PERDÓN, PERO ME SIENTO BENDECIDO (A PROPÓSITO DE UN POSIBLE MILAGRO EN EL CASO DE EMILIO MARTÍ)

@abogadodelmar

PASO UNO. EL CASO EMILIO MARTÍ

Hace mucho tiempo que quería y debía haber escrito sobre Emilio Martí. El problema es sintetizar, porque su caso no se explica en un minuto aunque lo intentaré.

Araceli Martí

Araceli Martí

En febrero de 2012 Araceli Martí me dijo que a su hermano Emilio le habían metido diez años de prisión por un delito contra la salud pública. Se dedicaba a la distribución de frutas y verduras y en un contenedor que le enviaron aparecieron 378 kgr de cocaína. Cuando Araceli me trajo los mil trescientos folios de la causa criminal lo que encontré dentro fue una cantidad extraordinariamente grande de basura densa y maloliente, y me refiero a la instrucción del procedimiento.

Emilio Martín, unos momentos antes de ingresar en la cárcel para cumplir diez años

Emilio Martín, unos momentos antes de ingresar en la cárcel para cumplir diez años

Araceli quería que yo hiciera algo por su hermano, pero oficialmente no había nada que se pudiera hacer, puesto que acababan de recibir una amable decisión del Tribunal Supremo declarando inadmisible la casación y la cosa ya no tenía remedio. Pero todo olía tan, tan mal…  y Sus Señorías habían dejado sin padre a una niña de cinco años que no cesaba de preguntar por él y a un hijo de trece que ya comenzaba a sospechar el drama. Su mujer estaba evidentemente por los suelos, su padre con vejez prematura y su madre víctima de la depresión, atiborrada a medicamentos y recluida voluntariamente en casa porque era incapaz de salir a la calle.

A vista de la cantidad de porquería que encontré en la instrucción, escribí una querella criminal de cincuenta folios aproximadamente contra un miembro  de la policía judicial que bajo mi punto de vista instruyó el procedimiento de forma que Emilio por así decir se la cargara con todo el equipo a pesar de que no había ni una sola prueba de su participación en los hechos. Este hombre hizo y deshizo a su antojo despreciando las limitaciones legales de la actuación de la policía judicial, que prohiben emitir juicios sobre la culpabilidad de los imputados. Continuamente emitía tales juicios encontrando culpable  a Emilio y otras cosas que no cuento aquí por falta de espacio.

Valle, esposa de Emilio Martí

Valle, esposa de Emilio Martí

En aquella época hice de todo. Me fui a hablar con la Fiscal Jefe, quien me dijo que no pensaba valorar una denuncia contra el policía judicial sino hasta que la presentara por escrito, cosa que hice. En realidad podía elegir entre formular denuncia a la Fiscalía o querella criminal en el juzgado de instrucción e hice lo primero, pero la Fiscal Jefe me advirtió de que si su Fiscalía rechazaba la denuncia seria prácticamente imposible que luego la querella la admitiera un juez de instrucción.

La rechazaron. Bajo mi punto de vista con argumentos idiotas. Unos cuatro párrafos para rebatir una denuncia de cincuenta folios, así que os podéis imaginar. En vez de conformarme, presenté queja a la Fiscalía General del Estado, que se pasó el recurso por cierta parte con argumentos de chiste. Presenté recurso de alzada ante el Ministro de Justicia, que está por resolver. No espero nada de ese tío, pero hay que intentarlo.

A todo esto resulta que los magistrados de la Audiencia Provincial habían dejado marchar a su país de origen a un procesado que al parecer sí tenía que ver con el trafico de sustancias prohibidas. Y lo habían dejado marchar muy malamente, diciendo que el auto de libertad provisional se había dictado SIN prohibición de abandonar el territorio nacional, cuando lo cierto es que el auto de libertad provisional se había dictado CON prohibición de abandonar el territorio nacional. El Fiscal había informado que sí, que se fuera, que el riesgo de que el procesado se hurtara a la justicia era “mínimo”. Sus cojones. En el juicio no se presentó y cuando el Presidente de Sala le pregunta a su abogado dónde está, el abogado le contesta: “Señoría, no ha venido de su país por miedo a ser condenado”. Y entonces el Presidente le dice: “Pues nada, abandone usted la Sala que nosotros vamos a hacer el juicio con los que hay”.  Y así quedó la cosa. Quizá podáis entender que una de las pocas posibilidades de defensa que tenía Emilio era que su abogado interrogase a  ese señor que no estaba. Y esa posibilidad se disipó.

Queja al Consejo General del Poder Judicial. Me dicen que ellos no pueden intervenir. A petición de la familia, y no por mi gusto, voy a visitar a un penalista muy bien relacionado al que entre otras cosas le comento la posibilidad de poner querella por prevaricación contra los magistrados. Después de que este compañero de profesión me dice que él no se suicidaría haciendo eso, lo que hago e exactamente eso y pongo la querella contra los magistrados que dictaron la resolución y contra el Fiscal que informó favorablemente, pretendiendo que el riesgo de fuga era “mínimo”. El Tribunal Superior de Justicia me la inadmite porque dice que el Fiscal es un aforado (aunque con argumentos indirectos y rebuscados) y que es competente el Tribunal Supremo. Yo, que ya sé que cuanto más arriba más difícil, les contesto diciendo que renuncio a la querella contra el Fiscal y que siga adelante la cosa contra los magistrados. Me ponen un auto y me dicen que leches, que la querella ya estaba inadmitida e inadmitida se queda. El mismo día redacto otra igual contra los magistrados y sin acusar al Fiscal. Me la admiten a trámite y en el mismo auto me la desestiman diciendo que los magistrados dictaron la resolución a vista del informe del Fiscal y además que el hecho de que esa resolución la basaran en un precedente inexistente (la previa y supuesta decisión de libertad sin prohibición de abandonar el territorio nacional) fue un error material. Hago un recurso preguntándoles cómo es posible que se puedan haber enterado de que hubo error material si no interrogan antes a quienes sufrieron el pretendido error material. Es evidente que para eso deben tramitar un procedimiento judicial contra sus congéneres y recibirles declaración, cosa que por lo visto no desean. Estoy a la espera de que me digan otra vez que no.

A todo esto pido al Gobierno el indulto y me mandan a paseo a pesar de que Emilio tiene trabajo estable y familia que mantener. Con esto el Ruíz Gallardón, paladín del derecho a la v ida de los niños, condena a una niña de cinco años a vivir sin padre durante diez. Pido la suspensión de la condena asociada a la petición de indulto y me dicen que no. Pido la suspensión de condena asociada la denuncia contra el policía judicial y me dicen que no. Presento recurso de amparo al Tribunal Constitucional  y me lo inadmiten. Presento demanda ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos y me la inadmiten también. Ya no sé qué más cosas he pedido y  me han negado. Parece absoluta y totalmente imposible buscar justicia. Imposible. Tengas o no razón. Nadie te escucha. Nadie quiere saber nada. Todos hacen su papel, ganan sus sueldos y a vivir que son dos días.

Entonces decidí jugar la única baza que me quedaba. Ya no tenia mas pólvora. Sólo podía presentar la antigua denuncia rechazada por la Fiscalía como querella criminal y que se repartiera. Eso fue lo que hice a principios de septiembre.

