pantalla 2013-04-28 a la(s) 01.19.48

Captura de pantalla 2013-04-28 a la(s) 01.21.27

Captura de pantalla 2013-04-28 a la(s) 01.22.57

Captura de pantalla 2013-04-28 a la(s) 01.24.48

MANIFIESTO 2012. CONVOCATORIA PÚBLICA A MÉDICOS, NUTRICIONISTAS Y TERAPEUTAS

Captura de pantalla 2012-12-25 a la(s) 22.12.51

@abogadodelmar

Los siguientes párrafos están extraídos de BREVE DISCURSO SOBRE EL FUTURO

(http://www.mediafire.com/view/?974b7dcvml6nr8p )

“Hay que acudir a las barricadas. Pero las barricadas de las que yo hablo no requieren ni apilar muebles viejos, ni acumular sacos de arena, ni preparar cócteles Molotov, ni ningún otro uso de la violencia, física o verbal. Tal como lo veo, las barricadas consisten en peinar las ciudades, los barrios y los pueblos con conferencias, charlas y coloquios dirigidos a asociaciones de vecinos, culturales y cualesquiera colectivos dispuestos a escuchar, preferentemente de personas atontadas eficazmente por el sistema.

Claro está que muchos ciudadanos conservadores o embebidos por la propaganda oficial ni siquiera acudirían a estas convocatorias y por eso es preciso orientarlas hacia los temas que sí les pueden interesar. No se convocará una charla sobre política ni revolución, sino sobre alimentación saludable. Y cuento aquí brevemente  mi experiencia.

En noviembre de 2006 intervine en un Congreso sobre pesca con una ponencia llamada Globalización y localización

Mi propósito era demostrar que el único pescado fiable para consumo humano es el pescado fresco del día, puesto que el resto contiene aditivos y productos no recomendables para la salud: El de granja puede presentar restos de antibióticos, el congelado una gran variedad de químicos, el salmón un colorante que perjudica la retina y el procedente de mareas en el Atlántico diversos agentes para prolongar su pretendida frescura. Como medio de defensa corporativa propuse la barricada, esto es, series de reuniones, charlas y conferencias con amas de casa para informarles de todo eso. Llegué a hacer una en el Ateneo del Cabañal, en Valencia. Ante la sala llena, mi objetivo era aterrorizar a todas aquellas personas y lo conseguí. Al inicio de la conferencia advertí que yo no era ni médico ni nutricionista, sino un abogado que quería denunciar la manipulación que sufre el consumidor con la finalidad de que las empresas agroalimentarias hagan estupendos negocios.

Tal y como está el paisaje, creo que cualquier cosa honesta que hagas es antisistema. Resulta chocante que empieces a hablar de la merluza y termines proponiendo un cambio en el sistema político, pero así es como funciona. Con esto no pretendo que los indignados se transformen en predicadores del pescado fresco, sino sugerir una fórmula para ganar la confianza de los destinatarios del mensaje y una vez la sala llena todo se vuelve fácil. Hay cientos de miles de millones (o trillones) de argumentos para exponer en una intervención sobre nutrición y salud de manera que resulte legítimo concluir poniendo en tela de juicio la forma en la que están funcionando las cosas con la fuerza de obligar obligar del BOE, el amparo de los políticos y la protección de la policía. Algunas de estas cuestiones las he comentado ya en MANIFIESTO POR UNA ECONOMÍA VERDE y TODO ES MENTIRA: La margarina no sólo no baja el colesterol, sino que daña el sistema cardiovascular, las frutas venidas de países exóticos son fumigadas con pesticidas prohibidos en Europa, el comercio mundial de productos de alimentación exige tantos conservantes que cada uno de nosotros se traga cinco kilos al año de agentes químicos, muchos productos de limpieza contienen estrógenos artificiales que causan cáncer en órganos sexuales, etc, etc. Esto nada tiene de manipulación. Se trata simplemente de seguir un discurso mental totalmente natural que lleve de lo particular a lo general, como se hace siempre.

Por tanto, la sugerencia es organizarse para formar a una serie (una serie muy numerosa) de conferenciantes capaces de transmitir ideas con fiabilidad y a continuación poner en marcha una red de conferencias sobre  nutrición y  salud que concluyan trasladando los mensajes que interesan. Todo se debe hacer con mucho tacto y es posible que convenga dejar que las cuestiones importantes surjan en el debate. Esto son los detalles para estudiar y planificar”.

A lo anterior debo añadir que las conferencias son un buen evento para que la audiencia firme el MANIFIESTO 2012, que desde luego no existía cuando escribí BREVE DISCURSO SOBRE EL FUTURO.  En junio planifiqué con una persona que vino a verme una de estas conferencias con amas de casa a fin de grabarla en video y utilizarla como patrón para que muchas otras personas (me refiero a personas que sean médicos o nutricionistas o terapeutas) se pongan al servicio de la revolución para hacer otras conferencias en otros sitios. No salió, pero puede que no haya necesidad si seguid mi propuesta.

Este artículo es una convocatoria a esos médicos, nutricionistas y terapeutas. Os pido que os pongáis a servir a la causa en reuniones con colectivos de escépticos y moderados (amas de casa, asociaciones culturales, comunidades de vecinos y demás) coordinadas con los representantes locales de MANIFIESTO 2012. Sabéis del tema mucho más que yo, que sólo soy un autodidacta como mucho.

Os dejo aquí abajo mi conferencia en el Ateneo del Cabañal. No hace falta que os traguéis todo el rollazo, pero ahi queda como referencia para los y las que tengan paciencia y un rato libre.

Muchas gracias.

LO VAMOS A CONSEGUIR.

 

 

MANIFESTO 2012 (ITALIANO)

Traducción de Anna Casonato Diamanti

MANIFESTO  2012    

I  CITTADINI  SOTTOSCRIVENTI  DICHIARIAMO :

– Essere disingannati per la infima qualità della democrazia, per l’incremento della corruzione politica e per l’assoluta assenza di autonomia dello Stato rispetto ai poteri economici.

– Asseriamo la nostra capacità di decidere e che  la nostra condizione di popolo  sovrano è irrinunciabile per poter scegliere liberamente il modo di organizzare la nostra convivenza nell’ambito politico, culturale ed economico.

– La nostra decisa volontà di fare rispettare pacificamente y suddetti diritti garantiti dalla Legge.

DENUNCIAMO :

– La assoluta mancanza di effettiva separazione dei poteri. Ragione per cui le decisioni politiche che ci riguardano sono adottate  nella pratica da due

enti privati, la cui contabilità e finanziamenti non sono accessibili al pubblico, costituiti dai partiti maggioritari installati a turno nel potere.

– L’asservimento dei poteri politici alla èlite economica internazionale.

– I procedimenti dittatoriali adottati da questa èlite per dirigere la nostra vita.

RIFIUTIAMO :

– Vivere da schiavi sottomessi al dogma della globalizzazione  dell’economia.

– Una política sociale, culturale ed economica imposta dalle banche e da altri poteri economici.

– La restituzione di un debito creato artificialmente.

ESIGIAMO UNA RIFORMA COSTITUZIONALE CHE :

– Elimini la dittatura dei due grandi partiti adottando misure concrete che garantiscano a tutte le opzioni politiche uguali possibilità di trasmettere il proprio messaggio politico agli elettori.

– Renda impossibile la corruzione applicando un procedimento che metta a disposizione permanente dei cittadini tutti i conti e i contratti delle Amministrazioni, degli enti pubblici e dei partiti politici pubblicandoli in internet e nelle biblioteche pubbliche.

– Garantisca la effettiva separazione dei poteri mediante:

a) La creazione di un ente del potere giudiziario indipendente dal potere esecutivo, con assegnazione economica e statuto proprio. Limitando altresì  le competenze del Ministero di giustizia alla gestione dei Pubblici Ufficiali di Giustizia e dichiarando  permanentemente incompatibile  l’esercizio  della giudicatura (o carriera giudiziaria) e l’attività politica.

b) L’elezione mediante suffragio universale, libero , segreto e diretto del Presidente del Governo e, separatamente, dei deputati del Parlamento.

-Stabilisca un sistema di voto diretto, che i cittadini effettueranno mediante CIE (carta d’identità elettronica), quando si tratti di approvare leggi riguardanti i diritti fondamentali della persona e le questioni di particolare rilevanza nell’ambito  della convivenza.

