UN DÍA CUALQUIERA (EL CASO DEL BAILARÍN Y LA. CARTERA)

UN DÍA CUALQUIERA (EL CASO DEL BAILARÍN Y LA. CARTERA)

@abogadodelmar

11.04.2014

20.00 Mi hija Julia, prima donna de ballet en ámbito local, me pide que trate de conseguirle acceso para visitar los ensayos de la compañía nacional de danza en Valencia. El director de la compañía, que recientemente sustituyó a Nacho Duato después de desarrollar una carrera mundial centrada en la ópera de París, es José Carlos Martínez y es primo segundo de un servidor. Nunca he hablado con él y sólo conservo de su persona vagos recuerdos de un niño de ocho o nueve años correteando con el uniforme de lobato y una cinta cogida al cinto que volaba al viento, pero un primo no deja de ser un primo.

20.10 Pongo un mensaje a los padres de José Carlos para pedirles el favor.

12.04.2014

10.00 Recibo mensaje del padre de José Carlos acusando recibo.
11.30 Habló por teléfono con él y me dice que está tratando de resolverlo.
11.45 Quedo para tomar café por la tarde con un amigo de la infancia que es jefazo de la policía.
13.00 Me voy caminando al pueblo para comprarle a mi madre una revista llamada súper tele.
13.15 La chica que atiende la papelería va en silla de ruedas y tiene un rostro agradable y cordial. Me dice que el súper tele se ha agotado.
13.20 Lo intento en la otra papelería: el súper tele se ha agotado,
13.25 Echo un vistazo a un caserón impresionante y rodeado de pinos donde habitó por un tiempo el fantasma de una joven institutriz alemana. El caso me inspiró algunos pasajes de El último sueño de la mariposa.
13.30 Salgo al campo a pasear sumido en cavilaciones sobre la revista súper tele. Todas las revistas del corazón estaban disponibles, lo mismo que todos los periódicos, pero la herramienta para programar nuestra propia intoxicación mental en la forma más potente, esa no hay manera de encontrarla porque todos los tele zombies, ansiosos de recibir su dosis, ya se la han procurado.
No obstante, sustituyo todo análisis por un simulacro de actitud zen en la que me concentro conscientemente en los sonidos a mi alrededor, comprobando que no sólo se escucha un apetitoso concierto de pájaros, grillos y cigarras, sino que de forma insólita me sale al paso una mariposa, cuando yo creía que se habían extinguido. Esto me induce a pensar, puede que de forma un poco tonta, que la humanidad tiene arreglo.
13.45 Llamó por teléfono a Tenerife para encargar un milagro que por razones que no vienen al caso me hace falta, y doy instrucciones para que la brigadilla del rosario haga el favor de ponerse en marcha. Recibo, como esperaba, plenas garantías de que se va a movilizar una poderosa maquinaria de oración.
14.00 A cien metros de casa, encuentro tirada en el suelo una cartera. La recojo y veo que contiene la documentación personal de su dueño, varias tarjetas de crédito y un buen fajo de billetes que no cuento por pudor pero que estimo en unos 500 euros.
