EL MANIFIESTO 2012 POR GUASAP

@abogadodelmar

Como podéis observar, la difusión del manifiesto 2012 se ha parado y la recogida de firmas también. En internet todo llega un momento en que se para, pero en este caso yo pienso que no debía haber sido así, porque el manifiesto tiene un contenido realmente válido (salvo error mío). Es más: Entiendo que lo lógico habría sido que todos los partidos emergentes lo hubieran adoptado en su programa, pero no ha sido así.

A estas alturas, ya me importa más la difusión que las firmas. Me refiero a que la gente debería saber que existe una solución, que existe un contenido, que existe un proyecto de regulación alternativa para acabar con todo esto. Pero esa difusión no se está produciendo. Y no se está produciendo porque alguien la está parando.

Esta tarde me ha dicho una compañera que llevó el manifiesto al periódico del 15M y le dijeron que no lo podían publicar porque no había sido previamente consensuado. Éste es el problema, que el dichoso papelito tiene autor y que no ha salido de una asamblea.

El manifiesto 2012 es una propuesta con la que cada uno puede hacer lo que quiera, incluso nada. No la he consensuado con nadie porque ni he querido ni tengo por qué hacerlo, de la misma manera que nadie está obligado a adoptarla. Pero rechazarla o simplemente hacerle el vacío sólo por no haber sido previamente consensuada resulta un nuevo y desafortunado ejemplo de nuestra manía por las etiquetas y nuestro desinterés por el fondo. Es bueno, pero no lo cogemos porque no ha sido consensuado. Así que nos perdemos algo bueno sólo por una cuestión de formalidades, protocolos y procedimientos.

¿O no es bueno?

Mi conclusión: No son Rockefeller, ni Monsanto, ni la Reserva Federal, ni Merkel ni Rajoy los que están impidiendo la difusión del manifiesto 2012. Es el 15M y serán otros grupos igualmente empeñados en traer a nuestro país una democracia real.  O quizá en aparentarlo. No lo discuto, sólo lo constato.

Para tratar de salvar los bloqueos del 15M y otros héroes sociales, he pensado esta noche en distribuir por guasap una versión adaptada del manifiesto 2012. He iniciado la campaña hace un rato con unos cuantos pioneros que han adoptado la iniciativa con mucho interés. Incluso ha participado un cargo de un partido político más o menos ortodoxo.

Si queréis contribuir a salvar las barricadas que nos ponen nuestros amables amigos, copiad el texto que he pegado abajo y remitidlo a vuestros contactos. Si alguien quiere que se lo mande directamente por guasap, que me envíe un correo a abogadodelmar@gmail.com con su número de teléfono.

Y muchas gracias a todos y todas los que ansían la justicia, la libertad y la democracia venga de donde venga y como venga.

TEXTO A REMITIR:

Si quieres que la democracia sea de verdad y que podamos vivir en una sociedad próspera y saludable, podemos conseguirlo con estas medidas:

