LA CORRUPCIÓN ES ASÍ DE PEGAJOSA

@abogadodelmar

Tú dijiste:

– ¿Cuál es la señal del camino, oh derviche? 

– Escucha lo que te digo

y, cuando lo oigas, ¡medita!

Ésta es para ti la señal:

la de que, aunque avances,

verás aumentar tu sufrimiento.


FARIDUDDIN ATTAR



La mayoría cree que la corrupción es algo inmoral y rechazable porque los políticos expolian lo que es de todos. Esas personas creen que todo el problema de la corrupción se resume a que el vacío económico creado por los listos causa mermas en servicios públicos y consiguientes recortes.Yo no lo veo precisamente así. Uno de los pilares de la corrupción lo constituye, como es sabido, la financiación de los partidos políticos. Cada vez que se descubre algo sucio, los portavoces cogen el micro y se disculpan repitiendo el ya cansino mantra que “en todos los partidos hay chorizos” pero no funciona así. La realidad es que hay, o parece haber, un flujo constante de oscuros porcentajes sobre las obras públicas y creación de empresas fantasma para trincar contratos con la Administración y facturar diez veces el cidte real, como pasó con crearon Orange Market y la visita papal. Y lo coherente es que cuando la manzana está así de podrida y el ambiente así de proclive a lo turbio, algunos gusanos lo sean más que otros y se lleven a casa lo que puedan. Pero el grave problema me parece que no radica ahí.

El grave problema, paradójicamente, no es la financiación ilegal de los partidos políticos, sino su financiación legal gracias a un marco legal que los partidos políticos se regalaron a sí mismos para medrar a gusto.En particular la ley orgánica de financiación de los partidos políticos, que establece que las donaciones a los partidos están permitidas siempre que no sean finalistas, es decir a cambio de algo. Pero la encubrir una donación finalista es extraordinariamente fácil, porque cuando un empresario da dinero a un partido político a cambio de favores, generalmente no va al Notario para pactar la transacción de forma solemne.

Si el título de este artículo alude al carácter pegajoso de la corrupción, no es porque se contagie (aunque de hecho es contagiosa) , sino porque se adhiere a nosotros, a todos y cada uno de nosotros, como baba maloliente, y no somos indiferentes a ella ni a sus perniciosos efectos. 

Esta corrupción legal no puede verse, por lo menos con los ojos de la cara, pero deja una especie de huella que se puede percibir. Bajo mi punto de vista, esa huella es la respuesta a las preguntas que muchos españoles se nos hacemos atónitos: ¿Por qué el gobierno no protege a los ciudadanos y los legisladores nunca resuelven sus problemas? ¿Por qué los poderes públicos no defienden los intereses generales? ¿Por qué la injusticia, la mentira y las deficiencias de la vida social se eternizan sin que nadie haga nada?

Vamos con un ejemplo. Si todos los profesionales de la salud honestos y que saben lo que dicen están convencidos y escriben y publican que la ingesta de grasas vegetales hidrogenadas, es decir de grasas trans, es nociva para la salud y puede lesionar el sistema cardiovascular, y si al mismo tiempo las autoridades de Sanidad toleran la publicidad de las margarinas y otras grasas trans que dice que como no contienen colesterol son beneficiosas para el sistema cardiovascular y que nos protegen de un infarto, es decir si las autoridades de Sanidad son cómplices de un engaño a los ciudadanos que puede causar en sí mismo una epidemia y un una oleada de de enfermedades y de muertes ¿no será que alguna asociación de empresarios fabricantes de margarina está financiando al partido que en cada momento controla el Ministerio de Sanidad? No, no somos ajenos a esa forma de financiarse los partidos y a su consiguiente sumisión a los poderes económicos. 

Pero la ley orgánica de financiación de los partidos políticos tiene una peculiaridad extraordinaria , y es que las donaciones que reciben los partidos solamente tienen que ser revisadas por el Tribunal de Cuentas cuando sobrepasan los 30.000 € al año. De esta manera, una empresa puede pagar a un partido una cuota anual de 29.999 € sin que éste tenga la obligación de dar explicaciones. Y como en España hay todavía miles de empresas con esa capacidad y en muchos casos su tamaño es suficiente como para que 29.999 euros al año sea un gasto más que moderado, esto es simplemente un río de oro para que los partidos que tocan poder puedan nadar en la abundancia y sus jefes vivir como dioses. 