PASO DOS. RENOVACIÓN CARISMÁTICA EN MITAD DEL ATLÁNTICO

Algunos saben que me dedico a defender a los afectados por la ley de costas, que suelen ser, más que terratenientes con exceso de peso y mercedes último modelo, personas humildes y oprimidas por un poder asquerosa e insultantemente abusivo, al menos en esas playas y arrecifes de Canarias por donde voy o iba a menudo.

Los vecinos de Bajo la Cuesta (Candelaria) con José Ortega en septiembre de 2013

Los vecinos de Bajo la Cuesta (Candelaria) con José Ortega en septiembre de 2013

Algunos menos saben que mi lucha más burra se desarrolla en  el barrio de Bajo la Cuesta, donde los ingenieros de costas decidieron tirar al suelo cincuenta casas de personas humildes sin tener ni un poco de razón, más bien engañando y manipulando los datos topográficos (de nuevo no tengo aquí espacio para explicar los detalles).

Los vecinos de Bajo la Cuesta no solamente temen por sus viviendas, sino también por su anticuada forma de vida. Se reúnen al otro lado de la calle y hacen tertulia mientras se hartan de café y bollos como una gran familia no de sangre pero sí de afecto. Incumplen a la luz pública y con ostentoso desdén las perentorias directrices invisibles de transformarse en idiotas viendo en la tele a Belén Esteban y esto también se lo quieren llevar por delante los hijoputas que se han empeñado en transformar el barrio en ruinas. Si os fijáis, he puesto en este artículo tres fotografías de la vida en Bajo la Cuesta y las tres tienen algo en común ¿os habéis fijado? Todos los que aparecen están siempre sonriendo.

Cafe para todos en Bajo la Cuesta

Cafe para todos en Bajo la Cuesta

Una noche, una vecina del lugar llamada Carmen Rosa Delgado me dijo algo que me casi me hizo llorar. Me dijo que cada noche ella y unas buenas camaradas se reunían para rezar y entre otras cosas rezaban por mi, para que el de arriba me protegiera y las cosas me salieran bien. Esto no es algo que suela sucederle a un abogado, pero yo tengo esa suerte. Creo que en algún artículo anterior ya he contado que la primera vez que fui a babar al Parlamento Europeo, el 20 de enero de 2009, estas personas armaron un buen follón movilizando por internet una red mundial de oración y consiguieron que en el momento en que yo estaba hablando hubiera 300.000 personas rezando porque la cosa saliera  bien. A esto es a lo que Antonio Oliva, el hijo de Carmen Rosa, llama la brigadilla del rosario.

En el centro, Carmen Rosa

En el centro, Carmen Rosa

En la mitad de septiembre último yo tenía un pequeño juicio en el Tribunal Superior de Justicia de Tenerife y volé de nuevo hacia Bajo la Cuesta, quizá por vigésima vez y no exagero. Como siempre, Antonio me llevó a tomar café a casa de su madre, y su madre me preguntó cómo me iban las cosas. Ya que a mí me hervían las tripas con el tema de Emilio, le conté más o menos cómo era todo y después me fui a cenar muy tranquilo y feliz con mis buenos amigotes de Bajo la Cuesta.

PASO TRES. UN HUECO EN EL MURO

Creo que era principios de noviembre cuando la procuradora me envió un auto sencillamente increíble que decía que el juzgado de instrucción había admitido a trámite la quererla criminal contra el policía judicial.

Increíble, imposible, emocionante, entrañable, sensacional, brutal, extraordinario… Me faltaban adjetivos y emociones. El muro de hormigón acababa de resquebrajarse y en él se había formado una grieta, un hueco, una puerta, por la que la justicia podía colarse. Por fin podía investigar todas las calamidades que había visto en la causa. Por fin iba a quedar en evidencia la jueza de instrucción de aquel asunto, que había estado cogiendo moscas mientras el policía judicial la sustituía de hecho y no con muy buenos resultados para la justicia. Por fin podría pedir la prueba pericial que tanto necesitaba, sobre el dichoso método de la ocultación.

El policía judicial hizo de policía, instructor, testigo y perito al mismo tiempo. Durante el juicio pasó esto: El Fiscal le pide que explique la diferencia entre el sistema de la ocultación y el del gancho perdido. El Presidente de Sala le dice al Fiscal que el preguntado está allí como testigo, no como perito, y que no puede preguntarle eso. El Fiscal empieza a hablar y a divagar y termina haciendo que el testigo actúe como perito y diga lo que le estaba preguntando. Por increíble que pueda parecer, el Presidente de Sala no sólo permite eso, sino que después firma una sentencia condenatoria en la que el principal elemento de convicción es la respuesta del testigo en funciones de perito.

¿Y qué es lo que dijo el perito-instructor-policia-testigo? Que en el sistema del gancho perdido (la mercancía prohibida aparece dentro del contenedor pero a la vista, de manera que los traficantes fuerzan el contenedor y se llevan la droga) el destinatario no sabe nada del tema y no es culpable de un delito contra la salid pública, mientras que en el sistema de la ocultación (la sustancia prohibida está oculta y mezclada con la legal) el destinatario siempre está en el ajo y es culpable. Yo hice mis averiguaciones con el Cuerpo General de Policía y me dijeron que eso NO es así, es decir, que en el sistema de la ocultación el comerciante destinatario puede estar o no estar implicado y que el mero hecho de que haya ocultación no permite una condena.

Y sin embargo esto es lo que le hicieron a Emilio: Condenarlo por una declaración que había hecho el policía judicial después de que el Presidente de Sala dijera que no podía hacer esa declaración. Puede que haya tribunales de más calidad en Guinea Papúa, incluso aunque sus miembros masculinos guarden su miembro viril en el interior de un calabacín previamente puesto a secar.

¿Y esto qué tiene que ver con la admisión de la querella? Yo trabajo continuamente con peritos. Suelen ser topórafos, ingenieros o arquitectos. Los contrato en nombre del cliente, les encargo el informe y ya está. Normalmente las partes aportan cada uno su propio informe pericial y el juez de queda con el que le da más confianza. Sólo que en este caso tan peculiar yo no puedo contratar a nadie para que emita un informe pericial, porque sólo puede hacerlo la policía. O sea, que sólo si hay un procedimiento abierto, puedo pedir la prueba al juez. Y eso es lo que tengo ahora, un procedimiento abierto. Debería ser sencillo conseguir que la policía (digo la policía. no un policía) informara con objetividad sobre el tema para demostrar que no hay pruebas contra Emilio.

PASO CUATRO. DOS SUFÍES Y YO

El pasado sábado tuve el inmenso privilegio de mantener en el puerto de Cartagena una conversación sencillamente extraordinaria con dos sufíes. Fue una conversación dedicada íntegramente a la religión y la espiritualidad en  la que se tocaron muchos aspectos muy interesantes y enriquecedores, tales como la intervención milagrosa (milagrosa y digo bien) del maestro Maulana en el rescate de los mineros de Chile, la conversión espontánea de un albañil de Cartagena en chamán después de caer del andamio, la construcción gráfica del nombre de Alá o el proceso de intelectualización de la religión, incluido el Islam, para privarlo de su parte de experiencia mística personal, que los tres juzgábamos la más valiosa.