Para acabar con la corrupción: Todas las cuentas, todos los contratos y toda la información económica de la Administración en internet y en las bibliotecas públicas, a disposición de los ciudadanos.
Para acabar con la financiación ilegal de los partidos: La misma medida. Todas sus cuentas y contratos en internet y bibliotecas a disposición del pueblo.
Para acabar con el bipartidismo: Prohibición de gasto en campañas electorales y cesión de espacios gratuitos en radio y TV para que todos tengan las mismas oportunidades.
Para acabar con la impunidad de los políticos: Creación de un órgano autónomo de los jueces con presupuesto y estatuto propio, sin ninguna relación con los partidos. Prohibición de ingreso en la carrera judicial de ningún político.
Para acabar con el gasto inútil del Senado: Eliminarlo de raíz.
Para qué no decidan por nosotros: Voto directo por los ciudadanos, mediante DNI electrónico, de las leyes que afecten a los derechos fundamentales y otras de especial trascendencia.
Para acabar con el problema de la deuda pública: Creación de una banca pública.
Para acabar con la dependencia del petróleo: Derecho de adquisición preferente del Estado de las transmisiones sobre patentes de energías y motores alternativos. Impulso oficial de la investigación con cesión al dominio público de las patentes obtenidas para que cualquiera pueda explotarlas gratuitamente.
Para acabar con la epidemia de enfermedades degenerativas: Educación desde el colegio en hábitos saludables de nutrición. Derecho de adquisición preferente del Estado en transacciones sobre patentes relativas a procedimientos de curación. Impulso oficial de la investigación en remedios naturales con cesión al dominio público de las patentes obtenidas para su explotación libre y gratuita.
Para acabar con el poder de los laboratorios: Empleo de acupuntura y otros procedimientos no oficiales en el sistema público de salud.
Para impedir la desigualdad social: Introducción de un salario máximo en todos los sectores de la economía.

Manifiesto 2012: Una reforma de la Constitución para garantizar una democracia auténtica.
Fírmalo en http://www.m2012.es y DISTRIBUYE ESTE MENSAJE ENTRE TUS CONTACTOS

 

 

UN HOMBRE DE UNOS TREINTA Y CINCO A CUARENTA AÑOS

@abogadodelmar

1220284242527_f

Muy cerca de mi despacho hay un bar y en el bar suele estar siempre, desde por la mañana, un hombre de unos treinta y cinco  a cuarenta años. Se pasa allí toda la mañana bebiendo cerveza. Hoy lo he vuelto a ver. Llevaba la botella en una mano y un cigarro en el otro. Beber y fumar, fumar y beber. Tiene la cara roja y la piel hecha un cristo. Imagino que estará en paro y lo paga con los botellines.

Al verlo sólo puedo imaginarlo dentro de unos años como enfermo crónico, con el riñón hecho polvo, la tensión alta, la circulación fatal, el páncreas agotado y el hígado regular. No cuento lo que hace el tabaco, no merece la pena. Pero sí lo que hacen la cerveza y el vino, que es menos conocido.

Los bebedores de cerveza repiten muy convencidos que esa bebida es diurética y es cierto. Pero esa misma cualidad se puede expresar también con la palabra, menos tranquilizadora, deshidratante. Significa lo mismo, pero no es igual.

¿Quién necesita un diurético? Los que tienen retención de líquidos porque el riñón no les funciona.

¿Eres bebedor de cerveza y el riñón te filtra bien? Entonces la cerveza para ti no es diurética, sino deshidratante.

¿Y esto qué significa? Que te bebes un litro y cuando vas al baño te dejas allí un litro y cuarto. O sea, que en vez de hidratarte, te reseca. El vino, el café y los zumos azucarados producen el mismo efecto: Te dejan sin agua en el cuerpo.

¿Qué sucede cuando te quedas sin agua en el cuerpo? Que la sangre se vuelve espesa como engrudo y olvídate de que llegue a nutrir las células a través de los finos capilares que se supone que deben hacer que el oxígeno llegue a cada rincón del cuerpo ¿Sabes qué hacen los tejidos si no tienen oxígeno? Nada, excepto morir. Incluyendo el tejido cerebral, por si te interesa saberlo.

Pero además tu corazón tendrá un trabajo extra para mover toda esa masa viscosa a la que por puro gusto sigues llamando sangre. El nombre de lo que te pasará es sencillo: Hipertensión. Tendrás que tomar medicación de por vida, cosa que gusta mucho a las multinacionales farmacéuticas. De hecho es lo que van buscando: Enfermos crónicos.

Un médico hizo un experimento en una cárcel de Teherán. Dio a los reclusos agua. Les hizo beber la dosis diaria que necesita cualquiera. El resultado fue que muchos se curaron de enfermedades que arrastraban desde hacía tiempo. El cuerpo realiza cada minuto centenares o quizá miles de reacciones químicas necesarias para mantener la vida en orden, pero todo eso necesita la dosis precisa de agua.