-Stabilisca le basi di una legge elettorale che garantisca un risultato elettorale per il quale il numero di  seggi assegnati  sia il fedele riflesso dei voti  espressi.

– Disponga la definitiva abolizione del Senato come organo inutile.

– Crei una Banca Nazionale che costituisca la base del credito tanto per cittadini e imprese come per lo Stato che potranno disporre del debito pubblico a basso interesse o a interesse zero.

– Attribuisca concrezione al diritto di accedere a una abitazione dignitosa, impedendo esecuzioni ipotecarie con disalloggio forzoso delle persone che non dispongono di una abitazione alternativa e determinando  un canone obbligatorio di affitto per i titolari di ipoteche esecutive.

– Impulsi  lo sviluppo e l’adozione generalizzata dell’energia libera con provvedimenti giuridici, sovvenzioni e permettendo la libera e gratuita disposizione dei brevetti  rendendoli di dominio pubblico.

– Proibisca l’utilizzo nell’ agricoltura dei prodotti geneticamente modificati e impulsi l’agricoltura biologica.

– Promuova e diffonda con effettività le norme di una alimentazione sana e nutriente, soprattutto nelle scuole, e riduca la distribuzione di alimenti contenenti additivi chimici artificiali nocivi alla salute.

– Stabilisca l’inclusione della medicina alternativa nella Sanità Pubblica.  Riduca l’utilizzazione di medicine di sintesi e impulsi con provvedimenti  efficaci l’investigazione di nuovi metodi di cure naturali a basso costo. Renda altresì di libera disposizione le patenti farmaceutiche esistenti per permetterne l’utilizzazione senza aggravio economico.

– Introduca uno stipendio massimo in tutti settori economici.

NON DESIDERIAMO  VIVERE  IN  UNA  SOCIETÀ  COMPETITIVA  E  DISUMANIZZATA.  NON  VOGLIAMO  ESSERE  UTILIZZATI  COME  PEZZI  INSIGNIFICANTI  E  SENZA  ANIMA  DI  UN  ENORME  INGRANAGGIO  ECONOMICO.  SIAMO  INOLTRE  DETERMINATI  A  DIFENDERE  LA    NOSTRA  LIBERTÀ   E  LA  NOSTRA  DIGNITÀ  DI  CITTADINI  OPPONENDOCI  ALLE  IMPOSIZIONI  DELLE  ÈLITI  ECONOMICHE.

 

EL MANIFIESTO 2012 EN LA REVISTA “CRÓNICA DE OLIVA”

66785_10200237868532382_396473770_n@abogadodelmar

Isabel Llorca es una persona coherente, valiente y trabajadora con la que he compartido la decepción y el desaliento pero también la esperanza. Es periodista y edita CRÓNICA DE OLIVA justamente en Oliva, una ciudad mediterránea junto a Gandía, en la comarca valenciana llamada de La Safor.

Isabel captó a la primera la idea de que no sólo somos el 95% en número, sino también en habilidades. Que no solamente servimos para hacer bulto, sino que debemos despertar a la realidad de que podemos aportar también lo que sabemos hacer mejor.  Y ha puesto su revista al servicio de la causa. Ahí tenéis la portada. Creo que es para felicitarla no sólo por su valentía, sino por su ingenio. Si lo veis bien, esto es FUERTE.

Hoy han propuesto en evento de Facebook creado por Miguel Rix (http://www.facebook.com/events/298250876962704/300565443397914/?notif_t=plan_mall_activity) poner a trabajar el arte. Un voluntario hará una CANCIÓN. Vamos a preparar cortometrajes y videos. Esto va demasiado rápido y ya no hace falta que haga precisamente yo el video que dije de las lecturas del manifiesto a cargo de varias personas.  Es mucho mejor que salgan de aquí y de allí.

Esto está marchando.

José Ortega

Abogado     abogadodelmar@gmail.com

¿OS PARECE QUE NOS PONGAMOS A ORGANIZAR LA RESISTENCIA HOY MISMO?

injusticia Bueno, ya está. Ha pasado algo que no estaba en el guión. En tres días la entrevista de la cadena SER ha tenido más de 18.000 visitas y mucha gente me está escribiendo para preguntarme qué es lo que se puede hacer para cambiar las cosas. Entended que lo que yo he contado lo sabe todo el mundo que piensa, no es nada nuevo. No he descubierto la pólvora ni soy el que más sabe. De hecho sé menos que la mayoría porque por razones de trabajo no tengo mucho tiempo para leer. El que realmente tiene mérito es el periodista que se ha atrevido a hacer algo así jugándose el tipo. Pero sea como sea la cosa ha salido así y estoy recibiendo muchos comentarios, mensajes, sugerencias, consultas y todo eso.

Yo francamente llevaba mucho tiempo sin escribir sobre la revolución porque me desencantaba el poco caso que los compadres y comadres habían hecho de la propuesta que escribí de reforma de la Constitución. Miguel Rix se ha quedado sin saliva de tanto difundir la propuesta, pero en mi portal sólo hay 125 descargas y en el suyo sólo 500. Su audiencia roza las 300.000 personas, o sea que percibo poca afición a la lectura por decirlo así. Por favor, que esto no se entienda como una forma de ignorar el curro que mucha gente del 15M y las acampadas se pega para poner en marcha iniciativas y proyectos, y la energía, buena fe y generosidad que le echan. Y lo mismo digo de las asambleas constituyentes. Respeto y admiro su trabajo.

Esto que voy a hacer a continuación me acojona un poco porque es fácil que sea malintrepretado. Es que resulta que a mi alrededor cada conversación se centra en lo mismo: En lo que está pasando. En la cafetería, en la cola de la farmacia, por la calle: No se habla de otra cosa, todo el mundo está preocupado  pero nadie sabe cómo resolverlo (o a mí me lo parece), ni siquiera los que están en la vanguardia de la cosa. Si echas un ratón en un cubo de agua, se pone a nadar en círculo hasta que le fallan las fuerzas y se ahoga. Esto es lo que estamos haciendo: Malgastar la energía en lamentarnos sin encontrar salida, y sobre todo caminando en círculo al limitarnos a decir No sin encontrar algo concreto y definido a lo que decir SÍ.

Ya escribí en el artículo anterior, previa petición de disculpas, que mi oficio es resolver problemas relacionados con la ley y todo eso.  Esta mañana me ha venido a la mente una imagen un poco idiota pero imagen al fin y al cabo. Imaginaba que me venía a consultar un asunto al despacho no un cliente, ni un colectivo de cien personas, como suele suceder, sino la Humanidad bajo la forma de una persona individual, digamos. La Humanidad se sentaba delante de mi mesa de trabajo y me decía, como tantas veces han hecho los clientes: Mire, tengo un problema que consiste en esto y quiero ver si se puede luchar y se puede resolver. En este caso, me transmitía el problema de que las élites económicas la estaban dejando hecha polvo, estaban marraneando el planeta, envenenando los alimentos, pervirtiendo el aire, degradando al ser humano y pisoteando la dignidad de cada uno de los habitantes del pedrusco giratorio.

Bueno, bien… Creo que sé cómo se hace. Perdonadme, no quiero ser pesado, pero aparte del rollo de los abogados tengo alguna experiencia en lo que llaman guerrilla urbana. En 2008 organicé a los afectados por la ley de costas de toda España, más o menos los llevé al combate y ganamos. Fui al Parlamento Europeo a defender a los débiles frente a los abusos del Estado y el Parlamento Europeo me dio la razón. Yo no soy ni caudillo, ni profeta, ni mesías ni nada de ese estilo. Soy uno más y sé que esto es un trabajo colectivo donde cada uno pone lo que puede, tiene y sabe. En este caso yo aporto mi experiencia para que si puede ser otros la aprovechen y pongan en marcha cosas si quieren y les parece bien. No entiendo cómo no hay otros que saben más que yo que no diseñan una solución y una puesta en marcha (puede que lo hayan hecho y yo no lo sepa: En ese caso pido disculpas), pero como estoy que ardo de mala leche y veo la solución, o creo que la veo, voy a hacer lo que pueda por ponerla en marcha.