El maestro y gran sabio sufí Maulana

El maestro y gran sabio sufí Maulana

En esa conversación cité a mis buenas amigas de Bajo la Cuesta, por otro nombre la brigadilla del rosario. Estas personas pertenecen al movimiento llamado Renovación Carismática. Yo no sé prácticamente nada de él, aunque Antonio me comentó en su momento que sus prácticas incluyen  ciertos milagros. Perdonadme que no explique más pero es que no sé más. Sólo que escapan al concepto corriente del cristiano carente de espiritualidad.

El caso es que yo comentaba en esa conversación que hasta donde sé, la religión católica se ha reducido a la expresión de un código moral a) que te dice lo que puedes o no hacer, a veces invadiendo competencias del poder civil, b) que sólo pretende el control de la conciencia y c) donde la mística se ha reducido a cero. Contaba lo paradójico que me resultaba que un científico como Karl Jung hiciera tanto énfasis en la carencia de experiencia mística personal que sufre el hombre contemporáneo, mientras que los curas se quedan en las cositas inanes y poco interesantes que suelen contarnos con machacona insistencia. Así que la conclusión fue que Carmen Rosa y demás brigadilla eran algo así como lo mejor de la Iglesia Católica.

Esa tarde había desarrollado un constipado de pecho muy desagradable que me impidió acudir a una reunión de alto nivel que tenía más tarde en Murcia, aunque me permitió tomar té por la tarde en Cartagena. La cosa iba de picor en el pecho, toses con flema y todo eso.

PASO CINCO. UN MÍSTICO DE VERDAD

Hoy he estado comiendo con una persona a la que podríamos llamar por ejemplo Gabriel. No es su nombre auténtico porque  no estoy seguro de que le guste aparecer en esta película. Gabriel pasó por una experiencia de muerte y desde entonces, hace veinte años, se dedica a recorrer el país curando con las manos, pero carece de fama, no es un santón ni tiene seguidores. Por descontado que tampoco busca nada de eso.

Hemos estado hablando del mismo tema, pero con algo menos de religión y algo más de espiritualidad. Los falsos profetas que están surgiendo y que me resultan especialmente molestos, no se han salvado y al hilo de eso le comentaba a Gabrel que según mi experiencia, los que van de místicos, de espirituales, de fraternos y de la madre que los parió, son los que con más facilidad te clavan un cuchillo en cuanto las circunstancias dejan de ser de tipo flower power. Y le he comentado que conozco a personas muy, muy, muy buenas que simplemente son buenas sin ponerse etiquetas. No te envían correos electrónicos mandádote mucha luz ni hostias,. simplemente son buenos, personas de una inmensa nobleza natural y completamente fiables, como por ejemplo Antonio Oliva, a quien conozco bien y de quien me fío hasta la muerte.

Antonio Oliva, en el centro

Antonio Oliva, en el centro

Después de la larga conversación, Gabriel me ha curado el constipado con imposición de manos. Me escuchaba toser y ha sido él el que ha decidido ponerse a ello. Cuando se ha marchado ya no había toses.

PASO SEIS. ANTONIO

Al marcharse Gabriel he recibido una llamada telefónica desde Tenerife. Era Antonio Oliva. Me comentaba diversas cosas de su asunto legal y antes de colgar me dice que le ha preguntado su madre, Carmen Rosa, que cómo iba el tema aquel que me tenía tan preocupado. Al pronto no sabía de qué me hablaba, pero entonces recordé el asunto de Emilio. Le he dicho que bastante bien porque había conseguido que me admitieran a trámite la querella. Y entonces viene y me dice que la brigadilla del rosario, nada más escucharme hablar aquel día de septiembre, se habían puesto en marcha como Dios manda, es decir, a rezar por Emilio.

He hecho cuentas y efectivamente. Yo se lo conté a Carmen Rosa a mitad de septiembre y poco después la querella estaba admitida a trámite.

Antonio tenía el encargo de su madre de preguntarme y siempre se le olvidaba ¿tiene que ver que yo estuviera hablando el sábado de su madre y hoy mismo del mismo Antonio, para que de pronto dejara de olvidarse?

¿Todo es azar o hay algo ahí delante? Acabo de hablar con Araceli para pedirle permiso para escribir este artículo con nombres auténticos e imágenes de los protagonistas. Me dice que a partir del mes de septiembre, Emilio experimentó una gran mejoría en su estado de ánimo. Hasta entonces había tratado de suicidarse varias veces pero después de esa fecha pasó a encontrarse centrado, seguro y todo lo contento que se puede estar allí dentro. De hecho, hace una semana me llamó inesperadamente por teléfono. Sonaba tan bien que creí que estaba en la puerta de mi casa a punto de pedirme que bajara a tomar cervezas.

CONCLUSIÓN Y DESPEDIDA

Los incrédulos tienen todo el derecho a no creer. Los que tuerzan el morro diciendo este tío se ha vuelto gilipollas, tienen todo el derecho a torcer el morro diciendo este tío se ha vuelto gilipollas. Y los que quieran burlarse, que lo hagan. Cada uno pone los pies en el planeta Tierra como más le gusta. Personalmente, opino que la brigadilla del rosario movilizó algo poderoso. Algo que no podemos ver, sospecho que porque los ojos del entendimiento los tenemos cubiertos de tierra.

No escribo esto para darme importancia, sino porque creo que es un ejemplo aleccionador y desde luego, como dice el título, me siento bendecido. Yo no tengo ninguna fuerza más que la mala leche que me levanta la injusticia, pero sí tengo la suerte de que todas esas fuerzas espirituales benéficas pasen cerca de mí y me siento afortunado de ser amigo de Araceli, Emilio, Carmen Rosa, Antonio, los dos sufíes y Gabriel, y agradecido porque la vida me haya dado la oportunidad de que lo que he aprendido a lo largo de ella me permita servir y poder ser útil a los que sufren.

Mi conclusión es simple: Si hacemos cosas buenas, el mundo será bueno. Si seguimos odiando, recelando y en ocasiones selectas apuñalando, pues…

José Ortega

Abogado   http://www.costasmaritimas.es

BEATRIZ NAVARRO C.

@abogadodelmar

Imagen

Dicen las malas lenguas que cuando alguien tiene un sueño, el universo entero conspira para que lo consiga. Pero el universo, teniendo estrellas, cometas, planetas, galaxias, luceros y agujeros negros (además de todo lo que podemos ver aquí en la tierra) no tiene manos. Entiendo que por eso elige a unos para que hagan de ángeles para con los otros.

A mí, como portador de un sueño personal, me ha tocado en gracia un ángel llamado Beatriz Navarro. Y la cosa es así: Data de mis once años mi primer impulso de escribir un libro y mis primeros folios escritos. Cuando estaba en la Universidad, entre examen y examen escribía y de vez en cuando me caía algún pequeño premio literario. Cuando salí de ella, quise meterme con mi primera novela y redacté con mucha audacia Gilgamesh y la muerte, que fue publicada por Fundamentos junto con sus primas El príncipe pálido y La piedra resplandeciente. Pero Fundamentos no hizo nada por difundir o publicitar estas obras y después de eso se me resistieron tanto agentes literarios como editoriales.

Así fue hasta que la madrugada del 13 de noviembre de 2012 encontré la posibilidad de publicar en Amazon. Su sistema de autoedición es simplemente soberbio, puesto que no pagas un céntimo y los libros se imprimen bajo demanda, así que todos contentos.

