MENTIRAS, MANIPULACIONES Y CEGUERA INTENCIONADA EN LA HUELGA DE PERSONAL DE SEGURIDAD DEL AEROPUERTO DEL PRAT

@abogadodelmar

Hace falta tener gana de manipular, engañar y desinformar para presentar en medios de comunicación el conflicto del personal de seguridad de EULEN en el aeropuerto del Prat en la apestosa forma en que los medios de comunicación del sistema lo están haciendo.
El problema en estos casos siempre es el mismo y se parece mucho a la forma de trabajar de la medicina oficial: Si te duele el estómago, en vez de investigar por qué pasa eso, te doy unas pastillas del dolor. Si te duele la cabeza, no me importa que puedas tener apretón de cervicales u otra causa de esa molestia. Te daré analgésico.
Si voy rodando con el coche y se me enciende La Luz de alarma que indica que el airbag ha dejado de funcionar, llamo al mecánico y éste se limita a desconectar la alarma para que no vuelva a encenderse, estamos asistiendo al mismo método de trabajo, que por cierto se parece horrores al fenómeno de la disidencia controlada: Fingimos hacer lo posible para resolver el problema pero en realidad lo que estamos haciendo es  sentar las bases para transformarlo en crónico.
Si no vamos a las causas y nos quedamos en sus manifestaciones externas en forma de síntomas, solo conseguiremos cosechar floridos fracasos ya sea en el campo de la medicina o la mecánica del automóvil. Pero cuando se trata de información, la cosa es mucho más grave porque la información es poder y con la información manipulada, como la que se está esparciendo, se consigue engañar a todo un pueblo y hacerle creer erróneamente no sólo que los problemas carecen de solución idónea sino que (mucho más importante) que el culpable no es nadie y que simplemente se trata de cosas que suceden. Esta es la actitud constante, persistente e insidiosa de los medios de comunicación del sistema: Como los problemas no se pueden silenciar, se los presenta (en todos los órdenes de la información) como si no hubiera un culpable a quien identificar y pedir explicaciones y responsabilidades.
No es cierto. Esta de Eulen también es una historia de buenos y malos y sus orígenes se remontan al ingenioso hidalgo andaluz Felipe Gonzalez Marquez, quien si no me falla la memoria se sacó de la chistera una aberración llamada empresas públicas, lo que permitía a los políticos gestionar el dinero de todos con criterios privados del más puro gusto capitalista.
De ahí se pasó a una aberración aún mayor, como son las empresas mixtas, de capital privado y público. AENA es una de esas empresas. En su consejo de administración se sientan representantes de la Administración (perdón por la inevitable redundancia) junto con ejecutivos procedentes de la empresa privada. Aunque esto pueda parecer demencial, AENA cotiza en bolsa, y lo gordo es que entre sus accionistas se cuentan  bancos y  fondos de inversión (es decir,  capitalismo financiero duro de verdad y con genuino olor a establo). Puede parecer contradictorio que un servicio público tan necesario este en esa situación pero así es.
Personalmente, y como usuario habitual de los aeropuertos, estoy harto de denunciar la vergonzosa forma en la que en todos los que conozco se han alterado los accesos al control de seguridad de manera que para llegar a ellos, o bien nada más salir de ellos, no tengas más remedio que meterte en una tienda. Ejemplo de lo primero, el aeropuerto de Tenerife Norte. De mi segundo, el de Valencia. En éste último también denuncié los desafortunados cambios en el control de seguridad. Desde la inauguración de la nueva terminal para vuelos nacionales de Iberia, se había instalado allí un control de seguridad independiente, lo que permitía acceder sin aglomeraciones y era un ejemplo de racionalidad en la gestión. Este punto convivía con el de toda la vida, más grande, para todas las compañías y todos los destinos.
Pero AENA decidió un día suprimir ambos y refundirlos en uno solo, donde la acumulación de viajeros es bestial y las colas resultan inacabables. Un día me encontré con  una manada de turistas guiris que iban de charter y por poco no pierdo mi vuelo nacional.

La razón del cambio nada tenía que ver con la racionalidad ni con un mejor servicio, sino con el deseo de AENA de que los viajeros, lo quisiéramos o no, tuviéramos que pasar por una tienda de enormes proporciones nada más salir del control. Peor para los viajeros y mejor para AENA, que de esta manera hace caja. Éstas son las cosas que pueden suceder cuando el Estado presenta una rendición sin condiciones ante el capitalismo salvaje y brutal, y no duda de perjudicar y deteriorar la calidad de los servicios públicos para que AENA presente buenos números en bolsa. Claro que si alguien cree que el Estado está organizado por personas interesadas en el bien común, más le valdría creer en Papá Noel. Quienes wstán ahí arriba son una banda de criminales organizados,  cada uno de cuyos miembros, después de haber cumplido su misión de entregar el país a las multinacionales, sabe que acabará como su empleado de lujo (Leed mi anterior artículo EJERCITO DE OCUPACION).
Lo mismo digo de las tiendas de la sala de embarque: En ellas puedes comprar todo tipo de bebidas alcohólicas duras en envases de cristal, luego los controles de seguridad tienen mucho de ficción porque cualquiera puede romper una botella a bordo y ponerle a la azafata un cristal afilado en la yugular. Y esto se hace así solo para favorecer el negocio y el gran capitalismo salvaje y brutal, y para que  los accionistas de AENA vivan divinamente.  Intenta pasar una botella de wisky de cristal por el control de seguridad y ya verás lo que te pasa. Luego ve a la tienda y compra otra botella igual y verás qué bien.
No tengo muchas dudas de que en el Prat las cosas van también por ahí , y por cierto que no he escuchado ningún análisis agudo al respecto de eso que llaman “la cup y los anticapitalistas”, ni tampoco de  Podemos. O bien han hecho este análisis y los medios lo están silenciando o bien el  anticapitalismo de los primeros no pasa de un mero gesto teatral para criticar a Madrid y fomentar la independencia. y el de los segundos de eslogan vacío.
En todo caso, son los políticos (Esa corporación de delincuentes y traidores al pueblo) los responsables remotos de esta situación inaceptable. La cuestión no es si a los trabajadores de EULEN les tienen que subir un tres o un treinta por ciento. La cuestión es por qué razón algo tan sensible como la seguridad se pone en manos de una empresa privada. La cuestión es en razón de qué el trabajador de una empresa privada está legitimado para registrar mi bolsa de mano o para ordenarme que me quite los zapatos o para humillarme pasándome un sensor por el cuerpo y otras cosas. Y la cuestión es por qué razón los políticos (Esa corporación de delincuentes y traidores al pueblo) han decidido que algo tan básico, tan estratégico, tan importante (supongo, aunque lo dudo) para la seguridad y tan vinculado con el concepto de servicio público como la gestión de los aeropuertos, pueda estar en manos de una empresa privada o semiprivada (me da igual) que en su codicia sin fin se ha entregado a las más sucias miserias del capitalismo salvaje, supeditando la seguridad, la eficacia y la racionalidad al oscuro fin del beneficio de sus inversores ingleses y norteamericanos.