Cuando estaba yo tonteando con mi imagen de la Humanidad sentada en mi despacho, el colmo ha sido una persona que me ha dicho esta mañana que si me decido a arremangarme en serio en la lucha por un mundo mejor, tendré ayuda. Me estaba hablando de una ayuda muy especial. Lo voy a  hacer. Con miedo, pero lo voy a hacer.

Cuando digo miedo no pretendo darme importancia sugiriendo que Rockefeller va a venir a por mí. Me refiero a mis conciudadanos. Mi experiencia con la Plataforma Nacional de Afectados por la Ley de Costas me ha enseñado que son mucho más peligrosos los que están contigo que los que tienes en frente. Del Gobierno sólo he recibido exabruptos y sugerencias a los afectados que venían a las Jefaturas de Costas con un problema de que ni se les ocurriera contratar al abogado José Ortega. Pero de los que estaban a mi lado, madre de Dios. Las puñaladas traperas iban y venían (vienen y van, quiero decir). O sea, que de lo que tengo miedo es de que los compañeros de lucha me acusen de hiperplasia benigna de ego,  de oportunista, desinformador, iluminado, infiltrado, reptiliano, lo que sea. Pero sé que tengo que pasar por eso, ya tengo una experiencia divina y cuento con ello.

Bueno va… La cosa es como sigue. Muchos comunicantes me sugerían la posibilidad de redactar un manifiesto que firmaran personalidades de prestigio. Yo no le tengo mucha afición a eso, me parece un pelo retórico. Pero he pensado que vale la pena probar y he redactado uno. No lo he consensuado con nadie porque no pertenezco a ningún colectivo.  Hago esto como creo que es mejor, como un abogado que intenta resolver un problema. No hay ningún motivo para que todo el mundo se tenga que tragar un manifiesto que haga yo. Es igual: Tomadlo como  maqueta. Se puede hacer otro, pero si queremos empezar ya es mejor quedarse con éste.

Este manifiesto lo he conseguido embutir en un folio y contiene unas declaraciones y unas exigencias, además de un espacio para firmas. Las exigencias sintetizan mi propuesta de reforma de la Constitución, que es lo que sinceramente (no sé si también ingenuamente) creo que necesita el país.

Como todo el mundo está cabreado y disconforme y todo el mundo pregunta qué es lo que se puede hacer, la cuestión es buscar la forma de concentrar toda esa inmensa indignación. Está muy bien si conseguimos que las personalidades importantes firmen el documento, pero estaría aún mejor si nos diéramos a nosotros mismos la oportunidad de canalizar la energía buena mediante actos concretos muy sencillos: Conseguir diez adhesiones al manifiesto. No precisamente de los que ya están convencidos, sino de los otros, de los que no saben ni quieren saber, de esos indiferentes que con su inercia permiten que todo siga igual: Tu abuela, tu vecina, tu tendero.

El objetivo es conseguir veinte millones de firmas. Sí, con chulería. Veinte millones para demostrar que es cierto que somos la inmensa mayoría y que las decisiones que valen son las nuestras. Los conversos firmantes que se presten, que consigan firmas también.

Como hay que coleccionar los papelitos, he puesto las señas de mi despacho para que me las mandéis. No por  protagonismo sino por práctica y sólo de momento. Sugiero que pongáis en marcha algún tipo de colectivo bien estructurado que se haga cargo de la cuestión. Pero sólo un colectivo con este proyecto, no dos o tres colectivos enfrentados entre sí por discrepancias artificiales, cada uno con sus papelitos y sus firmitas. Y tampoco sería práctico (aunque sí democrático) ponernos a discutir si al manifiesto le quito o le pongo una frase o una palabra: Es una herramienta de trabajo, no una obra literaria ni un compendio ideológico.

En todo caso, no puedo guardar esas cosas en mi despacho ni tampoco en mi casa. Tanto el uno como la otra serían asaltados y desvalijados en la medida en la que se viera que el número de firmas crece. Con cien firmas no hacemos nada, pero veinte millones de firmas pueden reventar el NWO y eso puede tener más fuerza que la división acorazada Brunete. Para simular un robo ordinario, los artistas se llevarían mis ordenadores y mis discos duros con todo el archivo del despacho y la perspectiva no me convence. Tendría que esconder los papeles en algún sitio y como la caja de seguridad de un banco me parece un lugar contradictorio (los bancos no nos gustan) pues… Se admiten, por tanto, voluntarios para albergar los documentos, mejor dividiéndolos para juntarlos sólo cuando llegara el momento. Lo idóneo creo que sería un valiente por provincia para guardar el tesoro en un sitio seguro, sea el corral, la casa de la abuela o el interior de una tumba vacía. Hasta que llegue ese momento, si llega, podéis mandarlos a mi despacho.

¿Por qué os tenéis que fiar de mí? No hay ningún motivo. El otro día estaba en una reunión donde un tipo que maneja una información total y absolutamente demoledora sugirió que yo podría ser un infiltrado del PP o del PSOE. No le llevé la contraria: El que se quiera fiar que se fíe y el que no, pues que no se fíe. Más simple imposible.

El plan:

-Pasamos los manifiestos a la firma y los recogemos.

-Si conseguimos un número digno de firmas, digamos más de diez millones, los presentamos en el Congreso con toda la publicidad que sea posible, especialmente de medios extranjeros (hacedme caso, que eso SÍ funciona. Lo sé por experiencia).

-Una vez hecho esto, no sucederá nada excepto que los políticos intentarán adaptarse a la situación a) Ignorando lo que sucede y fingiendo que no sucede o b) con declaraciones dulzonas y comprensivas repletas de aire.

-Entonces, sólo entonces, tendremos las bases para fundar un partido político que se presente a las elecciones con la reforma de la Constitución y la ley electoral como único programa. Se supone que todas las personas que hayan firmado el manifiesto deberían votar a ese partido, por lo menos en teoría.

-No contéis conmigo para figurar en ningún puesto de responsabilidad de ese posible futuro partido político. Esta es una declaración que hago por profilaxis pero también porque estar en esas cosas me da pereza y le tengo afición a la siesta. Militante de base puede ser, pero nada más.

-Imaginemos que el plan sale como una seda y no tenemos trampas, zancadillas, infiltrados, intrigas, mala suerte, pereza o cobardía. Ese partido consigue mayoría parlamentaria, forma gobierno, pone en marcha la reforma de la Constitución, activa una democracia verdadera y a toda velocidad convoca nuevas elecciones para que pase lo que tenga que pasar y gane quien tenga que ganar. Pero ese gobierno estaría obligado a cumplir la nueva Constitución reformada, cuyo contenido es para mí muy radical y sienta las bases de una sociedad justa y un medio ambiente limpio gobierne quien gobierne. Entre otras cosas, podría y creo que debería este nuevo gobierno convocar un referendum para elegir entre Monarquía o República. Pero las reformas de fondo antes y las de la fachada después (en mi opinión).

En caso de que todo se fuese conformando de manera correcta, no respondo de los asesinatos políticos que sin duda se producirían, ni de los accidentes imprevistos que esperan a los candidatos del partido en cuestión. No hace falta se profeta para verlo. Por eso pienso que habría que diversificar la responsabilidad evitando un líder carismático único que fuera comprable o asesinable.

Si nada de esto funciona y conseguimos por ejemplo doscientas mil firmas (que es lo mismo que nada) podremos mirarnos a la cara y decirnos que lo intentamos y que si no salió fue porque los conciudadanos a los que queríamos salvar (y salvarnos también nosotros) en realidad no merecían ser salvados. Y para celebrar esta convicción, propongo que nos hagamos una paella. Si la iniciativa no tiene eco, me quedaré igual y seguiré en esto, aunque creo que le dedicaré más tiempo a mi actividad de escritor.

Podemos empezar ahora mismo a regenerar la democracia y a destruir el Nuevo Orden Mundial. Aquí os pongo el texto y más abajo el papelito que hay que pasar a la firma, con las instrucciones a seguir. Sólo hay que imprimirlo y darle la tabarra a la gente.

Lo he llamado MANIFIESTO 2012. Es pura improvisación.

Y una cosa más: Si le recogéis la dirección de correo electrónico a los que firmen y la tengan, adelantamos mucho para poder conformar algo que funcione de aquí en adelante.

También sería conveniente que os hicierais unas fotos con vosotros y los manifiestos firmados para publicarlas en vuestro Facebook y por favor también me las podéis enviar si quereis para que las publique aquí.