Claro que para subir un libro a Amazon, o simplemente para publicar un libro, dos ojos son muy poco, y si se trata de los del autor, menos aún. Todo manuscrito, en especial los míos, contienen dosis fenomenales de errores de tipografía, ortografía y demás familia, pero cuando lo que estás preparando no es una redacción para el cole, sino algo realmente profesional para el mercado, incluso un espacio de más en una línea es un defecto, por lo que o cuentas con un profesional o lo tuyo será siempre un trabajo de aficionadillo. 

Beatriz Navarro se dedica profesionalmente a la maquetación y al diseño editorial y yo he tenido la impagable suerte de que sea mi amiga. En estos días se cumple más o menos un año desde que por iniciativa propia se cargó con la responsabilidad no sólo de que los textos que subía yo a Amazon no tuvieran ni un solo error, sino también de maquetarlos, diseñar las portadas y asegurarse de que todo fuera como una seda sin que yo me enterase o tuviera que esforzarme en hacer absolutamente nada. Comprenderéis que con esto me siento llevado en brazos de la buena suerte y efectivamente me he convencido de que el universo ha decidido tomar cuerpo, manos y ojos para mí en forma de Beatriz.

Querida amiga, eres mitad estrella y mitad ángel y quiero que todos conozcan tu excelencia.

Y por lo demás, si alguien necesita la aportación de una persona como ella, profesional, válida y fiable al 100%, que dé un toque. Como a todos, la crisis le ha causado problemas y algún contrato no le vendría mal.

José Ortega

Abogado    www.costasmaritimas.es 

CONSIDERACIONES SOBRE LA DEUDA PÚBLICA

@abogadodelmar

Una familia hace sus cuentas y sus planes para llegar con éxito a final de mes. Si en ese mes puede comprar dieciocho yogures, no compra más. Si le alcanza para tres kilos de patatas, serán tres kilos. Y con la ropa igual. No se pueden estrenar zapatos cada mes.
En cambio, cuando esa misma familia tiene que comprar un coche o una casa, no tiene más remedio que acudir al endeudamiento, porque un gasto extraordinario no puede salir de la fuente. de ingresos ordinaria.
Todos conocemos a personas manirrotas que no saben administrarse y no llegan a fin de mes, pero no porque se hayan comprado un coche, sino porque gastan más de lo que ingresan. Este tipos de personas francamente no es muy apreciado en sociedad. Se les considera irresponsables, pródigos y todo eso.
El otro día, cuando tuve el honor de asistir a una reunión de sabios en el palacio de la Generalitat, el presidente. Fabra dijo, literalmente, que la Comunidad Valenciana había tenido que. endeudarse para atender a las necesidades básicas, es decir, a la sanidad y la educación. Es decir, que se había estado endeudando no para asumir una obra extraordinaria, sino para cubrir la gestión ordinaria. Esto es, que la Comunidad Valenciana se había estado puliendo en gasto corriente más de lo que ingresaba, que es lo mismo que una familia que se tiene que apañar con pongamos mil quinientos euros y gasta sin embargo mil ochocientos.
Creo que todo el mundo estará de acuerdo en que, como en una familia, los gastos corrientes del. Estado deben sufragarse con los ingresos corrientes, mientras que los gastos extraordinarios pueden financiarse con deuda. Gastos extraordinarios son, por ejemplo, la construcción de infraestructuras tales como autopistas, puertos o aeropuertos. Una vez escuché a Borrell explicar esto de forma muy razonable. Decía el hombre que tú no vas a usar las autopistas durante un sólo año sino durante muchos, por lo que era apropiado financiarlas con deuda que se iría pagando también a lo largo de esos muchos años.
Yo creo que esto es lo que debería ser. Hasta dónde sé, los orígenes de la deuda soberana está en las guerras europeas de la Edad Moderna. Carlos I (a quién no entiendo por qué todo el mundo llama Carlos V), se endeudó de lo lindo con la banca Fuggar, llamada popularmente por los madrileños los fúcares, a fin de costear las importantes guerras contra los protestantes. Pero como de eso ya no hay, entiendo que ahora lo que se financia o debería financiarse con deuda son las infraestructuras y si acaso algún portaaviones.
Bien, pero ya ha pasado mucho tiempo desde Borrell y por tanto desde que se inició la construcción de esas autopistas. Incluso con los sobrecostes derivados del 5 por ciento destinado a la financiación ilegal de los partidos políticos, hace ya tiempo que tendríamos que haber terminado de pagar esa deuda asociada las infraestructuras, lo mismo que llega un momento en que una familia termina de pagar la letra del coche.
¿Entonces por qué la deuda española es igual al PIB? ¿Por qué se ha transformado en una deuda que no se puede pagar si no es con más endeudamiento? Parece obvio que los políticos han estado cometiendo la villanía de financiar con deuda el gasto corriente, como haría una familia que se gasta cada mes mucho más de lo que ingresa. La diferencia es que el dinero que se gastaban no era el de ellos, sino el de todos,
La frase de Fabra quería ser una apelación a la inocencia. Llevaba implícito un razonamiento de víctima. Pero significa en realidad una confesión, la de que estos señores han estado gastando cada año, de forma consciente e intencionada, más de lo que ingresaban. Si no hubieran robado, si no hubieran saqueado, si no hubiera defraudado, quizá la frase del presidente sería creíble. Pero no lo es. Nos ha costado mucho dinero el saqueo de España organizado y programado por los partidos políticos.
Hablan de la deuda como si fuera algo que está ahí, de la misma forma que alguien se da un martillazo en un dedo o a otro le cae una granizada encima y le abolla el coche. Hablan de la deuda como si fuera una consecuencia inevitable del Estado del bienestar. Hablan de la deuda como de algo cotidiano e inevitable, que forma parte de la vida pública lo mismo que los micrófonos o los coches oficiales.
Estamos lelos. No nos damos cuenta de la gran estafa que implica esta situación, que va mucho más allá de la mala gestión de un mal administrador ¿Sabéis qué le pasa al administrador de una sociedad mercantil que tarda más de dos meses en solicitar judicialmente el concurso de acreedores desde que ha comenzado a suspender pagos? Que responde de las deudas de la sociedad con sus bienes.
España, si fuera una empresa, estaría en situación de suspensión de pagos y correspondiente concurso, y los que han estado endeudándonos para cubrir el gasto corriente debían pudrirse en la cárcel, por citar la expresión del hoy bien cebado y altísimo ejecutivo de Gas Natural Sr. González.
Pero la cosa va más allá. Dando por hecho, como doy, que todos estos individuos son títeres del capitalismo internacional… ¿No encontráis sospechoso este modo de proceder? ¿No pensáis que han estado generando deuda siguiendo instrucciones de sus amos? ¿No opináis que el endeudamiento de los Estados es una parte importante de la agenda del NWO y que estos desgraciados no han estado haciendo más que ejecutar las órdenes que llegaban de arriba? ¿No os estremece la finura de este entramado con el que han conseguido ya de modo efectivo y cierto transformarnos en esclavos de por vida y asegurar que cuando nuestros nietos nazcan, nacerán esclavos en una sociedad esclavista?
Sólo veo como solución el manifiesto 2012. Creando una banca pública que financie al Estado a interés bajo o cero, podemos pagar la deuda sin incurrir en nuevo endeudamiento. Y sometiendo las cuentas públicas al control público mediante el pleno acceso de los ciudadanos a través de internet y bibliotecas, impediríamos nuevos fraudes parecidos.
Desde luego, si alguien tiene una fórmula mejor, que la suelte pronto. No estamos para jueguecitos ni para ver quién es más chulo y lo hace mejor, sino para aportar y resolver. Mientras no surja algo mejor, lo que tenemos es el manifiesto 2012.

http://www.m2012.es

EL ABOGADO CON OCHO DEDOS Y EL PROCESO CONSTITUYENTE POPULAR

@abogadodelmar

Un hombre llega a una carnicería y le dice al carnicero:

-¿Me pone cuarto y mitad de eso?

