AQUELLA MUJER

@abogadodelmar

Muy a menudo las historias que escribo no son una exhibición de fantasía apabullante sacada de la nada como conejo de chistera. Proceden de dentro. Todo el mundo escribe más o menos de lo que lleva dentro y sobre todo de lo que sabe. Es muy difícil inventar un relato puramente sintético, sin absolutamente ningún apoyo en la propia historia personal.

Yo intento la mayor parte de las veces jugar a la alquimia para transmutar el plomo de la experiencia común en el metal dorado de una historia llena de significado.

Esto es lo que me sucedió al escribir EL CAMINO AL PARAÍSO. La historia se basa en dos experiencias personales. Como explica la introducción, una de ellas se limitó a la conversación casual de una tarde con una chica jovencísima de ojos azules.

Parece increíble que de esa simple conversación saliera una historia tan densa, pero así fue. Aquella joven me animó a hacer cine de calidad, porque hasta ese momento todo lo que producido era cine B. Lo que ella no imaginaba era que el contacto iba a tener tanta fuerza como para inspirarme un guión supuestamente de cine de calidad. La película nunca se hizo y yo elegí transformarla en novela. Tanto en el guión como en la novela, el personaje femenino está inspirado en ella, en aquel breve encuentro de hora y poco, y lleva su mismo nombre.

A la chica aquella le perdí la pista en seguida y nunca más volví a saber nada de ella, salvo un rápido contacto visual en un momento en el que trabajaba en la perfumería de unos grandes almacenes muy conocidos.

Creo que ponerle a la protagonista su nombre y su apellido puede parecer inconveniente y oyese que lo sea. Quizá lo hice como el que introduce un mensaje en una botella y la lanza al mar con la difusa esperanza de que alguien, muy lejos, lo encuentre y lo lea. Quizá quería que fuera como un piloto encendido o como una estrella palpitante que ella alguna vez, gracias al azar, pudiera ver. Sólo aspiraba a que fuera consciente de la impronta que había dejado en mi. Sólo eso y nada más porque desde luego no estoy hablando de amores, sólo de contactos humanos.

Desapareció lo mismo que la muchacha de mi novela (o viceversa) y reconozco que en los casi dieciocho años transcurridos la he buscado como el protagonista masculino la busca en la historia , aunque desde luego no con esa obsesión. Una vez pregunté por ella en la dichosa perfumería lo mismo que el protagonista masculino pregunta por ella en una frutería. Escribí su nombre en Google, facebook y LinkedIn y no apareció .

Hace unos días he vuelto a echar un vistazo. Supongo que habrá influido la nueva aventura en la que me he embarcado, la producción del audiolibro completo de EL CAMINO AL PARAÍSO. Imagino que algo en mí se ha removido al releer esta perturbadora historia del amor como experiencia de lo sagrado.

En este último intento he encontrado a la esquiva muchacha en la red del señor Zuckerberg. La razón de que no pudiera dar con ella era que había alterado su nombre. Y en vez de i.

He visto sus fotos. Conserva en el rostro ese aire de secreta circunspección y lo que me parece una especie de duda, como si no estuviera satisfecha del todo. Pero seguramente es mi impresión y me confundo, porque está felizmente casada y tiene uno o dos hijos pequeños. Su vida, desde fuera parece plácida, aunque su semblante concentrado siembra dudas.

Mi primera reacción ha sido pulsar el botón de solicitar amistad, pero en seguida he cancelado.

Me sentía como el personaje de una novela de Stephen King llamada LA ZONA MUERTA. Se trata de un neurólogo norteamericano de origen polaco a quien su madre creía muerto en la Segunda Guerra Mundial, cuando era un niño. Este hombre llega a saber que su madre aún vive, y también en Estados Unidos. Pero, contra pronóstico, renuncia a ponerse en contacto con ella por creer que enterarse de la noticia no iba a aportar sino perturbación e inquietud a la por fin serena vida de su madre.