14.05 Llamo por teléfono a mi amigo de la policía y le cuento lo sucedido, expresándole mis dudas sobre la conveniencia de llevar la cartera a los suyos por si de pronto el dinero desaparece. Mi amigo me confirma las dudas y me aconseja darle la cartera a él, para que se encargue, o bien mirar el DNI por ver si su domicilio está cerca y devolvérsela a su dueño directamente.
14.10 Averiguo que el dueño de la cartera vive a dos calles y me persono en su casa pero no hay nadie.
14.30 Vuelvo a la mía, le escribo una nota y se la pego con celo en la parte interior de la puerta de su jardín, dejándole mi teléfono.
14.40 El padre de José Carlos me dice que está todo arreglado y Julia salta de alegría.
14.50 Me meto una sopa de cocido que no veas.
15.40 Mi teléfono móvil suena y como esperaba es el propietario de la cartera. Le doy mis señas para que venga a recogerla.
15.45 Julia me dice que en el teatro está todo cerrado y que no ve a nadie y le sugiero que dé la vuelta al edificio en busca de la puerta de atrás o algo así.
15.55 Simultáneamente, Julia me llama para decirme que ha entrado y ha tenido el gran privilegio de poder saludar a su primo lejano José Carlos, y el dueño de la cartera se presenta delante de mi casa. Me dice que ya daba por perdido el dinero y que estaba a punto de llamar para empezar a anular las tarjetas, y al mismo tiempo saca cien euros para dármelos como gratificación. Le digo que ni se le ocurra y como me dice y repite que está en deuda conmigo, le pido que me invite a un café un día de estos.
16.05 Me siento con mi madre en el porche y reflexiono sobre lo que había escuchado decir a Wayne Deyer: Cuando alguien hace un acto de generosidad o una buena acción, hay una mejora inmediata en el sistema inmunológico del que da, del que recibe y del que presencia el acto. Constato que ese día teníamos el cuadro completo.
18.05 Tomo el café con mi amigo de la policía. Le dedico dos ejemplares de El árbol de la vida, evocamos los hermosos años de juventud por los senderos de la montaña (también él veía a José Carlos correteando a nuestro alrededor) y finalmente me enseña la casa que hizo literalmente con sus manos, en un ejemplo indiscutible de la tenacidad que siempre tuvo.
En mí es recurrente la duda sobre si todo es azar o todo es destino.
Me llama la atención que las dos cuestiones importantes que debía resolver, la del bailarín y la de la cartera, culminaran y se resolvieran de forma simultánea. Puede que esto no signifique nada, pero es lo que sucedió. A lo mejor resulta que todo tiene un sentido, que todo son pistas que el universo nos pone en el camino para que podamos seguirlas y llegar a cumplir con la misión para la que vinimos a la vida, sea cual sea.
Y si no es así, no me importa. Por suerte, podemos elegir lo que queremos pensar, y yo ya he elegido.

