DIECIOCHO MINUTOS 

@abogadodelmar

Tu dijiste:

Cuál es la señal del camino, oh  derviche ?

 – Escucha lo que te digo

y, cuando lo oigas, ¡medita!

Ésta es para ti la señal:

la de que, aunque avances,

verás aumentar tu sufrimiento

FARIDUDDIN ATTAR
Nunca he aguantado que me traten como ganado es tabulado y que como ganado estabulado me obliguen a agruparme junto a docenas de otros humanos para hacer una cola o atravesar las compuertas que ellos digan. Y sin embargo ésa es la deriva de nuestra sociedad, que tanto en lo mental como en lo físico nos obliga a guardar un inquietante parecido con manadas de borregos obedientes.

Yo me fui a vivir al Puig huyendo de la Avenida del Puerto de Valencia solo porque había un servicio muy bueno de trenes de cercanías para ir y volver a mi despacho del centro. Al chico que tenía la concesión de la venta de billetes ya lo conocía ya de tanto ir y habitualmente bromeaba con él pidiéndole una dosis, que consistía en un billete de ida y vuelta.

Desde hace un tiempo algo llamado ADIF se ha apoderado de la gestión de las estaciones y para ganar dinero a espuertas, ha puesto de patitas en la calle a los antiguos concesionarios y los ha sustituido por máquinas tragaperras. Pero sobre todo, ha instalado una enorme plancha de hierro para impedir el libre acceso al andén y obligarte a pasar por los rulos. Esto sirve al sagrado fin de que ADIF gane aún más dinero a espuertas, ya que después de despedir a los concesionarios y sustituirlos por máquinas, han despedido también a los interventores para sustituirlos por lo mismo. Por ese motivo resulta que hace unos años, cuando bajaba del tren era un hombre libre que podía internarse libremente en una ciudad se supone que libre, mientras que ahora me veo obligado a amontonarme junto a docenas de otros usuarios y hacer cola para pasar por sus rulos lo mismo que una horda de ganado pasaría por unas compuertas. Si alguien se pregunta qué sentido tiene obligarte a pasar por el rulo dos veces, una antes de subir al tren y la otra después de bajar, yo me pregunto lo mismo, pero en cualquier caso éste es básicamente el motivo por el cual he puesto punto final a mi vida como usuario del tren de cercanías. 

Lo mismo puedo decir de otra empresa dedicada a la filantropía como es AENA. Hace unos años, la finalidad de los aeropuertos era dar servicio público, mientras que hoy lo es que AENA presente una estupenda cuenta de resultados a costa justa y precisamente de tratar a los viajeros como… ganado estabulado al. Aquí también hay que pasar sumisamente por las compuertas que ellos quieren.

Cuando pusieron en servicio en el aeropuerto de Valencia la nueva terminal de vuelos nacionales, instalaron un pequeño acceso de pasajeros que convivía con el otro mucho mayor de la terminal de toda la vida. Esa situación ha cambiado cuando AENA se ha puesto a mangonear para cerrar ambos accesos de pasajeros y crear otro y único por el que debe pasar todo el mundo. Y aquí tienes de nuevo a las turbas de usuarios amontonándose y haciendo de forma obediente lo que les mandan. Una vez me presenté allí a las siete de la mañana para coger un vuelo doméstico y estuve a punto de perderlo porque coincidí con algo así como cien mil turistas que iban a yo qué sé dónde, y lo que normalmente me habría exigido cinco minutos por el acceso pequeño, me ocupó unos cuarentena y cinco y sobre todo me produjo un susto de muerte porque perdía mi vuelo. Pero la aparente irracionalidad de esta medida esconde una profunda, seria y calculada racionalidad, porque el acceso de la terminal pequeña estaba justo delante de la escalera mecánica y ahí no había sitio para poner una tienda como si lo hay en el gigantesco y único acceso actual para ganado estabulado y sumiso que va a donde le dicen y obedece sin rechistar. La razón del cambio es que AENA ha puesto a continuación del acceso una tienda más grande que El Corte Ingles y si quieres ir hacia tu avión no tienes más remedio que meterte dentro. Esto no es como en el aeropuerto de Tenerife, donde han puesto una sencilla cinta a fin de que antes de entrar en el control de acceso tengas que pasar por su tienda. Es mucho peor y te ves en la tienda lo quieras o no. Pero como los antiguos paneles informativos de vuelos siguen en su antiguo emplazamiento, para distinguirlos y no confundirlos con los anuncios de marcas comerciales necesitas un esfuerzo de concentración. Quiere esto decir que los aeropuertos gestionados por AENA ya no tienen pr finalidad el servicio público, sino que AENA se forre, lo mismo que las estaciones de tren gestionadas por ADIF tampoco sirven a ningún servicio público, sino para que se forre ADIF.