El hombre de treinta y cinco a cuarenta años sigue bebiendo cerveza y fumando y precepitándose hacia la decadencia. Nadie le ha enseñado que no es lo mismo beber al cabo del día dos litros de cerveza que dos litros de agua. El resultado no sólo es un enfermo de por vida de aquí a poco tiempo, sino un coste superlativo para la seguridad social que pagarás tú, que estás leyendo, lo mismo que yo que escribo esto.

¿Por qué estas cosas no se enseñan en el cole? ¿Por qué vivimos toda una vida ignorando cuestiones tan necesarias, tan básicas, tan elementales para nuestra salud y la de nuestros hijos? ¿Cómo es posible que algo tan tonto y tan simple como esto sea un secreto? La Ministra de Sanidad y el Ministro de Educación están en otras labores. Lo suyo no parece ser ni sanar ni educar, sino hacer la genuflexión ante los poderes económicos y poco más.

El brutal y desmedido coste de la seguridad social, del que tanto se habla, podría ser mínimo. Sería posible que los hospitales cerraran, pero no debido a los recortes, sino a ausencia de enfermos. Todo eso lo veríamos si cuestiones tan elementales como éstas y muchas otras no fueran ocultadas como grandes secretos, porque la enfermedad es un negocio y los gobernantes de las democracias burguesas están ahí sólo como guardaespaldas de los que hacen esos negocios. Mira cómo cuentan lo excelentísimo que es el vino porque tiene un antioxidante llamado resveratrol. Pero no te dirán que el resveratrol pertenece a la uva, no al vino. No te sugerirán que te limites a comer uva, que es sana y barata, o a beber mosto, que es lo mismo. Tiene que ser el vinito, con el que se hacen mejores negocios.

Por esto existe el manifiesto 2012. Nuestros problemas no se limitan a la mecánica electoral, a los recortes o a las reuniones del club de Bilderberg. El sistema es baboso, se adhiere a nosotros en todos nuestros actos. Cada cosa que hacemos o no hacemos está programada por ellos, incluyendo internarnos en los abismos de la enfermedad crónica con inconsciencia programada en despachos de moqueta espesa.

El manifiesto 2012 es una reforma de la Constitución que propone no sólo la pureza de la democracia, sino también una condiciones naturales y aceptables en la vida cotidiana. Propone educar realmente desde el colegio para obtener una vida saludable, plena y larga en el seno de una sociedad en paz.

Si lo quieres, tienes que difundirlo.

José Ortega

Abogado  abogadodelmar@gmail.com        www.costasmaritimas.es

¿VERTICAL, HORIZONTAL, PIRAMIDAL? CÓMO ORGANIZARSE PARA QUITARLES EL PODER

@abogadodelmar

Veréis, yo percibo un error de método en la lucha colectiva contra la tiranía y me gustaría explicarlo.
En León y otros pasajes solitarios de lo que antes llamaban Castilla la Vieja, hay pueblos tan pequeños que no compensa tener un gobierno municipal, así que carecen de alcalde y concejales y se gobiernan por asamblea. Esto, que pudiera parece una copia oportunista de las asambleas de barrio del 15M, no tiene nada de nuevo. Data de los tiempos de maricastaña, se llama concejo abierto y es una institución muy tradicional.
El concejo abierto es la expresión más natural y espontánea del gobierno de todos y un ejemplo de cómo se deberían decidir la mayoría de los asuntos y no sólo en los pueblos minúsculos de la montaña. Yo quiero eso, vosotros queréis eso y toda persona decente quiere eso.
Pero esa forma natural de vida en común es propia de situaciones de normalidad, no de emergencia. No nos encontramos en una situación de normalidad, sino de emergencia, y sin embargo pretendemos ganar esta batalla contra la plutocracia global, con su inmenso poder y sus inagotables recursos, por el simple procedimiento de dar ejemplo de pureza democrática y en consecuencia discutiendo durante horas cada cuestión en una asamblea interminable.
Perdón, pero creo que no es así como se hace. Estamos confundiendo la vida cotidiana con la lucha contra el opresor, que son dos cuestiones muy distintas. Todo el mundo saca pecho horizontalmente, presume de asambleario y abomina de los líderes corruptibles y comprables y al mismo tiempo todo el mundo está desinflado y desencantado al ver que no hay forma de hincarle el diente al gran capital y que todo sigue igual.

