DESPERTARES (UN MILAGRO DOMÉSTICO DE GENTE CORRIENTE)


photo

 

@abogadodelmar
Supongo que la mayoría de vosotros conocerá la bella y frustrante historia de Despertares, la película protagonizada por Robert de Niro, así que me abstengo de resumirla.
En el itoño de 2011mi padre, de 85 años, empezó a dar síntomas de agotamiento físico y mental, a desorientarse, cansarse y moverse con torpeza.
El 11 de octubre lo metí en el coche y salimos zumbando para la consulta de unos médicos grandiosos y especiales de Madrid que lo sometieron a un peculiar análisis de sangre suficiente para revelar cualquier problema, aunque sea embrionario.
A la mañana siguiente, día de desfile militar en Castellana, vinimos de vuelta y a mediodía estábamos sentados ala mesa con mucha esperanza en el tratamiento de los súper doctores.
Al terminar de comer ni padre se cayó bajando los cuatro escalones que dan al jardín y se golpeó la cabeza. Lo llevé al centro de salud, pero como no lo vieron bien recomendaron el hospital, donde comprobaron que tenía líquido en el pulmón y quedó ingresado.
Cuando lo devolvieron a casa no era capaz de caminar, levantarse o sostenerse. Tenía insuficiencia cardiaca por prolapso de la válvula mitral y arterioesclerosis cerebral, y quedó en cama.
Me dio por pensar que la coenzima Q10 podría ayudarle, ya que mejora la gestión del oxígeno al hacer más eficiente el proceso de combustión que tiene lugar en la mitocondria, y conencé a dársela.
El 28 de noviembre, día de su cumpleaños, pudo levantarse por primera vez a comer a la mesa. A mitad de diciembre participó en una comida familiar como si tal cosa y en la mañana del día de Navidad di con él un paseo que fue un auténtico desafío a la muerte y que nunca olvidaré.
Pero mi padre estaba protagonizando un milagro tan breve y melancólico como el de la película. Cuando volví a principios de enero lo encontré postrado en cama con ese rostro de estupor y esa mirada fija de los moribundos.
El día 16 de marzo, cuando tenía yo cargado el coche con un cacharro para mejorar la oxigenación, recibí la llamada  de mi madre anunciando que acababa de cruzar al otro lado con mucha paz.
Cerró los ojos sin poder abrirlos nás, fue respirando de forma cada vez más débil y después se marchó. Instantáneamente su piel adquirió un tono terroso.
Meses antes un internista de la seguridad social le había diagnosticado depresión sin sin someterlo a una sola prueba o análisis. Los súper médicos de Madrid, con su extraordinario recuento de sangre, no vieron que tenía líquido en el pulmón. Aún tengo conmigo las notas que iba tomando mientras aquel doctor le comentaba lo que había visto en la muestra. “Ventila bien” le había dicho al repasar el estado del sistema respiratorio. Claro que tenía depresión, pero porque sabía que se estaba muriendo. 

Cuando el 9 se diciembre saqué el Manifiesto 2012 y propuse entre otras cosas que las medicinas y medios mal llamados alternativos se incluyesen en la seguridad social, fue entre otras cosas debido a mi experiencia personal.No puede ser que un abogado que ha leído dos o tres libros de divulgación ponga en pie a un invalido mientras los médicos oficiales se limitan a pasear la manta sin dar una, como tampoco puede ser que algo tan útil como la coenzima Q10 no esté financiada por el sistema publico de salud.

Sea como sea, conservo dentro de mi la satisfacción algo amarga de haber conseguido que mi padre se pusiera en pie y caminara, lo mismo que había hecho él conmigo en mis primeros años.

José Ortega
Abogado
http://www.costasmaritinas.es

Un comentario en “DESPERTARES (UN MILAGRO DOMÉSTICO DE GENTE CORRIENTE)

  1. Pingback: ALGUNAS PRECISIONES EN RELACIÓN CON EL MANIFIESTO 2012 |

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s