Esto no es muy diferente de lo que está pasando con las autopistas, donde los antiguos trabajadores del peaje han sido sustituidos por máquinas también para hacer mucho dinerito, que es lo que cuenta.

Todo esto viene a cuento de que desde hace tiempo me había sentido molesto por ser sometido también a prácticas de ganadería estabulada en los cines. Antes comprabas la entrada y, como eras más o menos un señor, mientras empezaba la película podías sentarte en unos sofás que había en el amplio vestíbulo y tomarte un café. Poco a poco eso fue cambiando y después de comprar la entrada tenias que permanecer de pie hasta que el portero decía YA y entonces te ponías a hacer otra cola desagradable. El usuario ya no es un señor. Es una cabeza de ganado que no cuenta por su individualidad sino por su número. 

Ahora bien, ayer fui otra vez al cine y me encontré con una nueva vuelta de tuerca consistente en dieciocho minutos de anuncios antes de la película. El cine lleno de cabras, vacas, cerdos y borregos silenciosos, obedientes, callados sumisos y atentos a unos anuncios comerciales que se sucedían uno tras otro pareciendo que no iban a terminar nunca. Unos anuncios comerciales que a nadie interesaban y que nadie quería ver, pero estábamos todos atrapados y encerrados en el recinto oscuro, y a meced de un capitalismo no sólo salvaje, sino cada vez más atrevido. Pienso que una cosa es que una cadena privada se financie con publicidad para ofrecer al feliz televidente una parrilla de pura basura mental gratuita y otra muy distinta pagar bien cara una entrada para tragarte por obligación y contra tu voluntad dieciocho minutos de anuncios. 

La única alternativa es comprarme una linterna y aparecer dieciocho minutos después de la hora anunciada, pero solo faltaría que con esto tropezara y me dejara los dientes como tributo al sistema. Y como esto es un mecanismo de lo tomas o lo dejas, pues francamente lo dejo y desde hoy no volveré a poner un pie en una sala comercial de cine. LA ÚNICA RIQUEZA QUE TENEMOS ES EL TIEMPO, todo lo demás es humo. El dinero se gana, se pierde y se recupera. El tiempo sólo se consume y no tiene repuesto.  Por eso que me estafen robandome el tiempo es bastante peor   que cualquier otra estafa o robo y por eso la coacción que sufrí ayer ya no tiene remedio.Me apañaré con YouTube o practicaré la abstinencia, pero esto para mí se acabó. 