Feliz revolución.

MANIFIESTO 2012

LOS CIUDADANOS FIRMANTES DECLARAMOS:

-Nuestra decepción con la baja calidad de la democracia, la creciente corrupción política y la nula autonomía del Estado respecto a los poderes económicos.

-Nuestra capacidad de decisión y nuestra innegociable soberanía como pueblo para decidir libremente la forma en la que queremos organizar nuestra convivencia en los ámbitos político, cultural y económico.

-Nuestra firme intención de ejercer los anteriores derechos mediante todos los medios legales y pacíficos.

DENUNCIAMOS:

-La no existencia de separación efectiva de poderes, lo que conduce a que las decisiones que nos afectan sean adoptadas en la práctica por dos entidades privadas, con contabilidad y financiación no accesible al público,  constituidas por los partidos mayoritarios e instalados por turno en el poder.

-La sumisión de los partidos políticos a la élite económica internacional.

-La dictadura que esa élite internacional ejerce sobre nuestras vidas.

RECHAZAMOS:

-Vivir como esclavos para servir al dogma de la globalización de la economía.

-Una política social, cultural y económica impuesta por los bancos y otros poderes económicos.

-La devolución de una deuda creada artificialmente.

EXIGIMOS Una reforma constitucional que 

-Ponga fin a la dictadura de los dos grandes partidos mediante medidas concretas que igualen a todas las opciones políticas en su capacidad de hacer llegar su mensaje al elector.

-Haga imposible la corrupción mediante el procedimiento de poner a permanente disposición de los ciudadanos, en internet y en las bibliotecas públicas, la totalidad de las cuentas y contratos de las Administraciones, los organismos públicos y los partidos políticos.

-Garantice la efectiva separación de poderes mediante

a) La creación de un ente del poder judicial independiente del poder ejecutivo y con presupuesto y estatuto propio, limitando las competencias del Ministerio de Justicia a la gestión de la Fiscalía,  así como la declaración de incompatibilidad indefinida entre la el ejercicio de la judicatura y la actividad política.

b) La elección mediante sufragio universal libre, secreto y directo, por separado, del Presidente del Gobierno y de los diputados del Congreso.

-Establezca un sistema de votación directa por los ciudadanos, mediante el DNI electrónico, de las leyes que afecten e los derechos fundamentales de la persona y a las cuestiones de particular importancia para la convivencia.

-Siente las bases de una ley electoral que garantice que el resultado de las elecciones en escaños es fiel reflejo del resultado en votos.

-Disponga la definitiva abolición del Senado como órgano inútil.

-Funde una Banca Nacional como doble base del crédito a ciudadanos y empresas y al propio Estado mediante la adquisición de deuda soberana a bajo interés o a interés cero.

-Asigne contenido material al derecho a una vivienda digna, impidiendo ejecuciones hipotecarias con desahucio de personas que carecen de vivienda alternativa y regulando un arrendamiento obligatorio para los titulares de hipotecas ejecutables.

-Impulse con medidas jurídicas y presupuestarias concretas el desarrollo y la puesta en marcha de energías libres, con cesión al dominio público de las patentes obtenidas, para su explotación libre y gratuita.

-Prohíba el empleo de transgénicos en la agricultura y fomente la agricultura ecológica.

-Promueva de modo efectivo los hábitos saludables de nutrición, especialmente en la escuela, y restrinja la distribución de alimentos con aditivos químicos artificiales peligrosos para la salud.

-Establezca el empleo de medicinas alternativas en la Seguridad Social, restrinja el uso de medicamentos de síntesis y fomente con medidas efectivas la investigación en nuevos procedimientos de curación naturales y baratos, con cesión al domino público de las patentes para su explotación libre y gratuita.

-Introduzca un salario máximo en todos los sectores de la economía.

No deseamos vivir en una sociedad competitiva y deshumanizada ni admitimos ser meros tornillos sin alma de un gran engranaje económico, y estamos resueltos a defender nuestra libertad y nuestra dignidad de ciudadanos frente a las imposiciones de las élites económicas.

 DESCARGA EL DOCUMENTO PULSANDO SOBRE ÉL CON EL BOTÓN DERECHO

manifiesto 2012

Aquí podéis escuchar una entrevista en la cadena SER, posterior a este artículo, donde explico el MANIFIESTO 2012:

Y aquí tenéis de nuevo la entrevista en la cadena SER sobre el Nuevo Orden Mundial:

 

El MANIFIESTO 2012 no es una improvisación escrita sobre un folio, sino la síntesis de un trabajo serio plasmado en una propuesta de proyecto de ley de reforma de la Constitución. Consultad el MANIFIESTO 2012 EXPANDIDO con las correlaciones de cada punto con la propuesta de reforma constitucional.

José Ortega

Abogado     abogadodelmar@gmail.com

PAZUZU (PASAJE DE EL ÁRBOL DE LA VIDA)

@abogadodelmar

 “El nombre diabólico de Pazuzu cayó sobre mí lo mismo que una maldición, como si fuera una garra que me sujetase, impidiéndome respirar. Allí, en el moderno, cálido y mundano rincón de un extremo de la cafetería, tras las seguras murallas de aquella Europa próspera, rica y medio atea, creí sentir nuevamente la súbita aspereza sobrenatural de aquella racha de viento del desierto”.

Pasaje de EL ÁRBOL DE LA VIDA

Disponible en AMAZON

http://www.amazon.es/EL-%C3%81RBOL-VIDA-ebook/dp/B00AB7WTT2/ref=sr_1_7?s=books&ie=UTF8&qid=1353702386&sr=1-7

Página en Facebook:

http://www.facebook.com/pages/El-%C3%81rbol-De-La-Vida/136214466529310?fref=ts

José Ortega    abogadodelmar@gmail.com

___

 portada nueva el arbol de la vida

PÁGINA DE AUTOR DE JOSÉ ORTEGA EN AMAZON

http://www.amazon.com/Jos%C3%A9-Ortega-Ortega/e/B001K15WJM

José Ortega

EL ÁRBOL DE LA VIDA

Es un misterio cómo los hilos de la vida se enredan y mezclan como un potaje. Siempre tuve clara de mi experiencia personal como la tensión entre dos opuestos: El traje de chaqueta y los vaqueros. La abogacía y la antropología. La disciplina y el placer. La obligación y el juego. No me pasaría si no fuera abogado y arqueólogo, pero la cosa salió así y no lo puedo cambiar.

En los años dos mil se produjo un hecho singular: Los dos polos convergieron y se fundieron cuando encontré la forma de ejercer el Derecho luchando en favor de los humildes y en contra de los poderosos. Siempre me hicieron bostezar las conversaciones sobre dinero y ganancias habituales ente abogados, pero ejercer esta profesión por los valores, no por los intereses, es algo que tiene sabor y proporciona satisfacción.

EL ÁRBOL DE LA VIDA es una novela y un caso raro de nueva confluencia. Como pone en mi perfil de este blog, lo inicié para difundir mi trabajo (por llamarlo de alguna manera) literario. Pone también que tuve que transformarlo en un blog de la revolución porque la realidad se impuso. De nuevo dos aspectos muy opuestos: El rollo literario y la lucha por un mundo mejor.

Ambos aspectos convergen en EL ÁRBOL DE LA VIDA y he tardado años en darme cuenta. Empecé a escribir esta novela en 1999, cuando nada sabía de los iluminatis pero ya tenía enfocada la antena hacia la manipulación, la mentira, la dominación y el control de la opinión pública por parte de unos pocos. Después de tanto convivir con mi novela Gilgamesh y la muerte, que relata la búsqueda de la inmortalidad, quería escribir una historia contemporánea sobre ese mismo tema.  Y la obra es, en efecto, una novela contemporánea sobre la inmortalidad. Pero es mucho más.

He trabajado todo lo posible con los mitos mesopotámicos y la literatura oriental. En el tribunal de mi tesis de licenciatura había tres miembros, dos de los cuáles eran asiriólogos, es decir, traductores de sumerio, akadio y asirio. La tesis doctoral que no me dejaron leer por poco académica (“Una topografía del más allá”, título chulesco) daba vueltas y revueltas en torno a los mitos de Mesopotamia.