¿Quereis ver la cuenta de resultados de AENA? ¿Sabeis que mediante los procedimientos que he explicado, es decir, fastidiando la buena organización, la racionalidad y el servicio público para vender más en sus tiendas, consiguieron un beneficio NETO de mil millones de euros en el ejercicio anterior?

resultados

¿Os apetece verle la cara al que manda en todo esto y es el máximo responsable de que los aeropuertos hayan dejado de ser un servicio público donde alguna vez había alguna tienda para complementar ese servicio y hayan pasado a  transformarse en un zoco gigante donde lo importante es vender y lo accesorio despegar o aterrizar?

José Manuel Vargas Gómez, Presidente del consejo de administración de AENA. Fijaos en su sonrisa de complacencia.

1423649376_441147_1423654477_noticia_normal

No es raro que sonría, porque este señor se llevó a casa en 2015 la cantidad no menor de 154.000 €, es decir 12.833 € al mes.

Captura de pantalla 2017-08-13 a las 20.07.34

¿Os interesaría saber quién diablos se está forrando con nuestro sacrificio y quién viaja n yates de lujo beneficiándose de nuestra incomodidad y pésimo servicio, aparte del señor presidente?

Pues no, no hay ningún nombre ni cara. El capitalismo financiero es así. Sólo grupos de inversión y bancos. En la web oficial de AENA todos los enlaces que conducen a esa información, pese a estar en el menú, conducen a una advertencia de que se trata de datos restringidos (¿Esto se justa a la ley de transparencia?).

restringidoPara obtener alguna información al respecto(sólo aproximativa pero aún así interesante) hay que ir  a sitios web externos, como por ejemplo

https://www.hosteltur.com/198820_aena-tendra-como-principales-accionistas-privados-dos-bancos-dos-fondos.html

En esta web se informa de lo siguiente:

The Children’s Investment Fund (TCI) ha elevado a un 7,505% su participación en el capital de Aena, consolidándose como primer accionista privado; según ga notificado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Le siguen Bank of America Corporation, con el 3,902%; la entidad financiera estadounidense Morgan Stanley, con el 3,617%; y el fondo Fidelity Investments, con el 1,341%.

Concretamente, TCI ha adquirido un nuevo paquete de 56.666 acciones del gestor de los aeropuertos españoles a un precio unitario de 71,1 euros, con lo que eleva en un 0,031% la participación que ostentaba, desde el 7,468% al 7,505%.

Bank of America Corporation ha declarado el 3,902% del capital del gestor de losaeropuertos españoles, equivalente a 5,85 millones de títulos de la compañía. Por su parte, Morgan Stanley, entidad financiera estadounidense que desarrolla su actividad como banco de inversiones y agente de bolsa, cuya sede central se encuentra en Nueva YorkMorgan Stanley ha declarado la adquisición de 5,42 millones de títulos, representativos del 3,617% del capital de Aena, mientras que Fidelity International Limited cuenta con el 1,341% del capital social, equivalente a 2,01 millones de acciones. 

El fondo británico ha adquirido un total de 11,25 millones de títulos de Aena, a través de su filial TCI Luxembourg (4,4%) y Talos Capital Limited (3,105%), paquete accionarial valorado en 884 millones de euros a los actuales precios del mercado.

El Consejo de Administración de Aena está actualmente compuesto por 15 Consejeros: 6 independientes, 7 dominicales nombrados por la Administración del Estado, 1 dominical en representación de TCI Advisory Services y 1 Consejero Ejecutivo, figura que ostenta el actual Presidente y Consejero Delegado de Aena.

Y esto es lo que hay. Cada vez que el terrorismo árabe causa una masacre, los políticos proclaman con santa indignación que no conseguirán alterar nuestro modo de vida y nuestra democracia. Pero es que nuestro modo de vida es esto y nuestra democracia también es esto: Capitalismo salvaje, sin alma y brutal, capaz de todo por el beneficio.

¿Os gustaría saber más datos económicos  sobre esta basura? Pulsa y descarga.

Captura de pantalla 2017-08-13 a las 18.51.36

Captura de pantalla 2017-08-13 a las 18.51.29

Captura de pantalla 2017-08-13 a las 18.51.36

Captura de pantalla 2017-08-13 a las 18.35.42

inf gestion

José Ortega

Abogado

http://www.costasmaritimas.es