José Ortega
http://www.costasmaritimas,es

Acerca de JOSÉ ORTEGA

SSoy escritor de vocación, no de profesión. MI página de autor en AMAZON está en http://www.amazon.com/Jos%C3%A9-Ortega-Ortega/e/B001K15WJM No he llegado, y no sé si quiero, al nivel de aquéllos a los que les pagan por escribir y se asustan ante la hoja en blanco. Mi caso es el de quien es poseído por la historia y no puede liberarse de ella hasta que la escribe, redonda y perfecta. He escrito sobre la búsqueda de la inmortalidad, supongo que debido a mi predilección por las metas imposibles. Estudié Historia Antigua y Derecho. Ejerzo como Abogado. Esta profesión me proporcionó un aburrimiento inmenso hasta que descubrí la forma de utilizarla para proteger a los débiles frente a los fuertes. Desde entonces me divierte y me gratifica. He sido productor de cine y he coproducido tres películas de aventuras. LA ISLA DEL DIABLO MANOA EL ESCARABAJO DE ORO Después produje y dirigí con mi productora LUGALBANDA SL tres series documentales para televisión GENESIS (Prehistoria) CRONICAS DE LA TIERRA ENCANTADA (Arqueología y mito) CAMINS PER LA MAR (Pesca de bajura) Las dos primeras disponibles en Amazon y en este blog. También escribí, dirigí y produje el cortometraje de ficción LA DAMA DEL MAR, basado en un cuento celta irlandés sobre sirenas (You tube) y últimamente he fabricado dos documentales para que circulen libremente por Internet, uno de ellos sobre la primavera española (MAYO (A ESPIRITUAL APPROACH TO SPANISH REVOLUTION). He publicado ocho novelas en AMAZON GILGAMESH Y LA MUERTE EL PRINCIPE PÁLIDO LA PIEDRA RESPLANDECIENTE EL ARBOL DE LA VIDA EL CAMINO AL PARAISO EL ULTIMO SUEÑO DE LA MARIPOSA LA TUMBA MI HOMBRE IDEAL Información y vínculos a Amazon en el menú de arriba También publiqué con la Universidad de Murcia LA RESURRECCIÓN MÁGICA, un libro conteniendo un recopilación de cu€ tos populares que yo mismo hice y con unade teoría del cuento popular . He escrito varios artículos sobre antropología e historia de las religiones en revistas científicas y una serie radio de 25 episodios, EL ARQUERO ENCANTADO, sobre el mismo tema. Como abogado me dedico a la defensa de los derechos civiles en el campo de la ley de costas y he conseguido que el Parlamento Europeo apruebe en marzo de 2009 una declaración censurando los abusos que se cometen en España contra los humildes, al mismo tiempo que se disculpa a los poderosos. Esto me ha proporcionado cierto rollito mediático que procuro llevar bien (me refiero a no volverme idiota por el mero hecho de que me pongan delante una alcachofa). En 2012 redacté un proyecto de ley de reforma de la Constitución que contiene todas las claves para que la democracia sea de verdad, y la condensé en un folio al que di forma de manifiesto y bauticé como MANIFIESTO 2012 (busca en google). Muchos me quieren y unos cuantos buscan día y noche y con poco éxito mi ruina. Los imbéciles de arriba de arriba me odian y debo añadir que algunos tambo´n m€ temen. Carezco de sentido práctico y por eso escribo un blog como éste que sólo puede darme problemas. Lo que me mueve es simple, quizá demasiado simple. Es que no aguanto ni la injusticia, ni la manipulación, ni el abuso. En realidad empecé a escribir aquí en septiembre de 2010 para dar a conocer mis novelas. O sea que esto nació como un blog dedicado a los libros y todo eso. Pero las exigencias de la realidad se impusieron.
Imagen | Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a UN DÍA CUALQUIERA (EL CASO DEL BAILARÍN Y LA. CARTERA)

  1. Rosama Hevia dijo:

    Las cosas tienen el significado que tú quieras. Lo que realmente importa es lo que pensamos sobre las cosas que nos pasan.
    Las cosas que te pasan a ti no son producto de la casualidad o del destino. Solo recoges lo que siembras.
    Da por seguro que no solo la brigada del rosario está orando por ti.
    Por eso, un beso.

  2. fractalio dijo:

    Es curioso, ese tipo de disquisiciones me ocupan un porcentaje importante del tiempo dedicado a la reflexión. Cuando los efectos no son atribuibles directamente a las causas, porque puntualmente no se pueden desenmarañar las interacciones entre unos y otras, que a veces tienden al infinito, lo que hago es suspenderlas en el tiempo, que es el que aporta la casuística necesaria para poder analizar las cosas estadísticamente disminuyendo el margen de error. Y es el tiempo el que acaba demostrando las relaciones causa-efecto. Pero se tiene que dar una condición sine qua non: no autoengañarme, ser objetivo, no arrimar el ascua a mi sardina. Después, si analizamos los procesos en todos los sistemas, con esa misma condición de objetividad, y percibimos la similitud tan enorme que hay en todos ellos, somos capaces de extrapolar y predecir efectos con bastante exactitud y antelación.

    Ya sé aquello de que la objetividad no existe, que todo depende del color del cristal, y tal y tal, pero en mi opinión, sí que existe, sólo hay que ponerse de acuerdo en la vara de medir, y si se usa cristal para ver mejor, que sea incoloro.

  3. susana marcos dijo:

    Tiene toda la pinta de que sí hemos venido a cumplir un objetivo, a veces duro y complicado y nos cuesta aceptar las situaciones y nos revelamos y nos salimos del camino y no queremos saber nada de nada, entonces la vida te da un respiro, cojes fuerzas y a la vuelta de la esquina se te presentas las mismas circunstancias. No hay casualidades, vivimos bailando con las causalidades.

  4. David dijo:

    Si, si… pero su madre se quedó sin la super tele.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s