 Con todo aquel estudio entendí la desmedida influencia de los mitos en general sobre el ciudadano moderno. Con respeto, afirmo que a mi juicio Israel hace lo que hace y como lo hace porque sus ciudadanos creen a pie juntillas el mito de que son el pueblo elegido. Están condicionando la historia del mundo sólo por algo que pone en un papiro medio corroído. Como ya he escrito en otra ocasión, los primeros colonos que llegaron a fastidiar Norteamérica creían estar repitiendo la poco edificante historia del Éxodo, cuando Yavé se convirtió en el patrocinador del genocidio, especialmente en Jericó, donde ordenó no dejar con vida ni a mujeres ni a niños.

Por eso pensé que si las raíces de una buena parte de nuestro comportamiento se hunden en mitos, el descrédito de esos mitos podría tener efectos imprevisibles en el ahora. De ahí la hipótesis de la que parte la novela: ¿Qué sucedería si de pronto se descubriera que la Biblia no es más que una copia de textos mesopotámicos anteriores? ¿Desaparecería la religión cristiana? ¿Puede suceder una cosa así en unos momentos como éstos, en los que según Nostradamus se avecina la llegada del Anticristo? ¿No forma parte este cambio del proceso que están cocinando los Iluminati?

Nostradamus

Veréis, a mi no me interesa la llamada intriga cultural. Al principio leía a mi paisano Pérez Reverte como todo el mundo. Pero lo corté de raíz después de que mi madre,  a pesar de que me ama, me regalara el Código da Vinci por mi cumpleaños. No quiero poner a nadie a caer de un burro y por eso me limito a declarar que desde entonces dejé de interesarme por el género y añado que me pone enfermo entrar en una librería y ver las mesas de novedades llenas de este tipo de historias, muchas de ellas editadas por Berlusconi por si no lo sabéis: la hermandad secreta del Vaticano, el sello de los templarios, los manuscritos del nosequé nosecuantos…

Arturo Pérez Reverte se refería a sí mismo como ávido lector de todo tipo de novelas de aventuras y ponía como ejemplo Los tres mosqueteros. Al escucharlo temí que algo hubiera fallado en mi formación, porque en clase de literatura aprendí que eso era literatura menor y me decidí por otros libros. No juzgo, no sé si hice bien o mal, pero es lo que hice.

Quizá por eso puedo abrigar la esperanza de que EL ÁRBOL DE LA VIDA no sea una intriga cultural. No es una novela de diseño. No es una historia montada para ser un best seller. Ni el encargo de una editorial. Ni el modelo de entretenimiento que le gusta a Berlusconi. Es una historia nacida de la necesidad de expresar lo que pienso y siento. Esa necesidad es la que me ha llevado a que converjan en este trabajo aquellos dos polos, el de escritor y el de abogado crítico con el sistema. La novela puede leerse como una historia entretenida o como metáfora de los inquietantes peligros a los que todos estamos sometidos. Si al final juzgáis que se trata de una intriga cultural más, lo consideraré un fracaso.

La vida, además de ser un misterioso maestro al mezclar los hilos, lo es también al disponer las relaciones personales,  el calendario y lo que toque.  Lo hace para que todo encaje con precisión de relojería. Yo iba a publicar en estos días EL ÚLTIMO SUEÑO DE LA MARIPOSA, pero ha surgido un problema con la editora.  Vamos a dejar al margen los motivos, que no vienen al caso. El caso es que ni edita ni me deja editar después de haber anunciado a medio mundo que la novela saldría en diciembre. La misma noche en  que se consumó la ruptura volví a casa  y me sumí en los misterios de Amazon. Curiosamente encontré en seguida lo que buscaba (y que ya había buscado antes sin encontrarlo): Cómo subir y vender libros con estas personas tan simpáticas. Así que me pasé el siguiente fin de semana sin ver la luz, dedicado a corregir el manuscrito por vigésima vez, y lo subí antesdeayer. EL ÁRBOL DE LA VIDA ya está lanzado y estará disponible muy pronto, en cuanto los muchachos terminen la revisión.

Sólo cuando estaba corrigiendo me di cuenta de las alusiones que contenía la novela al cambio de ciclo en 2012, algo que había olvidado. Cuando empecé a escribirla, en 1999, quería relacionar la historia con la fiebre del milenio pero eso pasó. Con la última revisión, en enero de 2011, apunté hacia el fin del mundo según el calendario maya, aunque sin convertir esto en absoluto en el centro de la historia.

Si hubiera seguido adelante con EL ÚLTIMO SUEÑO DE LA MARIPOSA, ni me habría enterado de que se me pasaba el tiempo para sacar EL ÁRBOL DE LA VIDA a las puertas del 21 de diciembre de 2012. Es la grave crisis surgida con aquella novela lo que me empujó a resucitar este manuscrito. Son ya muchas las veces que he repetido por ahí que no puedes saber si las desgracias que te ocurren son malas o buenas hasta que vuelves la vista atrás y lo ves con perspectiva. En esta ocasión ha sido instantáneo: He mirado atrás y puedo decir que esta crisis con la editora es lo que me ha permitido sacar EL ÁRBOL DE LA VIDA en el momento justo. Y en libro electrónico, porque en papel no llegaría a tiempo. Como si todo estuviera cronometrado y diseñado de antemano de forma muy precisa. En todo caso, doy las gracias de corazón a las personas que han originado este problema, porque de él ha nacido mi suerte. Ni el más fiero ejecutivo de Planeta lo habría planificado mejor.

Esta historia es también una historia de sentimientos, de amor y de lujuria. Me gusta escribir novela psicológica, siempre lo hago. Te introduces en la mente del personaje y él te dice lo que cree, lo que desea, lo que piensa. Te transformas en su compañero, como si estuvieras leyendo su diario o te contara lo que le pasa en el fondo de una cafetería.

Aún no sé cómo he sido capaz de escribir una historia de amor sin que salga cursi. Es un amor de éstos que se te va metiendo por dentro sin darte cuenta. Yo creo que lo he conseguido. A mí me fascina esa parte.

El héroe es un arqueólogo moderadamente joven, pero no penséis en Indiana Jones, por favor. Tiene más de antihéroe porque en seguida vais a ver que duda y sobre todo que ansía.

Ansía, sí. La vida se le resiste, él busca su oportunidad, no sabe si al arriesgarse está haciendo el idiota o si obtendrá recompensa. Lo veremos dudar y tropezar, pero sus dudas y tropiezos trazan un camino. Los aficionados del Atlético de Madrid conocen bien (aunque no precisamente en estas fechas) la particular nobleza y dignidad del héroe derrotado. El héroe que triunfa goza de otro tipo de gloria, algo muy distinto. Esta nobleza y esta dignidad son las que envuelven a mi héroe durante gran parte de la novela. Hasta que sucede algo.

En aquel lejano 1999 me bajé de internet un curso de akadio para poder escribir esta novela, cuya trama gira en torno a una tablilla que nadie puede traducir. No es que me haya vuelto experto, sólo cogí de allí unos cuantos datos que proporcionan a la historia valor documental. Un curioso libro que tengo por aquí, de un asiriólogo del Vaticano, me sirvió para enterarme de cómo se firmaban los documentos en las tablillas de arcilla. Esto lo usé para describir la llamada Tablilla X, un documento que se mantiene inexpugnable hasta que un anciano, modesto y particularmente misterioso monje franciscano es llamado de la profundidad de su misión en la selva amazónica.

Hay aquí muchos elementos autobiográficos y algunos otros mágicos. Soy yo mismo el joven que acudió a la casa de un monje franciscano (éste mucho más joven)  respondiendo a un anuncio en el que se ofrecían clases particulares de akadio y ugarítico. A esta persona real la transformé en personaje y su casa en atrezzo. En cambio un personaje de la novela se me transformó un día en persona real. Fue en Huelva, en noviembre de 2008. Entiendo que aparte de Los tres mosqueteros habéis leído Niebla, la novela de Unamuno, o al menos sabéis de qué va. Va de un personaje que visita a su autor para plantearle ciertas cuestiones. Esto me sucedió. Yo inventé a Gloria, una operadora de video suiza, rubia, pelo corto, gafas, delgada, pantalones vaqueros, camisa suelta, treinta y pocos. Y nueve años más tarde (el número de la Diosa) apareció. No había olvidado su cámara y su trípode. Estaba allí, era ella. Luego publicaré otro post llamado DE CENA CON DIOS donde cuento esta experiencia.

