LA TRANQUILA SONRISA DEL ESPÍA

@abogadodelmar

En los dos últimos meses España parece haberse convertido en el paraíso del periodismo de investigación a golpe de máster comprados, tesis doctorales plagiadas y otros eventos francamente divertidos para cualquiera que nada tenga que ver con el tema.

El otro día me reenviaron una foto de un Franco joven y sonriente que decía, irónico, “Pedrito, ya han salido dos ministros antes que yo”. Eso fue después de la dimisión de Montón, pero más recientemente hemos sabido lo de la tesis doctoral del Presidente y la cosa acaba de ponerse tibia hoy con motivo de las grabaciones a la ministra de justicia y el ex comisario Villarejo. He oído a la muchacha dando explicaciones y se le notaba bajo shock

Yo francamente no soy ni adivino ni profeta pero a veces, sin ninguna intervención sobrenatural, consigo ver un poco más allá (con perdón). Es algo que suele pasarme en mi profesión.

He dicho a menudo que creer que en España hay democracia real es como creer en los reyes magos. Pues bien, dejándome llevar cómodamente por la inercia del símil, me permito declarar ahora que creer que todo lo que con tan sospechosa insistencia está saliendo del gobierno se lo debemos al periodismo de investigación, es lo mismo que creer en Papá Noel.

Veamos: La labor de nuestro Presidente creo que está alarmando, preocupando y desmoralizando a muchos ciudadanos entre los que tengo el alto honor de contarme.

Con inmenso respeto a quienes opinan distinto, a mi parecer nuestro Presidente es lo peor que le ha pasado a España en décadas. Perdonad que no pierda el áureo tiempo ni os haga perder el vuestro acumulando aquí un montoncito de razones, argumentos, protestas y lamentos. Lo que está haciendo es visible para todos.

Pues bien, de entre todos los que pensamos que nuestro Presidente es más dañino que las siete plagas de Egipto, no todos vestimos de paisano. Los que cada mañana se ponen un uniforme militar forman parte de un gremio cuya misión constitucional es garantizar la unidad de España. Y casualmente algunos de ellos (que por cierto acuden a su trabajo de paisano), sirven a España desde el CNI. Se trata de funcionarios públicos cuyo trabajo consiste en conocer todos los secretos de todo el mundo. Son tan cabrones y tienen tanto morro que un día el Presidente Suarez visitó el entonces llamado CESID y le grabaron toda la conversación.

Estos militares-espías saben bien que pasó la época de los espadones, y que después del fracaso del último intento de golpe militar en mayo de 1986 (sí sí, no pongáis esa cara), no se comerían una rosca.

Pero hay algo que sí pueden hacer: Pueden programar la demolición controlada del gobierno de Sánchez sin necesidad de ir por ahí con un pistolón en la mano gritando todo el mundo al suelo.

Lo que deben hacer es simple: Continuar con su trabajo y sus rutinas y seguir espiando, investigando, grabando conversaciones y obteniendo información sobre los enemigos de España. Que en este caso los enemigos de España no sean ni la ETA, que en paz descanse, ni los radicales islámicos sino la banda de forajidos que ha tomado por sorpresa la Moncloa y está poniendo en peligro la unidad territorial de nuestro país, no es algo que cambie mucho las cosas ¿Ilegal? Ciertamente. Al fin y al cabo la quintaesencia del servicio de inteligencia militar son las misiones clandestinas.

El espía sonríe tranquilo, sereno y completamente seguro de estar siguiendo con mucho acierto la vieja consigna árabe: Siéntate a la puerta de tu casa a esperar a que pase el cadáver de tu enemigo.

José Ortega

3 comentarios en “LA TRANQUILA SONRISA DEL ESPÍA

  1. Que el presidente ha venido a destruir la unidad nacional está claro, que las noticias no salen de debajo de las piedras también. El periodismo de investigación es hoy en día diría que inexistente. Cuando salen noticias de estas alguien las filtra, no cualquiera tiene acceso a esos datos. Cuando observo estas cosas siempre me pregunto si alguien no velará realmente por la unidad de nuestro país, que puedan más las influencias extranjeras en cooperación con los traidores ya conocidos. Espero qué sea como piensas, que realmente alguien se preocupa de este viejo y espléndido país. Un saludo afectuoso.

  2. Se siente que no son de fiar los políticos profesionales que defienden intereses partidistas, aunque se digan progres, que colocan a los suyos en el ejercicio y luego les premian en beneficiosos sillones, aunque no tengan ni idea lo que tienen entre manos.

    Incluso tampoco importa que haya ministros que no tienen ni idea de tal o cual ministerio, las cosas casi nada han cambiado, aunque lo parezca para algunos.

    La mentira y engaños, las trampas, la distancia entre lo que se piensa, dice o hace, tener toda la razón, ineficacia, avaricia, poder, prepotencia, no importa todo esto sí “es de los nuestros”.

    Mientras no ocurra un cambio en las consciencias en las personas, tanto en las elegidas como en las que les votan engañadas y si no es la guía los valores universales de la ética, honestidad, verdad, transparencia, moralidad, etc. este país no levantará cabeza y seremos los testigos pasivos de una franca decadencia para nuestra propia y ajena vergüenza.

    Impresionante la usura y el pretendido engañar a los jubilados que han levantado y mantenido este país, justificando que no hay “caja”, es muy simple la solución, con bajar los presupuestos inútiles del ejército, corrupción, alto funcionariado, exceso de políticos, malas administraciones, Senado, evasión y elusión fiscal, arañando de todo eso sobran fondos.

    En cuanto a la educación como motor del cambio, el vergonzoso empozamiento de la Universidad en privilegios, politizaciones, manipulaciones, decadencia, etc.

    Y la independencia de la justicia…… prefiero no seguir.

    Dan ganas de darse de baja, hubo un movimiento de indignación que ha quedado absorbido por los acontecimientos y las divisiones internas

    ¿Es posible un despertar general? Podría ser por la reacción a una hecatombe por las malas, pero mejor seria que por las buenas cada uno se replantee esta existencia Despertado a lo que realmente somos e integrando el mundo que nos rodea.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s