EL ALIMENTO DE LA INMORTALIDAD (CINE DOCUMENTAL)

Una tumba ibérica. Un ajuar de ensueño. Una humilde semilla. De eso habla esta historia.

Mi amigo José Miguel García Cano dirigió en tiempos la excavación de una necrópolis en Coimbra del Barraco Ancho (Jumilla). La sepultura núm. 70 resultó ser una tumba principesca, pero el cuerpo incinerado que reposaba allí no correspondía a un hombre, sino a una mujer.

José Miguel encontró mucha vajilla funeraria y mucho equipo para una futura vida en el más allá. Pero encontró también los pequeños y humildes bulbos de una planta muy secreta y muy simbólica, que habrían pasado desapercibidos a quien no fuera conocedor de la mitología mediterránea.

¿Queréis saber qué planta era ésa?

 No os perdáis la falcata y el casco de guerrero ibérico de las dramatizaciones. Los hizo mi padre con su extraña facilidad para construir cosas. Ni al sacerdote ibérico, muy serio, interpretado por Carlos Esteve. Ni a Cloti Valero en el papel de mártir y difunta.

 Los modelos en 3D los hice yo mismo. Perdón por sus defectos, pero confieso que nunca me había divertido tanto (bueno, casi nunca).

 Quien quiera desvelar el secreto de la sepultura 70, que pulse en la tecla PLAY.