-¿De qué?-  pregunta el carnicero.

-De esa carne que tiene ahí… disculpe, es que no sé cómo se llama.

El carnicero mira a los solomillos, carrilladas, pechugas, lomos y costillas sin acertar qué es lo que le están pidiendo. Entonces el cliente se ve obligado a señalar con el dedo y al hacerlo el carnicero ve que no los tiene. Bueno, que le faltan el índice y el anular.

Una vez que el carnicero ha comprendido que es lomo de cerdo lo que quiere el señor, se pone a cortarlo con un machetazo y mucha maestría. Curioso como es, pregunta:

-¿Sufrió un accidente?

El hombre se hace el remolón, pero al cabo explica:

-Mi cuñado es carnicero también y un día se me ocurrió pasar detrás del mostrador y cortarme yo mismo unos filetes. Mi madre siempre me había dicho que yo podía hacerlo todo bien.

-¿Y qué pasó?

-Que me corté de cuajo los dos dedos que me faltan.

El carnicero pone un gesto de penita pero no por eso deja el seguro ritmo de su machete, que pasa una y otra vez, sin dañarlos, a un suspiro de sus propios dedos.

En esto aparece una segunda cliente y pregunta por sus lomos.

-Oh… Ya no me acordaba…

El carnicero tenía reservados aquellos lomos para la señora y lo había olvidado.

-Vaya… esta persona veo que tiene derechos de tanteo y retracto sobre los lomos -rió el cliente al que faltaban dos dedos- . Que se los lleve la señora.

-¿Cómo dice? -pregunta el carnicero, deteniendo por un momento su cuchillo.

-Bueno… ejem… Imagino que usted no conocerá el Código Civil -responde el cliente.

-¿Es usted abogado?

El interesado asiente y añade:

-El derecho de tanteo es el de quien tiene derecho a comprar algo con preferencia a los demás. Del derecho de retracto corresponde a quien puede anular una venta ya hecha cuando no se ha respetado su derecho de tanteo… ¿comprende?

-¿Pero eso qué tiene que ver con el lomo de cerdo? -pregunta el carnicero.

-Le ruego que me perdone. Esas instituciones de derecho civil no suelen aplicarse a  los filetes, tiene usted razón

El carnicero entrega al abogado unos filetes de solomillo, le cobra y declara:

-Yo no me meteré con el tantracto ni con el remetreo y usted deje en paz los cuchillos de carnicero.

El abogado asiente con una sonrisa antes de notar cómo la cliente le toca ligeramente el culo al tiempo que le agradece que haya respetado su derecho de adquisición preferente.  Y le susurra:

-¿He oído tantra…? ¿Quieres que probemos juntos mi amor?

El abogado se indigna, pero cuando iba hacerle a la atrevida señora un gesto obsceno mostrando su dedo índice, recuerda que carece de él y abandona el local dando reiteradamente la razón al carnicero cuando sugería la conveniencia de que cada uno se dedique a lo que sabe.

FIN DEL CUENTO

Artículo 43.5 del proyecto de ley de reforma de la Constitución (agosto de 2012):

5. El Estado gozará de los derechos de tanteo y retracto sobre la transmisión inter vivos de patentes relativas a cualquier tipo de sustancia o procedimiento terapéutico ordenados a combatir la enfermedad. Este derecho se ejercerá sobre las transmisiones efectuadas dentro del territorio del Estado o por quienes ostenten la nacionalidad española en cualquier lugar del mundo.

Artículo 45.4 de la ley de reforma de la Constitución (agosto de 2012):

4. El Estado gozará de los derechos de tanteo y retracto sobre la transmisión inter vivos de patentes relativas a la utilización más eficiente de la energía o a la puesta en marcha de energías alternativas a la combustión de combustibles fósiles. Este derecho se ejercerá sobre las transmisiones efectuadas dentro del territorio del Estado o por quienes ostenten la nacionalidad española en cualquier lugar del mundo.

Los partidarios de un proceso constituyente popular proponen dos cosas con las que no estoy totalmente de acuerdo:

-Una Constitución nueva, no una reforma de la existente.

-Que esa Constitución nueva sea elaborada directamente por el pueblo.

En cuanto a lo primero, por razones académicas que no vienen al caso, me tocó conocer bien la historia constitucional española. Esa historia es un coñazo y con eso lo resumo todo. Vengo yo y pongo la Constitución que me da la gana. Luego viene el otro y hace lo mismo. Pero eso no hace cierta la misa que meten sin parar los políticos actuales cuando pretenden que la primera y única Constitución hecha por consenso es la actual. Cuando dicen esto o se hacen el idiota o es que directamente lo con, porque todo el que sabe es consciente de que la primera Constitución consensuada fue la de 1876, no la actual.

Pero eso da igual. La historia constitucional de nuestra amada patria simplemente da pena. Los norteamericanos cuando creen que la Constitución se queda desfasada o ya no se acomoda a la realidad, la reforman y así lo vienen haciendo desde los remotos tiempos de Washington. No han tenido doscientas cincuenta constituciones, sino una y siempre la misma, salvo sus sucesivas reformas que sin embargo no cambian su identidad.

He oído a los del proceso constituyentes razones no muy elaboradas intelectualmente como “¡¡¡¡Hace falta una Constitución nueva porque una reforma es una chapuza!!!!” , o bien que los políticos ya nos metieron una reforma de tabardillo muy malamente (para garantizar la estabilidad presupuestaria). Francamente, me gustaría escuchar argumentos que no fueran de barra del bar y caña de cerveza. Hasta que no los conozca, seguiré opinando que una Constitución nueva , siendo una iniciativa legítima y saludable, contribuirá a confirmar que somos unos cafres incapaces de olvidar la ley del péndulo,  que se ponen ansiosos cuando una Constitución les dura más de treinta años y que experimentan la ineludible necesidad de cambiar la fachada (digo bien, la fachada) haciendo una nueva.

En cuanto a lo segundo, es preciso distinguir entre la indudable soberanía del pueblo para aprobar o rechazar una Constitución, incluso para enmendarla, cambiarla, mejorarla o empeorarla, y su capacidad para escribirla. El hecho de que la soberanía resida en el pueblo es distinto de que los ciudadanos puedan hacerlo todo bien y entiendan de todo, como le dijo su mamá al abogado con ocho dedos. Ni un piloto de líneas aéreas invita al pasaje a decidir en asamblea cómo debe manejar los mandos dle avión ni tampoco yo mismo pido a mis clientes del despacho que decidamos de forma asamblearia cómo debo defender sus asuntos.

¿Podéis comprender esta diferencia? En mi reforma de la Constitución, como veis, he introducido dos artículos que contienen los derechos de tanteo y retracto ¿Si los ciudadanos no saben qué significa eso, cómo van a redactar una norma así?