Al fin, todo se reduce a la reflexión que hace uno de los personajes. Nuestro mundo, nuestra fe, nuestras convicciones, siguen dependiendo de un pedazo de barro escrito.

José Ortega

@abogadodelmar   abogadodelmar@gmail.com   http://www.costasmaritimas.es

 

 

ESCUCHA A MIGUEL RIX

@abogadodelmar

El pasado sábado me encontraba a punto de entregarme en cuerpo, mente y espíritu a la querida, respetada, ansiada, necesaria, muy valorada y siempre añorada siesta, cuando vi un mensaje que me había mandado Miguel Rix por el feisbuc: Que si quería participar ipso facto en la sección de humor de su programa de radio para burlarnos un poco de nuestros tiranos. Improvisando con él y con su colega El Hereje. Sí, improvisando. Con unos casi profesionales de la risa.

Como persona cabal y seria que soy, como abogado riguroso y formal, como ciudadano responsable y respetuoso de la autoridad, dije que y nos enfrascamos durante una hora a algo que no os puedo revelar pero sí recomendar.

Miguel Rix es un caso raro de coherencia. Hace lo que predica, cree en lo que dice, analiza bien, comenta mejor, escribe música buena, la interpreta con talento y además resulta que tiene unas cualidades cómicas muy necesarias en tiempos de tragedia.

Cuando terminó la cosa seguimos con otra entrevista sobre la nueva Constitución, repasando las regulaciones más importantes que incorpora para atraer una democracia verdadera a nuestra amada Patria.

Creo que no podréis ser felices si no escucháis mañana su programa de radio, cuya audiencia roza las trescientas mil personas personas buenas (incluye este número a cuatro o cinco espías del Ministerio del Interior y colegas de otros departamentos que también son buenos aunque puede que estén pendientes de descubrirlo).

Copio aquí el anuncio:

Este miércoles 23/05, a las 22h (hora española) escucha el especial RECUPEREMOS LA SOBERANÍA DE NUESTRO PAÍS

SALUD y LIBERTAD, 2 horas de radio LIBRE con Miguel Rix

Toda la info en el evento: https://www.facebook.com/events/231753910272838/

DIFUNDE ESTE EVENTO, ES IMPORTANTE…Contamos contigo!!!

LA MARCHA ARCOIRIS LLEGA A FERRAZ

@abogadodelmar

Selena Palenciano sintió una leve irritación al escuchar su teléfono móvil. Se estaba maquillando, pintando y acicalando para la rueda de prensa, y en ese trance tan delicado le disgustaban las interrupciones. Incluso aunque vinieran del jefe.

-Dime Manfredo -soltó con disgusto, pegando el auricular a la oreja.

-¡Has visto las cuatrocientas personas que hay en la puerta? -escuchó. La voz parecía extrañamente agitada.

-¿Cuatrocientas personas…? -repitió Selena, que no había visto a nadie.

-Bueno, perdón… Cuatrocientos perroflautas, quiero decir.

Selena Palenciano emitió una tosecita para darse tiempo ordenar sus ideas. Perroflauta era igual a enemigo. En su imaginario, la imagen del joven con rastas y chanclas, posiblemente sin duchar, evocaba el miedo ancestral a las hordas orientales de ojos rasgados.

Notó cómo se le tensaban los músculos de la nuca, como aprestándose al combate.

-¿Una manifestación? -aventuró.

-Es mejor que bajes -se imitó a ordenar el número uno.

Esto le produjo mosqueo a la número dos. El aparato del partido sabia que ella debía estar a la par mona y e implacable en las ruedas de prensa. Una cosa de nada servia sin la otra. No entendía qué podía ser más importante que eso.

-¿Qué quieren de nosotros cuatrocientos perroflautas? ¿Por qué protestan? -preguntó Selena  enérgicamente nada más entrar en el despacho del jefe.

Manfredo la miró con unos ojos lastimeros que a ella le produjeron alarma.

-Ahora ya son cuatro mil -dijo por toda respuesta.

Selena no comprendía. No dijo nada, se limitó a mirar fijamente a su líder.

-No llevan pancartas, ni corean, ni maldicen. Se limitan a conversar entre ellos mismos. Parece la cola del paro -completó Manfredo, expresando sus pensamientos en voz alta.

Selena se asomó furtivamente al ventanal. Vio mucha gente. Demasiada. Y para colmo todos parecían contentos, lo que le pareció particularmente inquietante. Algo estaba pasando. Algo más bien turbio, y lo que más le molestan era no entender.

-No son cuatro mil. Por lo menos veo diez mil -comentó alarmada.

Mientras Manfredo Alférez  Burralcava miraba a su alrededor desorientado, sonó el teléfono de su escritorio.

-¿Sí…? ¿Ya sabéis lo que quieren? -dijo en el terminal, con una ansiedad a la que no acostumbraba.

Selena supo que algo iba definitivamente mal. Acababa de ver el pánico asomarse a los ojos de aquel hombre que había superado todas las batallas, que acababa de salir triunfador en un congreso con mucho suspense y que comenzaba a frotarse las manos ante la bajada de popularidad del gobierno de Afananda Pandillar a causa de sus recortes, subidas de impuestos y medidas impopulares.

-¿Qué piden…? -preguntó Selena- ¿Lo de siempre, reforma de la ley electoral, que les faltemos al respeto a los bancos…?

Manfredo negó con la cabeza y a ella le pareció que lo había hecho tristemente.

-¿Democracia real, quizás..? -insistió ella, sonriente, buscando refugio en el sarcasmo ante la tragedia que olfateaba.

Selena nunca supo si su líder se disponía a contestar o a llorar, porque lo interrumpió una nueva llamada telefónica, pero esta vez Manfredo activó el manos libres.

-Ahí afuera hay cincuenta mil personas y no todos son perroflautas -se escuchó decir- . Detectados incluso dos notarios indignados. Pero eso no es lo peor.

Manfredo tomó aire y se preparó para la sentencia de muerte.

-Cinco mil personas en la puerta de la sede de Zamora, más de cuarenta mil en Barcelona, veinte mil en Valencia, en Cartagena doce mil… Tengo datos de Arrecife de Lanzarote, Ceuta…

-¡Basta…! -exclamó Manfredo- ¿Qué diablos quieren?

El silencio al otro lado del teléfono resultó ominoso. Selena y Manfredo podían percibir al otro lado un jadeo nervioso.

-Quieren… Ejem… Quieren inscribirse en el partido.

Manfredo puso los ojos en blanco, cortó la comunicación y guardó un obstinado silencio.

-Esto me huele a chamusquina -proclamó Selena, con tono de estratega de opereta.

-¿Chamusquina…? -repitió Manfredo, burlón- Estamos muertos.

Pálido como la cera, se puso en pie y miró por la ventana. Estaba totalmente aterrado. Lo menos sesenta y cinco mil almas estaban haciendo cola para convertirse en militantes del partido que él gobernaba, y lo mismo estaba sucediendo en todo el país.

Por un instante soñó. Se percibió como un caudillo bueno y valeroso que movía multitudes después de su triunfo sobre Carmelita Cachón. Imaginó por ese corto instante que todas aquellas gentes acudían atraídos por su liderazgo.

Pero su sueño se disipó enseguida.

-Es una conspiración -murmuró en voz baja.

Al fin había entendido lo que sucedía. Había entendido que había un plan. Un plan para noquear de un solo golpe a uno de los grandes partidos y terminar con la democracia.

-Perdona pero no compren… -empezó a decir Selena, pero la centelleante mirada de Manfredo la silenció.

El aviso de mensajería sonó de pronto en su móvil. Según estimaciones urgentes recopiladas en todo el país, 850000 personas estaban demandando en ese mismo momento ser militantes del partido.

-Es el fin -proclamó, alzando sus ojos a los de su segunda.

-¿Por…? -preguntó la interfecta, cuya mente parecía moverse con particular pereza.

Manfredo se derrumbó en su sillón y contempló sus efectos personales y útiles de trabajo, dispersos por la mesa, como si lo hiciera por última vez.

-Tengo que hablar con Rajohoy -proclamó, ignorando la pregunta de Selena.

