PEQUEÑO NICOLÁS, GRAN PILAR

@abogadodelmar

francisco-nicolas--644x362

Permitidme que estalle en risas, o al menos se me escape una sonrisa irónica, cuando leo que el Fiscal se va a querellar contra don Francisco Nicolás por injurias al CNI.

Las risas proceden de la pretensión de que un artefacto como el CNI pueda ser destinatario del delito de injurias. Amigos, resulta que esa entidad carece de personalidad jurídica propia. Es el Estado el que tiene personalidad jurídica y no uno de los inventos de su organigrama administrativo interno. Por lo tanto, supongo que el fiscal estaba bromeando cuando decía eso.

Ved la definición legal del precepto:

Artículo 208 del Código Penal:

Es injuria la acción o expresión que lesionan la dignidad de otra persona, menoscabando su fama o atentando contra su propia estimación.

El CNI no es una persona física, como todo el mundo puede suponer, pero tampoco jurídica por lo que digo arriba, de donde lo que el Fiscal creo que debería ir a tomarse un cortado al café Gijón, que le pilla cerca, y reflexionar un poco, en especial sobre lo que dice el artículo 25 de la Constitución (o sea, que nadie puede ser condenado por una conducta que no estuviera previamente tipificada como delito).

A todo esto, a don Francisco Nicolás le quieren acusar de un delito inexistente en relación con una conducta de hablar de lo que hace o no hace el CNI y esto me ha hecho recordar que me quedé a cuadros nada más terminar la lectura de un libro de Pilar Urbano titulado YO ENTRÉ EN EL CESID.

product-398005

Como muchos saben, especialmente si son viejos, CESID es el acrónimo de Centro Español de Estudios de la Defensa, el precedente del actual CNI o Centro Nacional de Inteligencia. Doña Pilar Urbano, que creo que es una periodista del sistema, comienza su libro contando que la subieron a un coche blindado y con cristales tintados que la transportó hasta la sede del CESID y fingiendo un acojono puramente teatral ante la posibilidad de que una vez allí la hicieran prisionera y no volviera a ver la luz (nadie sabia que ella había subido a ese coche) y lo termina con la reflexión descabellada de que menos mal que había estado allí ella “con su libretita al viés” tomando sus notas para la posteridad y escribiendo algo así como la historia secreta de España.

301_interviewee_pilar-urbano

Lo que hay entre una cosa y la otra es un conjunto de secretos de Estado extraordinariamente delicados que la autora del libro se permite revelar de forma extraordinariamente explícita a la par que relajada y sin el menor temor. A lo largo de la publicación la buena señora explica todas las operaciones clandestinas que le da la gana, incluyendo el asalto a una embajada extranjera para robarle datos de no sé qué leches.

Cuando terminé el libro e hice una pregunta simplísima: Por qué extraño motivo no doña Pilar Urbano, sino los responsables del CESID, seguían circulando con libertad en lugar de ser detenidos y puestos a disposición del Juzgado Togado Militar (así se llaman los juzgados militares a pesar de que los jueces no llevan toga) por un delito del artículo 53 del Código Penal Militar cuando áfirma:

El militar que, sin propósito de favorecer a una potencia extranjera, asociación u organismo internacional, se procurare, revelare, falseare o inutilizare información legalmente clasificada relativa a la seguridad nacional o defensa nacional, a los medios técnicos o sistemas empleados por las Fuerzas Armadas o relativa a industrias de interés militar, será castigado con la pena de tres a diez años de prisión.

Artículo 54

La autoridad o funcionario público no comprendido en el artículo anterior que, a sabiendas y sin la debida autorización, accediere o permitiere acceder a documentos secretos cuya custodia le esté confiada por razón de su cargo, incurrirá en la pena de multa de seis a doce meses, e inhabilitación especial para empleo o cargo público por tiempo de uno a tres años.

Me refiero a la autoridad militar, puesto que el CESID estaba servido por ilustres y en aquella época su Director era el T.C. Manglano. O sea que a los responsables de la filtración debía esperarles algo tan divertido como un Consejo de Guerra y sin embargo no sucedió nada. La operación se había hecho a la luz pública, con total alevosía y se parecía muchísimo a esos robos en los que los ladrones van a las doce de la mañana, ponen un camión de mudanzas en doble fila, piden ayuda a la policía local para regular el tráfico, y a continuación dejan el piso totalmente vacío a vista y paciencia de la poli, los viandantes, los vecinos y de todo el mundo.

¿Por qué a Don Francisco Nicolás le buscan tales problemas acusándolo de un delito que da risa y no existe y a los militares que revelaron a Doña Pilar Urbano secretos de Estado muy delicados nadie les pregunta ni la hora? Supongo que la paradoja se debe a que Nicolás en un tornillo suelto en la maquinaria mientras que lo de la gran periodista con su libretita al viés formaba parte, quizás, de una operación de Estado que tenía por fin dignificar al CESID. En aquella época me parece que fue cuando el centro de inteligencia se transformó en hazmerreir debido a que unos agentes que estaban espiando a ETA olvidaron unas nóminas en el piso desde el que efectuaban la vigilancia,

Parece que entonces el CESID tenía que venderse como si fuera una marca de queso y que el libro de Urbano fue una operación de marketing programada desde arriba, lo que no reduce la gravedad del episodio ni tampoco los delitos cometidos en el empeño (claro está que si el CESID estaba acostumbrado a las operaciones clandestinas, esto le daba igual). El pecado del pobre Nicolás consiste en hacer lo mismo o parecido a lo que hizo la gran periodista, pero sin permiso de los de arriba.

Nicolás, por lo menos puedes estar tranquilo . El fiscal no puede hablar en serio cuando pretende acusarte de un delito de injurias contra el CNI.

José Ortega
Abogado
http://www.costasmaritimas.es

Un comentario en “PEQUEÑO NICOLÁS, GRAN PILAR

  1. Salud Ortega. Agradezco tus reflexiones. A continuacion un libro interesante que te nombre en un anterior articulo. ( Kamali. Algunas claves sobre el pasado presente y posible futuro de hispanistan, salud a todos> Kamali Kankana – Mentes Criminales – Cultos O Sectas Mas Peligrosas Y Extrañas Pdf–http://ebiblioteca.org/?/ver/26840 ). Atte.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s