Los ciudadanos no saben por ejemplo que están/estamos comiendo basura química prensada y que pongo por caso el salmón puede ser una bomba de relojería contra la salud humana a consecuencia de ciertos aditivos químicos que contiene. Si no saben esto ¿cómo van a establecer una regulación para evitarlo?

Después de toda una vida de ejercicio profesional como abogado, tuve que ver el documental Zeitgeist para saber lo que es el depósito fraccionario y entender que el dinero que prestan los bancos y por el cual echan a la gente de sus casas, no existe ¿Cómo va a regular esa cuestión el ciudadano si no la conoce?

¿Creéis que el carnicero está al tanto de la cuestión? ¿nuestra tía abuela, que se hincha de margarina porque le han dicho que baja el colesterol será capaz de crear una regulación contra el efecto nocivo de la margarina en el sistema cardiovascular?

Comprendo la respuesta fácil a estas cuestiones: Que el carnicero esté junto al abogado en el proceso de redacción de la Constitución y así no se pierde ninguna idea. Pero el carnicero hará perder mucho tiempo al abogado pretendiendo que consten en el texto cuestiones que no deben formar parte de una Constitución, sino de la legalidad ordinaria o de una orden ministerial. Creo que es más rápido y práctico que los que entienden escriban un borrador que luego muestren a los ciudadanos y que éstos decidan si lo quieren o no, o si lo quieren a trozos o si desean añadir alguna cosa.

Me dice mi buen amigo y constitucionalista popular Alex Corrons (del que soy admirador) que es importante que el pueblo elabore su propia Constitución porque de esa manera se sentirá identificado por ella y la cumplirá. Típico error de quien NO sabe de leyes: Son los poderes públicos, no los ciudadanos, los que deben cumplir la Constitución. Leed la parte dogmática de la Constitución vigente: Principios generales de la convivencia, derechos fundamentales de los ciudadanos, derechos y deberes de los ciudadanos y principios rectores de la política social y económica. Salvo mínimos detalles como la obligación de defender a España por las armas y esas cosas que ya no se estilan, es el Estado, no los ciudadanos, el que debe cumplir la Constitución.

Si yo dirigiera un servicio de inteligencia que trabajara para  el sistema, haría lo imposible por fomentar los callejones sin salida a la respuesta popular. Usaría tres fórmulas:

-Que las decisiones se tomaran en asambleas interminables capaces de agotar al más machote (como garantía de que nunca se decida nada importante).

-Que la Constitución fuese redactada por el pueblo (como garantía de que no hubiera nunca  una Constitución).

-Que una buena parte de los críticos se extraviara creyendo que quienes nos gobiernan en realidad son extraterrestres en forma de reptil que aterrizaron en Mesopotamia hace ya algún tiempo (como garantía de que un buen número de señores y señoras, en vez de fomentar el pensamiento creativo, pierdan el tiempo buscando por su barrio huellas de cola de lagarto).

¿Quién es culpable de esta situación? Esa manada de gandules, cobardes, colaboracionistas  y traidores que están en la Universidad, en las profesiones liberales y en determinados puestos clave de la función pública: Fiscales, jueces, profesores, abogados y todos estos conciudadanos nuestros supuestamente ilustrados y pretendidamente preparados para conducir al pueblo hacia la libertad, que sin embargo no hacen nada. Ellos los que tendrían que proponer una iniciativa seria y rigurosa de reforma constitucional o incluso de una Constitución nueva si se confirma que eso es lo mejor.

Como ya he repetido quizá demasiadas veces, la deshonrosa inhibición de estos señores y señoras deja a la sociedad a merced de sí misma, y el resultado son estas fórmulas que, instigados o no por el Servicio de Inteligencia, nos tienen muy activos en los caminos que no conducen a ninguna parte.

¿Quieres saber cómo conseguir democracia auténtica? Conoce y difunde el manifiesto 2012, resumen de un folio del proyecto de reforma de la Constitución que escribí en 2012. No es el mejor proyecto, no es un proyecto perfecto, no es un proyecto definitivo, no es un proyecto intocable, no es un proyecto de lo tomas o lo dejas, no es un proyecto que no se pueda mejorar, no es un proyecto cerrado. Pero es el ÚNICO proyecto escrito y razonado que existe hoy para reforma la Constitución y la ÚNICA herramienta que tenemos hoy para dejar de caminar en círculo y enfrentarnos a los tiranos.

Cuando haya otro proyecto mejor elaborado, mejor pensado, más completo y con mejor contenido, aplaudiré y me iré a casa porque como podéis imaginar yo no me dedico a reformar Constituciones. Yo estoy aquí de paso y deseando que vengan los que realmente saben.

Pero entretanto, o apoyas el manifiesto 2012 o sigues caminando en círculo.

www.m2012.es

José Ortega

Abogado   www.costasmaritimas.es

EL CAMINO AL PARAISO (INTRODUCCIÓN)

@abogadodelmar

En junio de 1987 entré en un barco mercante italiano que acababa de ser entregado para el desguace y me dirigí directamente a su biblioteca. Allí encontré, entre otros libros, una edición en tres volúmenes, muy antigua, de La Divina Comedia.  La salvé, porque todos aquellos libros iban a ser destruidos junto con el resto del barco, y hoy tiene reservado un espacio  de honor en mi despacho  profesional. De la historia me sedujeron principalmente sus primeras palabras: En la mitad de la vida encontré un bosque oscuro. Encajaban perfectamente con algo que había leído en Bruno Bettelheim sobre el sentido psicológico del bosque oscuro en el cuento popular.

Un día del mes de junio de 2002 estaba yo en el puente gótico de Valencia grabando un documental con José Vicente Bosch, cuando apareció una mujer joven con un vestido rojo. Tenía el pelo negro, largo y rizado y los ojos azules. Se sentó en uno de los asientos de piedra y allí permaneció, de modo algo persistente, hasta que entablamos conversación con ella. Cuando terminamos la grabación fuimos los tres a la playa de la Malvarrosa para compartir un café. La breve conversación discurrió sobre el cine. Hasta entonces José Vicente y yo habíamos hecho sólo cine B y ella  nos animó a poner en pie una película realmente de calidad.

Se llamaba Silvia Téllez y al parecer estaba en Valencia más o menos de paso. Había venido de Salamanca para buscar trabajo y eso es todo lo que llegué a saber de ella. La dejamos en la esquina de la calle donde vivía con su hermana y nunca más la volví a ver. El suceso fue lo suficientemente efímero como para que resultara inspirador.

Poco antes, en octubre de 2001, había conocido a otra mujer con motivo de la presentación oficial de mis novelas El príncipe pálido y La piedra resplandeciente. Ella trabajaba en la editorial y me ayudó con la organización del acto en la Biblioteca  Regional de Murcia. Estaba estudiando italiano y tuvo durante algún tiempo mi trilogía en italiano de la Divina Comedia.

La noche de las ánimas, al día siguiente de mi presentación, murió su abuela y ella tuvo que marcharse precipitadamente. Cuando mi amigo Juan Parra y yo la dejamos en la Gran Vía de Murcia y volvimos a internarnos en la ciudad vieja, me encontré, sobresaltado, entre máscaras de Halloween que entraban y salían de las discotecas. Ya no recordaba que aquella noche los muertos salían de sus tumbas y se mezclaban con los vivos.