Supongo que habría hecho lo mismo en caso de no haber leído la novela, pero no estoy seguro. El caso es que, imitando a al personaje, dejé en paz a aquella muchacha para permitirle seguir con su vida serena. Hablarle y enviarle la novela, como había sido mi primer impulso, temo que habría alterado su paz personal y familiar.

Pero ahí, en alguna parte del universo, la estrella continúa parpadeando y enviando su señal. Si el azar así lo quiere, ella la verá y sabrá que no me dejó indiferente.

José Ortega

MUERTE DE UN PERIODISTA

@abogadodelmar

Joaquin debía tener entonces como dieciocho años y yo algo así como quince. Se trata de uno de esos recuerdos que permanecen anclados en la memoria sin saber por qué mientras otros se marchan.

Cartagena. Calle Santa Florentina, ya llegando a la plaza de Juan XXIII. Dos muchachos. Joaquin ha estudiado periodismo pero tenía dudas y dificultades respecto a su futuro profesional.

-¿Qué es lo que quieres hacer en la vida ? -le pregunto.

Y él, continuando la marcha y sin mirarme, como si lo tuviera muy claro, me contesta:

-¡Cantar alto y que me oigan!

Lo consiguió. Se convirtió en una voz no sólo crítica sino temida en el ámbito político de Murcia. Ejerció su oficio en varios medios de comunicación dando los palos que creía justos a unos y otros sin reparar en su color. Quizá por eso, según escuché hace muchos años, la ejecutiva local de un famoso y poderoso partido político, no necesariamente de derechas al menos en la apariencia, decidió pasar a la accion.Se reunió con un único tema en el orden del día , que no era otro más que ver la manera de contratar a unos cuantos facinerosos que le diera a Joaquin una paliza como escarmiento por haber cumplido su deseo de cantar alto y que me oigan.

Durante muchos años habló en la SER junto a su entonces inseparable Valentín Contreras. Voz grave, seria y profesional, doy fe.

Más tarde fue jefe de prensa del Ayuntamiento de Murcia, donde aparte de desenvolverse divinamente desde el punto de vista profesional, era querido por todos los concejales y demás familia. Como era un hombre bueno y afable, le salía solo. Todo el mundo lo quería sin que él se esforzara.

Era un contrato lo que tenía con el Ayuntamiento y montó en cólera cuando le anunciaron que se disponían a convocar una vacante de funcionario con una convocatoria a su medida. La plaza era suya. Ya no tendría que andar aquí y allá sometido a las incertidumbres de esa profesión. Pero dijo no y anunció que si se atrevían a hacer algo así, él se encargaría de divulgarlo y armar un escándalo.

Cierto: El que había pasado años denunciando chanchullos no iba a convertirse en el beneficiario repentinamente mudo del último.

Después escribió crónicas al peso para Diario 16. Esto significa que se transformó en una víctima más de este sistema intolerable en el que los periódicos se olvidan de las garantías de los trabajadores y se limitan a pagar (miseria) por crónicas o reportajes.

Cuando desapareció Diario 16 comenzó a irle muy mal hasta que su amigo, el diputado de Izquierda Unida Pedro Antonio Ríos, demostró con hechos contantes y donantes el valor de la amistad llamándolo a Madrid para hacerse cargo de la jefatura de prensa de su grupo parlamentario en el Congreso de los Diputados. Allí tuve ocasión de visitarlo una vez y me contó los chismes más divertidos y alucinantes de los políticos, y también de más arriba. De nuevo se repitió la situación del Ayuntamiento de Murcia: Todos lo respetaban y lo querían, no importaba el partido. Pero había algo más. Algo que hacía a Joaquin verdaderamente grande, con una grandeza muy superior a la de ser querido y respetado por los importantes: También era amigo de los conserjes y limpiadoras, los conocía por sus nombres y se detenía a conversar con ellos con esa naturalidad que formaba parte de él.

