CAMPO VACÍO Y POLÍTICOS BURROS Y CON LA MENTE AÚN MÁS VACÍA

@abogadodelmar

Buenas tardes queridos amigos. He sabido que hoy se manifestaban en Madrid los pobres españoles de las zonas rurales del interior abandonadas, olvidadas y despobladas. También he tenido el alto honor de escuchar a algunos políticos divagar a manta u ofrecer una solidaridad más vacía que una cáscara de huevo a rebosar de aire.

Francamente me aburre. Veréis, yo no soy un iluminado, un listo ni un salvador. No obstante, hago lo posible por observar y pensar y a veces incluso de ese proceso brota algún pensamiento útil.

Así es como nació, hace unos diez años ya, el MANIFIESTO PARA UNA ECONOMÍA VERDE, cuyo chulesco propósito era conseguir en nuestra patria no precisamente la repoblación de las zonas rurales devastadas por la desolación a base de resituar en ellas a mamíferos pertenecientes al género homo sapiens sapiens, sino la repoblación forestal que tanto necesita está árida tierra y de paso la creación estimada de 200.000 puestos de trabajo, el fomento del cultivo ecológico y el comercio se supone que honesto de sus productos. La repoblación con humanos era sólo una consecuencia residual de esa propuesta pero hoy me he acordado de ella al ver la mani en el informativo.

Yo ni soy político ni lo quiero ser. A mi no me pagan por pensar para todos. Lo hago (o lo intento) porque quiero. Sin duda tampoco soy mejor que nadie ni pretendo serlo.

Lo que pasa es que la burrez de todos esos completos mierdas me pone enfermo. Están tan ocupados metiéndole los unos con los otros, gestionando vigilancias de unos contra otros, robando lo que pueden al patrimonio común, intrigando para mantenerse en el poder o sudando tinta para conseguirlo, que no tienen tiempo para pensar en los problemas comunes y mucho menos para encontrar soluciones.

Estimados (es un decir) zoquetes: El problema de la despoblación de las zonas rurales NO se resuelve mandando mensajes retóricos de solidaridad, ni poniendo líneas antieconómicas de autobús para pueblos con un habitante y medio, como tampoco los problemas del país se resuelven haciendo discursos alusivos a las mujeres y los hombres, las compañeras y los compañeros, los miembros y las mientras o el más chusco aún nosotros y nosotras. Se necesita lo único que vosotros no tenéis porque sois todos unos inútiles que dais asco. Se necesitan ideas. Y en concreto lo que necesitan esos pueblos son personas, vidas y aventuras personales. Lo que tendríais que hacer es crear las condiciones para que eso sucediera. El problema es que no tenéis la menor idea de cómo hacerlo.

¿Lo pilláis?

Prefiero pecar por exceso: No pretendo dar lecciones a nadie ni subirme a ningún pedestal ni sacar pecho como un gallito malcriado. Pero me pregunto por qué diablos tiene que ser un abogado de pueblo el que piense en soluciones y en algunas ocasiones aisladas con acierto aunque sea por casualidad. Y me refiero a todos pero quizá con más intensidad a esos bienaventurados y limpios de corazón de Podemos que se supone que vinieron para adecentar el panorama y a quienes no les conozco ni una sola propuesta o iniciativa concreta para absolutamente nada (aunque claro que esto puede deberse a mi falta de información) aunque sí muchas quejas contra todo. También me refiero a Don Pablo Casado en un esforzado intento de que por favor tenga la delicadeza de advertir que España también tiene problemas distintos del independentismo catalán.

El MANIFIESTO PARA UNA ECONOMÍA VERDE, en breve, propone la repoblación forestal masiva (imprescindible si queremos que llueva, chavales) mediante el ingenioso procedimiento de ceder en concesión esos montes tristes y pelados a colonos comprometidos con la siembra y mantenimiento de nuevos bosques y asentados en nuevas aldeas dedicadas al cultivo ecológico y al comercio con sus productos.

Mirad, atontados, sin querer sobrevalorarme yo la idea la cedo, la regalo, la dono y la entrego gratuitamente. Si algún partido decidiera (no lo verán estos ojos que ha de comerse la tierra) ponerla en marcha puede llevarse los méritos, colgarse las medallas e ir con Dios.

Yo lo único que quiero es hacer algo por mis congéneres humanos y por mi casa grande, nuestro maltratado e intoxicado planeta tierra.

Vínculo se de descarga del MANIFIESTO PARA UNA ECONOMÍA VERDE:

https://www.mediafire.com/download/60ijry2dsqo02ze

Hale, hasta luego

José Ortega

ABOGADO

http://www.costasmaritimas.es