Aquella Navidad de 2001 mi hermana me regaló un libro de mitología celta donde leí el peculiar amor del héroe Cuchulainn con una mujer del Sidh, un especie de hada. La esposa de Cuchulainn, Emer, descubrió aquellos amores prohibidos y echó a la mujer del Sidh. El libro también contiene un conjuro celta contra el desánimo con un texto sorprendentemente grave que asegura que el mismo Dios lo utiliza cuando siente oscurecer dentro de sí su propia divinidad.

Sigue cuidando de nosotras es el epitafio que reza en la tumba de Laureano Ortega, hermano pequeño de mi madre muerto aún no hace un año. Su viuda y sus cuatro hijas lo pusieron ahí con mucho amor.

Una noche, después de leer unos pasajes del libro de Bárbara Ann Brennan Curar con las manos, comencé a ver el aura entre mis dedos y la experiencia fue tan fascinante que permanecí horas en plena madrugada contemplando incrédulo lo que siempre había estado allí y nunca había sabido ver.

Cuando los juzgados de Valencia aún estaban en la plaza Puerta del Mar, acudía siempre a tomar café a un local irlandés llamado The black sheep. Estaba, y aún está, totalmente elaborado de madera y de sus paredes cuelgan retratos de escritores anglosajones. Una vez subí al baño y la luz estaba fundida. Tuve que dejar la puerta entreabierta para poder realizar las labores que me habían llevado allí. No sucedió nada, claro está, pero sí en mi imaginación.

En junio de 2013, en un rincón remoto de Navarra, recorrí bajo el silencioso vuelo de un grupo de buitres el camino largo camino blanco que por la noche fosforece como formado por millones de luciérnagas. En ese mismo viaje vi los prados verdeantes salpicados de amapolas.

Me he detenido en busca de libros en la vieja biblioteca que huele a madera, papel y barniz. De allí extraje ideas y ambientes en aquella primavera de 1985, cuando me encontraba inmerso en la escritura de Gilgamesh y la muerte.

Durante años viví embebido en mi tesis doctoral. Llevaba por título Una topografía del más allá y su propósito era trazar un mapa del camino al infierno/paraíso de las religiones históricas del mediterráneo. En ese tiempo me sentía ligero como una pluma y no atendía a nada de lo que podríamos llamar el mundo, porque mis descubrimientos y mi aventura espiritual me absorbían por completo y me proporcionaban un éxtasis insuperable.

El camino al paraíso es una historia que combina todos estos elementos. Es curioso que mi corta conversación con Silvia Téllez y sus ánimos para que escribiera un guión de cine de calidad tuvieron como efecto una historia para el cine que contaba entre otras cosas aquel mismo encuentro con ella, aunque embebido en formas literarias. Una historia en la que la inquietante protagonista femenina lleva su mismo nombre.

Poco después de aquellos hechos tuve que visitar Asturias por motivos profesionales y pedí a mi cliente y amigo José Luis García que me ayudara a buscar una gran casa señorial como localización para la posible película. José Luis me llevó a una zona de Luarca con varios edificios de esa clase, pero ninguno como la inmensa y misteriosa mole de Villa Excelsior, un caserón con una torre rematada por una cúpula verde. Aquélla era la casa de mis sueños para mi proyecto.

Esa misma noche, mi amiga Ursula Schmidt me regaló una fotografía del edificio. La había tomado su hija Tatiana en una incursión de adolescentes nocturna y clandestina en la que ella y sus amigos habían tenido ocasión de percibir el misterio de la casa y de pasar un poco de miedo, quizá inducido por su propia osadía. Desde entonces Villa Excélsior dejó de ser para mí una mera localización y se transformó en un personaje más de la aventura, con su propia personalidad y su propia historia. Volví a asomarme a los muros del caserón en agosto de 2013, cuando era un hecho que el guión de cine se había transformado en una novela. Y de nuevo se repitieron noticias sobre asaltos nocturnos fuera de la ley por parte de las hijas de mis amigos, y volví a revivir la atmósfera de difuso secreto asociada al recinto.

Algunas imágenes de ciertas películas, impresas en mi memoria, inspiraron secuencias de mi guión. Uno de los pasajes finales de Odisea 2001 me resultó muy sugerente. Esta historia, de forma muy peculiar, se escribió simultáneamente  como novela y como guión de cine. Toda literatura tiene sus momentos brillantes, pero la fuerza con la que el cine es capaz de dejar imágenes para siempre en nuestra memoria no tiene parangón. El momento en el que podemos ver al astronauta Dave cenando solo en un comedor surrealista en el que los cubiertos resuenan de forma ostentosa en el inmenso silencio, retrata de forma especialmente expresiva la soledad y tiene su correspondencia en mi historia.

ines

Cuando era muy pequeño, vi en televisión una película de 1944 llamada Inés de Castro. La última secuencia de aquella película permaneció vívida en mí durante todos aquellos años, como una semilla que aguarda pacientemente el momento de germinar.

LA-DIOSA-BLANCA-1-y-2

No obstante, creo que toda la historia gira en torno a una imagen, prácticamente una imagen fija. Se trata de una película de los años cincuenta que puede pertenecer igualmente a Otto Preminger o a Fritz Lang. En esta escena vemos el encuentro entre un hombre gris y común, como todos los demás, y una mujer que podría calificar como hermosa y misteriosa a un tiempo. Se trata de un encuentro casual, pero esa fatalidad cambiará completamente la vida del hombre. Aquella historia subrayaba la idea de la mujer como diosa, como símbolo y como sueño, y del hombre como especie de fiel adorador que nada puede hacer contra la fascinación que siente ante ella. Mis posteriores lecturas de Robert Graves confirmaron esa misma idea de la mujer como expresión de la que él llamaba la diosa blanca.

El episodio de mayor gloria de mi película fue mi exposición del guión y del proyecto en un foro de coproducción entre productores gallegos y valencianos que tuvo lugar en la sede de la Sociedad General de Autores y Editores en Valencia. Poco después, bien constatadas las dificultades materiales para poner en marcha  aquel y otros proyectos, abandoné el cine y me reintegré felizmente a la actividad literaria, transformando el guión en una novela.

Decidí terminar esta novela gracias al impulso que recibí de Rosama Hevia, Lys Ibáñez y Sara Gómez, que por decisión de la primera y sin mi conocimiento, montaron un chispeante club de fans desde el que me proporcionan el aliento que necesita todo escritor para darse cuenta de que no está solo y de que hay alguien al otro lado, alguien que leerá y valorará lo que escriba. Junto a ellas, debo agradecer el trabajo de Beatriz Navarro, que revisó los originales, diseñó las portadas y maquetó todos todos los textos que he publicado en Amazon y también el de esta obra. Sin ellas, nunca habría terminado de escribir esta novela.

El camino al paraíso no es una obra completamente cerrada ni una historia argumentalmente redonda donde cada uno de los pequeños misterios que surgen quede debidamente explicado en un final conciliador y perfecto parecido a la resolución de un puzzle. Sopesé y rechacé varios modos de rematar la trama siguiendo esos criterios. Esos otros modos eran mucho más al gusto de un best seller y al mismo tiempo de un típico guión de cine norteamericano, pero ese tipo de historias resultan vulgares entre otras cosas por ser previsibles, y esto es lo peor que le puede suceder a una historia. Hay un diferencia entre fabricar un producto manufacturado para el mercado y elaborar una obra que perdure en la memoria, y mi decisión no ofrece dudas.