Estuve muchas veces durmiendo en su casa de Murcia. Iba allí desde Valencia muy a menudo para propósitos tan diversos como inútiles, en especial si pienso en la energía que malgasté tratando de conseguir alguna subvención de Cultura para las cosas que hacía.

Él y Ana nunca estaban en el mismo piso. Siempre iban cambiando. Una vez, era junio de 1997, me quedé a dormir con mi entonces amigo José Vicente en el habitáculo que tenían cerca de Correos. Estábamos grabando un documental para TV y esa noche había en el piso de abajo un jolgorio interminable y ruidoso. Eran una o dos estudiantes inglesas celebrando con mucha gente el fin de curso.

Estábamos sin pegar ojo y a José Vicente se le ocurrió llamar a la policia: Joaquin se puso como loco. Habría admitido cualquier solución, incluyendo unirse a la fiesta. Pero no ésa. La policia no.

Otra noche, cuando tenían el piso en La Seda, no había mantas. Pero Joaquin, que era extraordinariamente aficionado a los toros, me dio un capote de torero y con eso es con lo que me cubrí aquella noche.

Fue durante toda su vida un hombre bueno, noble y desinteresado (además de cabezón). Había recogido en sus genes esa predisposición al arte de todos los individuos nacidos de la rama paterna de la familia, incluyendo primos y tíos, y tuvo sus años de pintor al óleo. Pero si hubo algo en Joaquin que invitara a la más pura y rendida admiración era su talento natural para escribir. Sus relatos son simplemente magistrales y en un guiño a su desenfadada afición a la convivencia con sus amigos, publicó recientemente una recopilación bajo el título Veintisiete relatos sobre el nivel del bar.

Una vez, creo que fue después de la presentación en la casa de cultura del tontódromo de mi Gilgamesh, nos fuimos a una bodega los dos primos junto con nuestro ya inexistente tío Juan Miguel, el hermano pequeño de mi padre y de la madre de Joaquín y oveja negra de la familia por vocación, convencimiento y méritos propios. Como tenía afición a sentar cátedra, pronunció mientras servía el tinto de crianza una frase solemne. Dijo, con orgullo de clan, que los Ortega estábamos dotados de “una dosis de honestidad, una dosis de autenticidad” y otra más de algo que por desgracia he olvidado.

En algún momento Joaquin, Juan Miguel y yo llegamos a formar una cuadrilla indómita de mosqueteros que se sabia diferente porque creíamos estar en el secreto de algo indefinido, posiblemente una forma distinta de entender la vida.

Os libro del pesar de tener que leer aquí el proceso de enfermedades que terminó con él. Sólo quiero mencionar, por su dramático valor de símbolo, que en un momento a este brillante periodista radiofónico de voz grave y profesional hubo que extirparle las cuerdas vocales y se quedó mudo. Ya no podía cantar. Ya no lo podíamos oír.

Creo que es muy probable que estuviera hecho de mármol porque le tomó el pelo a la muerte y la estuvo toreando durante años, y sobre todo porque en sus últimos momentos ningún médico podía explicarse por qué seguía aún vivo.

Los indios norteamericanos utilizan una expresión para referirse a la muerte de uno de los suyos. Dicen que se marchó a las colinas de arena. Es una referencia tan buena como cualquier otra para indicar el lugar al que cruzó el pasado 22 de agosto, en plena madrugada.

La cuadrilla de mosqueteros ha quedado disuelta. Estos dos cabrones me han dejado solo. Y yo, lo que hice en la puerta de la sala 5 del tanatorio de Cartagena, fue agarrar el libro negro de dedicatorias y últimos recuerdos y saludos para escribir la misma frase que tantas veces había escuchado de sus labios cuando salíamos de Zalacain, El Sur o cualquier otro antro distinguido: ¡Vamos a tomar la penúltima!