José Ortega

ABOGADO

Derecho de costas marítimas

Plaza Mariano Benlliure 21 1

El Puig 46540 Valencia

TF 961471097 fax 961471287

Tf móvil 629511225

ortega_abogados@hotmail.com

joseortega@costasmaritimas.es

Web http://www.costasmaritimas.es

Blog http://www.costasmaritimas.wordpress.com

Acerca de JOSÉ ORTEGA

SSoy escritor de vocación, no de profesión. MI página de autor en AMAZON está en http://www.amazon.com/Jos%C3%A9-Ortega-Ortega/e/B001K15WJM No he llegado, y no sé si quiero, al nivel de aquéllos a los que les pagan por escribir y se asustan ante la hoja en blanco. Mi caso es el de quien es poseído por la historia y no puede liberarse de ella hasta que la escribe, redonda y perfecta. He escrito sobre la búsqueda de la inmortalidad, supongo que debido a mi predilección por las metas imposibles. Estudié Historia Antigua y Derecho. Ejerzo como Abogado. Esta profesión me proporcionó un aburrimiento inmenso hasta que descubrí la forma de utilizarla para proteger a los débiles frente a los fuertes. Desde entonces me divierte y me gratifica. He sido productor de cine y he coproducido tres películas de aventuras. LA ISLA DEL DIABLO MANOA EL ESCARABAJO DE ORO Después produje y dirigí con mi productora LUGALBANDA SL tres series documentales para televisión GENESIS (Prehistoria) CRONICAS DE LA TIERRA ENCANTADA (Arqueología y mito) CAMINS PER LA MAR (Pesca de bajura) Las dos primeras disponibles en Amazon y en este blog. También escribí, dirigí y produje el cortometraje de ficción LA DAMA DEL MAR, basado en un cuento celta irlandés sobre sirenas (You tube) y últimamente he fabricado dos documentales para que circulen libremente por Internet, uno de ellos sobre la primavera española (MAYO (A ESPIRITUAL APPROACH TO SPANISH REVOLUTION). He publicado ocho novelas en AMAZON GILGAMESH Y LA MUERTE EL PRINCIPE PÁLIDO LA PIEDRA RESPLANDECIENTE EL ARBOL DE LA VIDA EL CAMINO AL PARAISO EL ULTIMO SUEÑO DE LA MARIPOSA LA TUMBA MI HOMBRE IDEAL Información y vínculos a Amazon en el menú de arriba También publiqué con la Universidad de Murcia LA RESURRECCIÓN MÁGICA, un libro conteniendo un recopilación de cu€ tos populares que yo mismo hice y con unade teoría del cuento popular . He escrito varios artículos sobre antropología e historia de las religiones en revistas científicas y una serie radio de 25 episodios, EL ARQUERO ENCANTADO, sobre el mismo tema. Como abogado me dedico a la defensa de los derechos civiles en el campo de la ley de costas y he conseguido que el Parlamento Europeo apruebe en marzo de 2009 una declaración censurando los abusos que se cometen en España contra los humildes, al mismo tiempo que se disculpa a los poderosos. Esto me ha proporcionado cierto rollito mediático que procuro llevar bien (me refiero a no volverme idiota por el mero hecho de que me pongan delante una alcachofa). En 2012 redacté un proyecto de ley de reforma de la Constitución que contiene todas las claves para que la democracia sea de verdad, y la condensé en un folio al que di forma de manifiesto y bauticé como MANIFIESTO 2012 (busca en google). Muchos me quieren y unos cuantos buscan día y noche y con poco éxito mi ruina. Los imbéciles de arriba de arriba me odian y debo añadir que algunos tambo´n m€ temen. Carezco de sentido práctico y por eso escribo un blog como éste que sólo puede darme problemas. Lo que me mueve es simple, quizá demasiado simple. Es que no aguanto ni la injusticia, ni la manipulación, ni el abuso. En realidad empecé a escribir aquí en septiembre de 2010 para dar a conocer mis novelas. O sea que esto nació como un blog dedicado a los libros y todo eso. Pero las exigencias de la realidad se impusieron.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a DIECIOCHO MINUTOS 

  1. susana dijo:

    La verdad que es triste comprobar como pretenden teledirigirnos, ahí la atención constante porque a la vuelta de la esquina y sin darnos cuenta estamos metidos en el redil.
    Tendremos que saber estar y no ser, bandearnos con el sistema de alguna manera que no pueda alcanzar nuestra profundidad

  2. fractalio dijo:

    Ni utilizo aviones, ni trenes, ni autopistas, ni voy al cine. Entiendo que hay determinados tipos de vida que necesitan todos o alguno de esos “servicios”, pero creo que en la mayoría de los casos han llegado a “ser vicios”, y eso es lo que nunca pude comprender. Cada lastre que a lo largo de mi vida he ido tirando por la borda me ha supuesto un enorme avance en calidad de vida y de sensación maravillosa de aumento de dosis enormes de libertad. Que no es tal sensación, sino una realidad palpable, y un aporte importante del mejor salario que uno puede percibir, que es el aumento de tiempo para lo que quiera, cuando quiera y como quiera. No existe en el mundo un gurú del marketing que pueda conmigo, y eso es una sensación que recomiendo encarecidamente probar, pues engancha. Además de ser el único arma de la que disponemos contra el sistema de acumulación salvaje de capitales por parte de los sometedores que controlan leyes, gobiernos y estados. Y ellos no tienen, ni tendrán, defensa posible, ni posibilidad de contraataque.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s