A ésta se le escapó una mueca de repugnancia.

-¿A Rajohoy? ¿Por qué…? Es una cuestión de partido.

-Es una cuestión de Estado -corrigió Manfredo con autoridad.

A continuación marcó lúgubremente.

-¿Marciano….? Perdona pero es urgente. No… Dile a Botón que espere, esto es más importante. No te molestaría si no fuera… Espera que pongo el manos libres.

-Oye que Botón te manda saludos, y que a ver cuando quedamos los tres para comer -comentó alegremente Marciano Rajohoy,

Manfredo ni se  molestó en contestar. En seguida pasó a informar de la situación a su camarada.

-¿Y eso qué significa? -preguntó Rajohoy, que no entendía por qué su amigo Manfredo  le contaba todo aquello, y menos si con eso estaba haciendo esperar a Botón.

-¿No lo ves? -dijo Manfredo, elevando el  tono de voz-. Una mente maquiavélica ha planeado al destrucción de la democracia tal como la conocemos. Y el plan se esta ejecutando ahora mismo.

-Pero hombre… Si quieren entrar en tu partido déjalos… ¿Que problema hay? -objetó Rajohoy.

-Marciano… Puedo leer sus mentes, soy químico y muy inteligente -respondió Manfredo-. Quieren entrar en el partido y utilizar sus mecanismos internos democráticos para elegir un Comité Federal controlado por ellos y…

-¿Y…?

-Y hacerse con el control para imponer su concepto de democracia.

A otro lado de la línea, a Marciano parecía haberse atragantado.

-Pero eso es terrible, las implicaciones… ¡Pondrán a Punky con cresta como Presidente del Gobierno!

-Es el fin, Marciano. Tú y yo pertenecemos a una especie próxima a la extinción.

-Oye, oye -protestó Rajohoy- , que yo acabo de empezar.

-Esto se acaba, querido amigo. Nuestro  tiempo ha pasado -Manfredo tomó aire en un largo y sentido suspiro- . Se harán con el Comité Federal -continuó, y parecía que cada una de sus palabras pesaba una tonelada-, nombrarán un nuevo Secretario General, designaran sus candidatos, reformarán la ley electoral, implantarán las listas abiertas…

-Por favor, no sigas… -exclamó Marciano, que acababa de experimentar un acceso de vértigo y se sentía repentinamente mareado.

-…Arrasarán en las elecciones, formaran gobierno, reformarán la Constitución…

-Pero hombre… -protestó Marciano- Si no tienen ni idea, si solo saben protestar y quejarse y además son unos perrofla…  -de pronto se interrumpió y guardó un momento de silencio, como si estuviera reflexionando a toda velocidad. Entonces añadió: -Botón no lo permitirá.

-Dile a Botón que venda el banco y se vaya a algún sitio donde se respeten la democracia y a los multimillonarios, que como los dos sabemos son la misma cosa.

-Pero Manfredo… -se lamentó Selena, que escuchaba la conversación y estaba a punto de llorar. Se había preparado excelentemente bien la rueda de prensa, en la que debería tachar al gobierno de insensible, involucionista e incompetente por tomar medidas antisociales que su propio partido habría tomado si estuviera gobernando. Empezaba a temer que su discurso nunca tendría lugar.

-Adiós, Marciano -proclamó solemnemente Manfredo-, quiero que sepas que siempre te respeté. No te amé, pero te respeté.

Manfredo colgó en el mismo momento en el que entraba en la sala Mamón Juergagui, muy agitado.

-¿Lo has visto? ¿Qué vamos a hacer? -preguntó mientras abría la puerta de par en par.

Manfredo Alférez Burralcava ni siquiera respondió. Estaba empezando a sentirse profundamente deprimido. Ante el extraño silencio del jefe, Mamón Juergagui se quedó parado. Nadie se atrevía a despegar los labios.

-Un momento, un momento -interrumpió Selena de pronto-  Somos tontos, ¡pero si no pueden entrar! Para ser miembro de nuestro partido hacen falta los avales de dos militantes, ja ja. Huy qué susto que he pasado, por Diosssss.

Mamón Juergagui la miró sombrío

-Los tienen.

-¿Cómo? -casi gimió Burralcava, alzando a él unos ojos implorantes.

-Nosotros también tenemos infiltrados en nuestras propias filas -respondió Juergagui tristemente.

-Eso no es posible.

La voz del líder era casi un lamento. La realidad que crecía a su alrededor era demasiado espantosa, se parecía excesivamente a una pesadilla.

-Lo es. Durante meses estuvieron colando militantes nuevos a los que llaman durmientes. Tenían buen curriculum, obtenían los avales, entraban y se mostraban discretos y disciplinados. Pasaban todos los exámenes ideológicos: reconocían la supremacía de los bancos sobre la sociedad y la sumisión del Estado a los poderes económicos, clamaban por la privatización de los servicios públicos, admitían que el partido debe guardar lealtad a las farmacéuti…

-Vale, vale… Esa parte ya la sé -cortó airado el líder.

-Son los durmientes los están proporcionando los avales -completó Juergagui, solícito.

Los tres quedaron nuevamente mudos. Sus cerebros funcionaban a pleno rendimiento, pero no llegaban a ninguna conclusión.

-Decidme una cosa… -pidió de pronto Manfredo- ¿Cómo es posible que nuestros infiltrados en SUS filas, en sus asambleas y en sus acampadas no nos hayan informado de esto? ¿Qué es lo que han estado haciendo?

-Porque durante todo el tiempo los perrofla… Los rebeldes los han estado engañando. Los hacían creer que habían conseguido su objetivo de fomentar la discordia con esa división interna y lucha de egos que tan buen resultado nos ha dado siempre, pero entretanto la células verdaderamente activas estaban trabajando en secreto y elaborando este plan.

Manfredo Alférez Burralcava estaba crispando los puños, aunque apenas se daba cuenta.

-¿Vale y podéis decirme por que diablos no se ha detectado nada de esto en Facebook? -casi chilló. Pero en realidad ya sabía la respuesta. O más bien la temía.

-Porque sabían que Facebook estaba lleno de espías, ojeadores y observadores. Para librarse de ellos utilizaron tácticas de los maquis y los partisanos.

-¿Cómo dices, Mamón? -preguntó Selena Palenciano, boquiabierta.

-Sus comunicaciones por Facebook eran un señuelo. Se pasaban notas escritas en papel con la información buena, y  se las entregaban unos a otros en parques, jardines, polideportivos y cafeterías.

-¿En papel? -repitió Selena, admirada, al tiempo que trataba de evocar a última vez que hizo una cosa tan primitiva, escribir en papel. No lo consiguió.

-En eso no habíamos pensado -observó Manfredo.

-Por eso precisamente usaron esos métodos -concluyó Juergagui, y añadió:- La operación tiene un nombre en clave. La marcha arcoiris.

-Entonces… entonces ha llegado nuestro fin -proclamó Selena, de forma desgarradora aunque algo teatral.

Manfredo se puso a pasear por la estancia y por fin se atrevió a mirar de nuevo a la calle, a las más de cien mil personas que esperaban, en un alegre y confiado tumulto que casi  llegaba hasta Vallecas según le habían informado, y trató e imaginar el futuro que esperaba a aquel país al que tanto amaba. Un horrible futuro a la islandesa en el que las bases mismas de la civilización, es decir, la banca, las compañías de seguros, las empresas químicas, farmacéuticas, agroalimentarias, petrolíferas y armamentisticas serian diezmadas, y en el que héroes iletrados con rastas, tatuajes y anillos en la nariz profanarían los selectos santuarios del poder y formarían un gobierno que acto seguido se empeñaría en locuras como poner en marcha energías limpias, gratuitas y renovables, acabar con las fumigaciones, liquidar la contaminación, la injusticia, la desigualdad y la guerra. Tontos ignorantes que no se daban cuenta del inmenso desempleo y la debacle económica a que iba a dar lugar todo eso.

Entonces, contemplando a aquella plebe tan feliz y convencida, sin previo aviso, Manfredo Alférez Burralcava recordó su lejana juventud, cuando la democracia era un ansia y la libertad una necesidad. Cuando la manipulación, la mentira y la injusticia le parecían intolerables y se había comprometido por un ideal completamente limpio.

