EL BOCADILLO DELICTIVO (CRÓNICA IDIOTA DE UNA CASI DETENCION)

CUERPO-NACIONAL-DE-POLICIA

@abogadodelmar

Tú dijiste:
– ¿Cuál es la señal del camino, oh derviche? – Escucha lo que te digo
y, cuando lo oigas, ¡medita!
Ésta es para ti la señal:
la de que, aunque avances,
verás aumentar tu sufrimiento.

FARIDUDDIN ATTAR

 

 

Es un largo camino el de la T4 de extremo a extremo, y si tu enlace está a punto de salir, estás en ayunas y no sabes por dónde queda H21, pues… te viene una pizca de ansiedad mientras le das a las piernas con los ojos muy abiertos en demanda primero de la terminal y luego de un sitio de bocadillos.

Por fin localizo la puerta de embarque pero sólo me quedan minutos, así que me desespero un poco en busca de algo que masticar y en esa búsqueda ansiosa encuentro algo que nunca había visto en la terminal aunque me paso la vida viajando. Se trata de un control policial. Yo no entiendo que diablos hace eso ahí pero no es cosa de hacer la cola para preguntar. Como más allá del control hay un bar y en el mismo control un paso libre, doy por hecho que si no eres terrorista malayo o algo peor puedes pasar y eso hago.
Cuando me disponía a salir de vuelta por el mismo sitio con el bocadillo, se acerca a mi una chavala muy mona, bajita y rubia de bote, con uniforme de policía.
-Oiga usted se ha colado por el control – me dice como una profesora enfadada.
Me quedo turulato y al reponerme de la sorpresa contesto que he visto un paso abierto y que sólo quería un bocadillo.
-Usted no puede estar aquí -insiste la criatura, y añade:- Usted ha atravesado una frontera y esto es motivo de detención.
Mientras la miro un poco mejor por sí me estuviera tomando el pelo y me aseguro de que no es el día de los inocentes, me ordena que le muestre el DNI y a continuación que la acompañe.
Sigo a la pequeña rubia hasta el control policial. Dentro de una cabina con pared de metacrilato, como un cachorro en una tienda de mascotas pero más serio y con mas autoridad, aguarda un policía joven.
Ella, con exhibición de lenguaje de recogedora de peras recién salida de gimnasio de barrio y un poco antes de tirarse en su sofá para ver Sálvame de Luxe, dice exactamente esto:
-¡¡¡Este sacolao por sus cojones!!!
El policía examina mi DNI y supongo que es su mezcla de indignación y superioridad lo que ciega sus ojos profesionales y le impide ver que esta caducado.
Sabéis que me dice? Algo totalmente nuevo: Que yo no puedo estar ahí porque he atravesado una frontera y que mi conducta era muy grave. Muy flipado, insisto en que yo sólo quería un bocadillo.
El muchacho estudia mi DNI y mi tarjeta de embarque durante un momento más, como decidiendo si debe detenerme, y al final me los devuelve con un gesto de condescendencia. Francamente me voy con gana de preguntar a esas dos lumbreras qué delito es el que he cometido de todos los que recoge el código penal, porque la detención sólo puede producirse por la comisión de un delito. Pero me abstengo porque por razones profesionales me conozco el percal y sé que con estas inteligencias preclaras un sólo gesto que no sea de sumisión o cualquier indicativo de que no soy  tonto sin remedio es suficiente para que me retengan un poco más y mi enlace salga sin mi.
Ya estaban embarcando. Me metí el bocadillo malamente y en un momento y continué mi viaje muy contento y feliz al saber que la policía me protege.
José Ortega
ABOGADO
Derecho de costas marítimas
Plaza Mariano Benlliure 21 El Puig )46540 VALENCIA)
Tf y fax 961471097
http://www.costasmaritimas.es

 

Un comentario en “EL BOCADILLO DELICTIVO (CRÓNICA IDIOTA DE UNA CASI DETENCION)

Responder a maria Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s