SI HACEMOS COSAS BUENAS EL MUNDO SERÁ BUENO

@abogadodelmar

El audio no es bueno. La imagen tampoco. El contenido es largo pero denso y lleno de datos interesantes. Maat, un logro de la historia de la ética. Las similitudes entre Jesús y Osiris. La intensa aventura de Germánico. Los dioses de Mesopotamia. Los errores en relación a los supuestos “anunakis” y las traducciones de Zacarias Sitchim.

En esta entrevista las preguntas de los oyentes me han llevado mucho más allá del PEREGRINO DESOLADO.

Y en su conclusión resplandece un pensamiento muy simple pero muy cierto:

Si hacemos cosas buenas el mundo será bueno.

José Ortega

EN EL DÍA DEL LIBRO

@abogadodelmar

Me parece que feria del libro no hay en este bello día de primavera, y firmas de autores tampoco.

Pero sí tiempo por delante y tranquilidad ¿verdad? Los libros nos prestan las alas que nos faltan no sólo para burlar con el alma los decretos de los tiranos, sino para viajar lejos y si acaso temer, dudar y triunfar con el héroe.

Mi héroe es un muchacho expulsado de su aldea de Nazaret que deja atrás la ley judaica y la tradición de su pueblo para cruzar por el macizo del Sinaí a la cuna de toda sabiduría, el pais bendecido por el Iteru al que sus naturales llamaban la tierra amada. El país que un día había sido grande y ahora, invadido sucesivamente por persas, macedonios y romanos, yacía en tierra. El país donde todo hombre y toda mujer rendían culto a ese logro inigualable del pensamiento y la ética universales que es Maat (la verdad, el orden, lo justo y lo bueno).

HMi héroe, ese muchacho perdido en las arenas de Egipto, aprende a ser bueno de dos ancianos próximos a la muerte. Se ve envuelto en una aventura que lo pondrá a prueba, pero sus únicos enemigos son el ego y la pereza. La belleza, el sexo y la tentación se cruzan también en su camino.

Había mantenido este book trailer como vídeo privado hasta el presente momento, por lo que puede decirse que hoy es su estreno mundial. Es un buen día para ello el bendito día del libro y la rosa.

Quizá al verlo podáis comprender la dramática intensidad que promete un encuentro entre Julio Cesar Germánico, el más grande de los soldados, Lucio Anneo Séneca, el más grande de los filósofos, Publio Quintilio Varo, el peor de los tiranos y Jesús de Nazaret, el más bueno de los hombres.

Cuando mi héroe regresa a casa, comprende por fin qué es lo que había sucedido en el Jardín del Edén en el inicio de los tiempos: No, no era cierto que Dios hubiera expulsado al hombre del paraíso, sino al contrario. Fue el hombre el que expulsó a Dios, porque el paraíso era toda la Tierra, y el hombre la había corrompido y se había corrompido a sí mismo con su impiedad y soberbia.

Ésta es una novela para cambiar el mundo.

¿Cómo? Con el valor de ejemplo que tiene la conducta de su héroe. Hace años ya que repito algo realmente simple: Si hacemos cosas buenas, el mundo será bueno. Y la historia os puede impulsar a esa conducta.

Lo creáis o no, esto ya ha empezado a suceder. Un director de cine amigo mío y envuelto en un conflicto con tres productores, estaba dispuesto a todo contra ellos, pero dijo adiós a las armas después de leer El Peregrino Desolado y percibir ese valor de ejemplo de la serenidad de espíritu y a fin de cuentas del amor.

El Peregrino Desolado es una edición de CORONA BOREALIS, que por supuesto nada tiene que ver con coronavirus. Está en todas esas librerías ahora cerradas, pero lo podéis conseguir también en Amazon.

Tenía que haber presentado esta novela el miércoles santo en el casino de la incomparable villa de Águilas.

Pero no pude.

Mi presentacion es hoy y aquí.

¿Queréis hacer algo por mi? Leedme. También os haréis bien.

José Ortega