Hace un tiempo me puse a estudiar la posibilidad de promover una iniciativa legislativa popular para tratar de cambiar esta situación o al menos abrir las cuentas de los partidos al público en los términos del manifiesto 2012, pero en seguida me di cuenta de que era imposible porque la Constitución, de forma tan paradójica como sospechosa, prohíbe la iniciativa legislativa popular para el desarrollo legislativo de los derechos fundamentales de la persona y materias reservadas a ley orgánica. Así que no hay nada que hacer sino continuar sometido por esas mafias que diseñaron la democracia, su Constitución y sus leyes preferentemente para reservarse privilegios que, como se ve, han quedado blindados.

¿ALTAMIRA…?

@abogadodelmar

Tú dijiste:

– ¿Cuál es la señal del camino, oh derviche?

– Escucha lo que te digo

y, cuando lo oigas, ¡medita!

Ésta es para ti la señal:

la de que, aunque avances,

verás aumentar tu sufrimiento.

FARIDUDDIN ATTAR

altamira-original

Acabo de tener el gusto de ver la cinta llamada ALTAMIRA. Antes de que se me olvide, no he tenido que tragarme ni un solo nuncio comercial, en contraste con los 18 largos minutos de basura que me obigaron a comer en Kinepolis Valencia y que provocaron un artículo anterior. La tranquilizadora experiencia ha tenido lugar en los cines ABC.

Para un individuo de mi calaña, que hunde sus raices cinematográficas en al fotografía, la ontemplación de la peli sólo puede constituir una  experiencia  sublime gracias al trabajo del insuperable maestro de maestros José Luis Alcaine, que espero ue siga deleitándonos por mucho tiempo más.

utero

 

Cuando me disponía a dirigir mi cortometraje LA DAMA DEL MAR. al encargado de la fotografía, el también extraordinario josé Vicente Bosch, le pedí que cada fotograma  fuera una obra de arte y pudiera pasar por un óleo de Caravaggio. lo consiguió con tal brillantez que la fotografía (y la dirección artística, si se quiere) es el único mérito e un película con una dirección de actores (mía)  más que discreta.

El trabajo de josé Luis Alcaine es justamente eso: Una sucesión de fotogramas cada uno de los cuales constituye una obra de arte. Y sin embargo  la historia no funciona. Los hechos son intensos pero se cuentan en menos de diez minutos . Creo que  el guión está estirado hasta el punto de  que he estado cerca de salir del cine a mitad del metraje.

Lo de Carteilhac es un clásico del chauvinismo francés que aprendí en la Facultad, lo mismo que su Mea culpa una vez que Francia tuvo en Lascaux su propia Altamira y demás familia. Aunque en mis apuntes pone aue la niña había dicho “Mira papá… toros”, y no bueyes. Pero esto no va a ningún sitio.

¿Recordais la saludable consigna de la èlícula? Por qué

Siguiendo ésa consigna, tal vez os pregunteis, como hace mucha gente, por qué los artistas del Magdaleniense pintaban animales y sobre todo por qué lo hacían en recintos cerrados y oscuros, a veces en humildes capillas varios kilómetros en el interior de las cuevas.

La ciencia no tiene respuesta a esa pregunta, pero yo  sí. No ser profesor de Universidad me ha permitido recopilar datos, estudiar, comparar, deducir, concluir y pensar al margen de la autoridad competente y de eso que Ortega definió como la barbarie del especialísimo y que yo conozco bien.

La respuesta precisa  sólidos conocimientos no sólo de arqueología sino especialmente de tradición oral, mitología y antropología cultural, con perdón de lo ampuloso de estos términos. Desde la inútil Universidad, bajo su sofocante jerarquía y  entre sus tabúes científicos, yo nunca habría podido volar con las alas del pensamiento y ser el primero (y en muchos casos aún el único) en poner en pie en la tierra prometida del Entendimiento, allí donde yace la respuesta  a ese y otros por qués. Ya he predicado en algún congreso científico que otro la importancia del trabajo interdisciplinar, por supuesto sin resultado.. Como Don Marcelino, tmbién yo busco el alma del primitivo. Y en muchos casos la he encontrado.

¿Desafortunada mezcla de soberbia y falta de modestia? Es posible, pero no me importa. No tengo que dar cuentas a nadie y quien quiera hacer la prueba lo tiene fácil: Que vaya al catedrático de arqueología y prehistoria más sabio que conozca y le formule la pregunta de arriba. Sólo obtendrá titubeos y dudas.Si lo que quiere es una respuesta cierta, precisa y coherente, tendrá que preguntarme a mi.

Pero para simplificar, lo más rápido es que vea EL ÚTERO DE LA TIERRA, de mi serie CRÓNICAS DE LA TIERRA ENCANTADA.

Aquí lo pongo para los que quieran saber.