Vemos la historia a través de su protagonista y participamos con él en un proceso que incluye muchas sorpresas y misterios. Dejemos que los maestros del best seller jueguen a los acertijos y nosotros, al leer esta novela, conservemos la incertidumbre como lo hace el héroe.

Esta novela no es un producto para el mercado sino  una historia bien madurada y escrita a lo largo de doce años sobre experiencias e impresiones personales, alguna poco llamativas en sí mismas. Transformar lo fútil en belleza es en mi opinión el trabajo del artista. No sé si es mucho o poco, pero yo no sé hacer otra cosa.

Por cierto. ese padre que se sentaba con su hija pequeña a jugar a las muñecas cuando volvía cansado del trabajo,  era yo mismo.

 

El Puig, 11 de noviembre de 2013

 

GIGANTES. ENANOS Y UNA NUEVA ESTRELLA EN EL CIELO

@abogadodelmar
Ladrones, bandoleros, corruptos, mafiosos, trincones, embusteros, traidores, desgraciados, vendidos, comprados, robaperas, chorizos, degenerados, pisaverdes, delincuentes, soplapollas, tunantes, malvados, saqueadores y sinvergüenzas dedicados profesionalmente a la política ensalzan hoy en público la figura de un gigante cuyo nombre en mi opinión ni siquiera son dignos de pronunciar.
Hay una diferencia entre entrar en política para hacer de ello una profesión, un medio de vida y un negocio, y entregar tu juventud, sacrificar tus expectativas de vida burguesa y perder tu familia, tu libertad y tu futuro en favor de un ideal de justicia.
No era el afán de saqueo lo que movió a aquel abogado negro a movilizarse. No fue el ánimo de robar lo que lo impulsó a entrar en política. Él no pretendía hacer ningún negocio sucio como los que ahora lo cubren de flores. Lo suyo era auténtico.
Una vez el catedrático de Derecho Internacional Antonio Remiro nos contó un chiste en clase. Eran dos cardenales gordos que caminaban por los pasillos del Vaticano y de pronto encontraron a un pobre fraile arrodillado humildemente ante una imagen y rezando con tanto fervor que les llamó la atención, porque el suyo era favor auténtico. Extrañadisimos ante aquella escena, se acercaron a él y le preguntaron:
-Oiga… ¿Pero usted cree o está en el secreto?
El fervor de aquel pobre fraile era comparable al ansia de justicia de aquel joven abogado: Era auténtico. La fatuidad de los dos cardenales gordos era también comparable a la de los políticos profesionales: Utilizan y manipulan un ideal para vivir como Dios.
Esta mañana mi hija me ha preguntado cuál era la película que más me había gustado en mi vida. Le he dicho que una de mis preferidas es El cazador. Si queréis saber por qué es mejor que la veáis. Aquel día fui al cine con dos amigas. A salir, una de ellas iba protestando porque a su parecer la grandeza del héroe no era creíble, especialmente su audacia suicida al introducir dos balas y no una en el tambor del revólver (no preguntéis: ved la película). Ella creía que en la vida real no había gente así.
No pude olvidar aquella opinión, y a lo largo de todos estos años la he ido confrontando con lo que he visto y vivido. Mi conclusión es que los pequeños tienen problemas para comprender la grandeza. El cazador es precisamente una película sobre la grandeza de espíritu y sobre la diferencia entre lo sublime y lo vulgar. Esa diferencia, en realidad toda la película, se concentra en una sola y breve frase que Robert de Niro le dice a Cristopher Walken: Un disparo. Esta frase no sólo es el desgarrador final de la historia, sino la que da sentido a toda ella.
Hace falta una grandeza inmensa para pasarse treinta años en la cárcel por un ideal y salir de ella predicando paz y reconciliación. Y para conseguir con esa paciencia y esa contención que la clara luz de los negros pudiera triunfar sobre la negra oscuridad de los blancos.
El abogado que encarnaba todo eso se quitó de en medio anoche mismo y dejó a un buen grupo de majaderos parloteando sobre su figura y confirmando que los pequeños son incapaces de comprender la grandeza.

A Nelson Mandela in memoriam

José Ortega
Abogado
http://www.costasmaritimas.es

OTRO ANIVERSARIO DE LA CONSTI… ejem…

@abogadodelmar

Hace tres años por estas mismas fechas, aún no había nacido DEMOCRACIA REAL YA, aunque a sus promotores les estaban ardiendo las tripas lo mismo que a mí. En aquel dia publiqué un artículo llamado INSTRUCCIONES PARA PROMOVER UNA DEMOCRACIA REAL EN EL DÍA DE LA CONSTITUCIÓN, con un modelo de carta para enviar a los diputados. Curioso (aunque no tanto, pues las palabras están para usarlas) que el grupo que nació uno o dos meses más tarde, se llamara precisamente así, DEMOCRACIA REAL.

Entonces hubo unas cuantas personas que enviaron la carta. Hoy creo que ya no es posible algo parecido porque las direcciones de correo electrónico de los diputados han dejado de ser públicas. También en esto la democracia pierde gas. Estos señores y señoras se están separando por minutos del pueblo al que deberían servir etc etc. España se cae a trozos en manos de esas personas y el proceso avanza a ojos vista.

Hoy casi todo el mundo propone una reforma de la Constitución, pero eso sólo no dice nada. Unos pueden pretender una reforma para amordazar al pueblo y otros para darle voz, pongo por caso. También se habla, aunque no en las alturas, de una nueva Constitución y de un proceso constituyente popular en el que sean los ciudadanos los que se encarguen directamente de la cosa, pero los constituyentes, que yo sepa no tienen nada escrito. Una vez hablaba de ello con mi amigo Alex Corrons y le decía que el pueblo no sabe y por lo tanto no puede redactar una Constitución porque esto es un trabajo muy técnico y bastante fino. De hecho, las leyes nacen como proyecto elaborado por los técnicos del Ministerio, después se discuten en las Cortes, pero en comisión, y sólo cuando todo está acordado y claro van al pleno, donde damas y caballeros que nada saben del tema le dan al botón de votar siguiendo instrucciones. Los ciudadanos son soberanos pero no abogados ni especialistas en leyes, por lo que deberán discutir, valorar, enmendar, desechar, mejorar, empeorar, aprobar o desaprobar uno o más textos sin que nadie se los pueda imponer, lo que no es lo mismo que pretender que los ciudadanos puedan redactar esos mismos textos.

Me contestaba Alex que sí, que de esa manera se había hecho en Venezuela y que la fórmula era necesaria para que el pueblo se sintiera vinculado por una Constitución que nadie le había impuesto porque había sido elaborada por las mismas bases populares. Al decir esto creo que no reparaba en algo importante: No es el pueblo el que debe cumplir la Constitución, sino el poder. La Constitución es entre otras cosas un conjunto de límites y condiciones que se imponen al Estado y no al pueblo. Lo que el pueblo debe cumplir son las leyes, pero eso es otra cosa.

El único proyecto de reforma de la Constitución con contenido y razones, perfectamente redactado, justificado y explicado, es el que queda resumido en el MANIFIESTO 2012. Es una iniciativa para quitarnos de encima esta basura y construir algo limpio. Es, en mi opinión, lo que necesitamos.

¿Lo vas a apoyar?

http://www.m2012.es 

José Ortega

Abogado   http://www.costasmaritimas.es