Joaquín Boj, in memoriam

José Ortega

PARA PEDIR ELECCIONES

@abogadodelmar

Alguien me ha pasado esta web hace un momento . Acabo de llegar del tanatorio y estoy francamente hecho polvo. Me escuecen los ojos por la falta de sueño. Iba a echarme un poco pero el acceso a esta web me ha electrizado y considero que su difusión es un deber cívico.

No temo estar siendo manipulado por el PP ni por las fuerzas conservadoras. Atención a la última de las razones que da la web para cortarles las alas de buitre a los enemigos de España: Romper nuestro país es un trabajo de la élite económica mundial. Olvidad las tonterías de derecha e izquierda. Nuestra lucha es la lucha de toda la humanidad contra cinco familias con un inmenso poder. No hay más lucha que ésa. Y a nuestra generación le ha tocado librar la batalla final.

Por favor, vota y difunde. No vayas de listo o de sobrado diciendo que no vale para nada. Hoy en el tanatorio me decían que lo único que puede funcionar es dejar de pagar impuestos. Sí vale, pero eso no es realista y esto otro sí.

Vota y difunde .

ES LA BATALLA FINAL Y GANARLA ES NUESTRA RESPONSABILIDAD.

José Ortega

Abogado

https://www.eleccionesya.es/https://www.eleccionesya.es/

SÁNCHEZ = MADURO

@abogadodelmar

Éste es uno de los mensajes de WhatsApp que van circulando de teléfono en teléfono. Con tanta noticia falsa y tanto rumor malintencionado NO SÉ SI EL CONTENIDO ES CIERTO y por eso lo publico dejando constancia simplemente de que se trata de un mensaje que he recibido. Pero lo publico porque los antecedentes del caballero tornan verosímil la información y porque creo que este muchacho tan guapo es lo peor que le ha pasado a España en muchos años.

Texto;

[6/8 13:28] Paquito Ramirez: Hoy es un día tan bueno como cualquier otro para recordar que uno de los socialistas andaluces que se gastaron 15.000€ de nuestro dinero en prostitutas y copas, 4.000€ en comilonas y mariscadas, y otros 23.000€ más de otra tarjeta Black en cosas que todavía no sabemos (se resiste a publicar su información bancaria) es el subordinado (Fernando Villén) del ACTUAL Consejero de Empleo de la Junta de Andalucía (Javier Carnero Sierra).

Inexplicablemente ni él ha dimitido, ni Susana Diaz le ha despedido, ni el P$Ø¿E? (PSOE) le ha forzado a irse.

¿Tendrá algo que ver que tal persona fuera el Director de la Fundación Fondo Andaluz de Formación y Empleo (Faffe) que financiaba el Instituto de Formación y Estudios Sociales de la cual el marido de Susana Diaz (José María Moriche) cargó y cobró en nómina hasta 102 cursos distintos por parte de una organización que, según la UCO, era “clave en la trama criminal” de los cursos de formación de Andalucía?

¿Dónde están los medios de comunicación explicando estas conexiones presupuestarias que cualquiera puede consultar?

¿Dónde están los medios de comunicación explicando que el P$Ø¿E? (PSOE) De Andalucía adelanta las elecciones autonómicas a Octubre porque el cálculo de los plazos judiciales sitúan la sentencia del Caso ERE en Febrero, e intentan evitar que los andaluces voten sabiendo la durísima sentencia condenatoria de dos décadas de gobierno del P$Ø¿E? (PSOE) ?

¿Dónde la atención ante los movimientos electorales y de censura de un partido político que puede ser condenado por el mayor robo institucional de la historia democrática española?

Tendrán a cientos de periodistas en nómina, pero nosotros, andaluces hartos de tanta miseria socialista, contamos con la verdad, con datos computables, y con la determinación de acabar de una vez con 40 años de miseria y socialismo andaluz.

Así se hará.