Aquellas huestes se apoderarían de su partido y le devolverían su primitivo carácter indómito. Sin condicionantes, sin dueños, sin limites. Y de pronto se sintió más cansado que nunca en su vida, pero con el dulce cansancio de quien se retira de buen grado, feliz de que otros le sustituyan y confiado de nuevo, como al principio, en el definitivo florecer de la libertad.

Nadie vio la leve sonrisa que se insinuó en su boca. De hecho él mismo la eliminó tan pronto como fue consciente de ella.

COMENTARIO DE TEXTO

En relación con la propuesta de Constitución que he escrito, muchos me preguntan cómo se puede conseguir su implantación. Esto es mucho pedir, desde luego. Se puede decir que es la almendra del tema y lo verdaderamente difícil de conseguir. En el mundo de la empresa pasa lo mismo: Tener buenas ideas es relativamente fácil. Lo difícil es ponerlas en práctica y hacer que funcionen.

Os voy a contar dos precedentes que no dejan de tener interés para esta cuestión. El primero es un litigio civil que me tocó defender cuando estaba ya bastante avanzado, porque la señora me lo trajo después de la renuncia de su anterior abogado. La cosa era que una sociedad anónima le estaba reclamando una cantidad de dinero inmensa y además la documentación estaba clara y prácticamente no había nada que hacer. Que la deuda obedeciera a una manipulación y un engaño, como así era, no viene al caso. La realidad es que el asunto estaba perdido y yo me puse a cavilar a ver cómo podía darle la vuelta a la situación. Y encontré la manera. La sociedad anónima estaba repartida entre esta señora, sus hijos y su ex-marido, que era, como administrador legal, el causante del follón. Lo que hice fue quitarle a ese señor la tierra debajo de los pies montándomelo para que los hijos transfirieran sus acciones a la madre, con lo que ésta conseguía mayoría, y a continuación destituyendo al administrador, nombrando administrador a mi clienta y finalmente presentando desistimiendo de la demanda.

El otro ejemplo está relacionado con una conferencia que daba en Alemania un viejo político de ese país ante un público tan joven como escéptico. Uno de estos jóvenes tomó la palabra para recriminar al conferenciante que la política estaba llena de corrupción y no valía la pena. La respuesta fue: “Entonces entren ustedes en política y arréglenlo”.

Se ha discutido mucho sobre si hay que hacer o no un partido político para canalizar todo el pensamiento crítico que se liberó a partir de 15.05.2011. En determinados contextos, hablar de ello es romper un tabú muy sagrado porque formar un partido se considera la mejor forma de que todo el movimiento sea absorbido por el sistema. Yo estoy de acuerdo con ese pensamiento, pero estar parado quejándome de todo lo que me rodea es algo que me aburre. Algunos han dado el paso adelante y han registrado y puesto en marcha un partido que ellos mismos saben que nunca llegará a nada.

Hace meses que pienso (más bien fantaseo) en la posibilidad retratada en el relato que os he puesto: Que todos los hombres y mujeres de bien que salimos a la calle la pasada primavera ingresemos masivamente en cierto partido que vosotros sabéis, que ya cuenta con unas estructuras de poder más que engrasadas, a fin de utilizarlo para traer a nuestro país la libertad, la democracia y la independencia de la tiranía de nuestros amos.

¿Sabéis lo que es el traspaso de un local de negocio? Pepita tiene alquilado un bajo destinado a peluquería y cuando se jubila lo traspasa a Juanita, que continúa peinando y pagando el mismo alquiler que Pepita. El traspaso tiene un precio que Juanita debe abonar a Pepita porque con él está pagando la clientela de la que la nueva peluquera va a disfrutar. Se conserva (si se quiere) el rótulo del establecimiento y toda su apariencia externa y todo sigue adelante felizmente entre champús, peines, tijeras y secadores.

Juanita puede también elegir otra opción como es poner con mucho sacrificio, una peluquería propia. Pero quizá tendrá pocos clientes porque a ella no la conoce nadie y porque el público sigue acudiendo en masa a la peluquería Pepita.

Con nuestra situación pasa lo mismo. Podemos fundar un partido que no peine a ninguna señora o podemos apropiarnos de la clientela del PSOE, con la diferencia de que lo haríamos gratis, es decir, sin pagar traspaso. Lo único que se requiere es organización, cosa que ni tenemos ni tendremos, por lo que imagino que esta idea se quedará por siempre en el delicioso y sublime campo de las ideas.

Es bastante fastidioso que tengamos que considerar utópico un objetivo que sólo depende de nosotros mismos, porque somos nosotros los que carecemos de la capacidad de organizarnos. De esto no podemos echarle la culpa a Botín, a Obama o a los iluminati. El problema está en nosotros.

Respeto total y absolutamente la horizontalidad. Me parece una opción honesta y apropiada. Pero según dicen por ahí, está haciendo aguas. Parece que hay guerra civil de egos incluso en esas estructuras no jerarquizadas, y esto es suficiente para transformar a la masa crítica en una masa criticona y poco eficiente, por no decir paralizada.

Pensemos cuál es el resultado final de la horizontalidad en cuanto a la capacidad de poner cosas en marcha. A mi desde luego no me vais a ver en una asamblea debatiendo durante tres horas si la pancarta debe tener fondo blanco o verde. Toda esa energía se agota en discusiones para llevar la democracia asamblearia al extremo y como resultado ya no quedan fuerzas para ponerlas donde se debe.

Dirijamos incluso el pensamiento crítico que tanto nos gusta hacia el interior, hacia nosotros mismos, y preguntémonos si esa horizontalidad que aparentemente ralentiza la cosa no ha sido puesta ahí interesadamente por los enemigos como medio para que no se consiga nada.

Lo que yo pienso es que hay que superar esos modos de trabajar porque aunque sean éticamente irreprochables, funcionalmente no sirven. Podemos hacerlo, podemos conseguirlo. En un abrir y cerrar de ojos podríamos controlar el PSOE y arrancarle el poder a los bancos, a los poderes financieros y a la madre que los parió. Pero para eso se requieren una estructura, una jerarquía, un orden, una renuncia, una disciplina, una abnegación, un compromiso, una responsabilidad, una capacidad de trabajo y una fe que no tenemos ni creo que podamos llegar a tener.

Y ahora unas advertencias.

La primera: Conozco bien todo el rollo que se lleva el PSOE tratando de apropiarse de Democracia Real Ya, los gestos de Hessel y otras cosas que es mucho mejor que no cuente aquí.  Mi propuesta-fantasía no tiene nada que ver con esto. No significa entregar el movimiento crítico al PSOE, sino el PSOE al movimiento crítico.

La segunda: Cuando digo podríamos controlar el PSOE en realidad quiero decir podríais. Alguno que no leía bien creyó encontrar en TODO ES MENTIRA el testimonio de que yo quería fundar un partido político. No es así. No sólo no estoy en ninguna estructura actualmente, sino que tampoco quiero estarlo en el futuro, al menos en una cosa tan importante como un partido político. La meditación, la poesía, el sungazing, las infusiones, la lectura y la conversación con buenos amigos me atraen demasiado como para renunciar a ello por estar o figurar. Yo ya he gozado de bastante atención de los medios a través de mi profesión y tengo el ego satisfecho y totalmente en paz.

La tercera: Escribí en TODO ES MENTIRA que no había que fundar un partido para que éste no fuera absorbido por el sistema. Sigo pensando lo mismo, aunque en este caso lo que tendría que hacer un PSOE recompuesto es llevar a buen fin las nuevas reglas del juego mediante una nueva Constitución. Una vez hecho esto, la política sería una cosa muy distinta simplemente porque cambiar las reglas del juego es cambiar el sistema, al menos en parte. En todo caso, es totalmente correcto que las actitudes vayan cambiando en función de la evolución de las cosas. Ya conocéis el esquema de Hegel: tesis, antítesis, síntesis.

Una más: No seamos ingenuos. Resolver los problemas sólo en nuestro país no es posible porque la economía es interdependiente y el sistema mundial de dominación aplastaría a cualquier gobierno democrático que quisiera implantar un régimen democrático y unas condiciones democráticas. Si realmente aspiramos a algo tiene que ser en la totalidad de esa cosa redonda que da vueltas, a la que llamamos Tierra.

José Ortega

joseortega@costasmaritimas.es