[6/8 13:28] Paquito Ramirez: EL MARIDO DE LA PRESIDENTA DE LA JUNTA DE ANDALUCÍA IMPARTIA EN LA MISMA HORA TREINTA CURSOS EN DIFERENTES CENTROS. UN MONSTRUO

Se empieza ahora a entender por qué Grande Marlaska, quiere cargarse a la UCO y dejarla inoperativa ?

[6/8 13:28] Paquito Ramirez: Señores… Ha comenzado la purga en la Guardia Civil.

Este coronel ha demostrado su imparcialidad política investigando varios casos de corrupción del gobierno de Rajoy (PP) durante los 6 últimos años y al PP no se le ocurrió cesarlo. En 2 meses de gobierno de Sánchez (P$Ø¿E? (PSOE) 🌹), primero le retiran los fondos a la UCO para dejar sus investigaciones sin recursos, y ahora cesan a su coronel jefe por “falta de confianza”

Esto empieza a ser Venezuela 2.

*¡¡No te lo quedes, comparte!!*

ELECCIONES YA

@abogadodelmar

Escribí en su día un artículo muy crítico contra Don Pedro Sanchez con motivo de sus opiniones sobre el TTIP. Posteriormente aparecí con otro donde denunciaba que el interesado, que se hartaba de anunciar las glorias de la enseñanza pública y de repetir que tenía a sus hijos allí, en realidad los llevaba a un colegio de la elite en Pozuelo (confidencias de un vecino).

Ni soy de derechas ni tengo ningún problema ideólogo con el partido socialista. No creo que se pueda tachar de conservador al autor del largometraje documental MAYO (el único trabajo audiovisual que contiene material de los días previos a la gran manifestación de 15.05.2011 porque yo ya estaba en contacto con DRY desde febrero) y del MANIFIESTO 2012 (proyecto de reforma de la Constitución para obtener una democracia auténtica).

DESCARGA DEL PROYECTO DE LEY DE REFORMA DE LA CONSTITUCIÓN

Lo que sucede es que todo lo que sale por la boca de Don Pedro Sánchez me ha sonado a falso desde que tuve la desgracia de saber de su existencia.

No me canso en poner aquí ninguna glosa sobre su gestión. Me limito a constatar que prometió y no cumplió convocar elecciones nada más ser presidente. Ninguna sorpresa. Es su forma habitual de conducirse.

Aunque desde que está este señor he dejado de ver los informativos, es inevitable que me lleguen los ecos de su gestión. Y francamente, siento la necesidad de hacer algo por mi país. Este sentimiento no es muy distinto del que me empujó a hacer la película y a escribir la reforma de la Constitución.

Por eso he hecho esta foto reclamando elecciones y por eso pido a todos los que ansíen una España mejor que la descarguen y la difundan por WhatsApp, facebook y twiter si no es molestia.

Tranquilos, no espero gran cosa de esta iniciativa. La experiencia de tratar de difundir el Manifiesto 2012 me enseñó a no hacerme ilusiones en relación con la capacidad de respuesta de mis conciudadanos. De hecho, no pienso meterme a promover u organizar ninguna manifestación. Me limito a poner por escrito lo que está en la mente de muchos y a evidenciar que el desánimo, la impotencia y la renuncia previa nunca promovieron ningún cambio.

Si ahora me pongo a hacer esto no es por esos conciudadanos míos y nuestros. No es por vosotros o por nosotros. He sufrido ya muchas decepciones con el género humano en general y suficientes traiciones de mis incondicionales en particular como para aprender que lo único que merece la pena defender, lo único por lo que merece la pena luchar, no son las volubles personas, sino las incorruptibles ideas. Son la dignidad y la justicia lo que en mi opinión está pisoteando el Presidente del Gobierno y las ideas por las que en mi opinión debemos luchar.

Pedir elecciones no ofende a nadie. Es pedir democracia.

ELECCIONES YA

José Ortega