20130918-221655.jpg

Cuando Hitler se comió Austria, se anexionó los Sudetes, invadió los Paises Bajos, sometió Francia e hizo temblar a la civilización circundante, la civilización circundante no le respondió con actos colectivos de meditación ni con asambleas de barrio. No fue en una asamblea ciudadana donde se decidió ni se planificó el desembarco de Normandía o donde se determinaban las instrucciones que se pasaban a la resistencia francesa,
Éstos de ahora también se han cepillado la democracia, aunque de forma más fina y con menos olor a quemado. Éstos también nos han convertido en esclavos. También nos han llevado a la ruina y al sufrimiento. Hacer frente a esta situación requiere, en mi opinión, todo lo contrario de lo que se ha hecho. Precisa análisis y contenidos (entiendo que no los tenemos, salvo el manifiesto 2012), pero también organización, estrategia, disciplina, jerarquía y creo que también una cabeza visible que seduzca a las masas. Perdón por el lenguaje: He escrito “seduzca” y “masas” cuando quizá debía haber escrito “informe” y “ciudadanos”, pero lo he hecho de forma consciente para referirme a esa masa monolítica, anónima, inconsciente, perezosa y paralizada por una poderosa inercia, que finalmente es la que decide y que justamente por eso está secuestrada por el sistema, que moldea sus cerebros a placer. Y también para referirme intencionadamente a la seducción como fenómeno opuesto al convencimiento intelectual.
Sé que al proponer una cabeza visible, es decir, un líder, toco un tema tabú, pero vamos a ello directamente y con claridad. No es con la racionalidad como se mueve a las masas, sino con la emoción. Y esa emoción creo yo que debería despertarla un líder que pegue un puñetazo sobre la mesa, levante la voz y se exalte y exalte a los que lo escuchan, más o menos como hacía Alfonso Guerra en aquellos tiempos de la tortilla de patatas. No es que sea precisamente lo que a mí me gusta o yo prefiera: Es que funciona así. Que ese líder resulte ser un tipo ambicioso y vanidoso es un mal menor. Me parece que como no sea de esa manera no va a cumplir su cometido. Aceptemos ese coste y sigamos adelante.
Y en cuanto a los contenidos, he sugerido arriba que sólo disponemos del manifiesto 2012. Si me equivoco pido disculpas al mismo tiempo que solicito la información que me falta. Puede que la EBC también venga al caso, no puedo hablar mucho por desconocimiento… ¿Qué más? ¿Alguien más tiene idea de cómo hacer para darle la vuelta al calcetín? Me parece que no. Entre lo que he leído y he hablado, temo que los partidos emergentes se parecen mucho a una hoja en blanco. Lo que veo es rabia y deseo, no contenido y estrategia. Yo puedo equivocarme pero hoy por hoy lo tengo claro: El manifiesto 2012 es lo que necesitamos.
Pero ningún cambio va a venir impulsado por el viento ni como consecuencia de recitales de poesía o actos de visualización colectiva. Veamos si somos capaces por fin de reaccionar como adultos responsables y entender que necesitamos poner en marcha una estructura de esas características para traer la democracia si no queremos que la plutocracia nos aplaste definitivamente o bien que se ocupen los nazis de traer la dictadura. Como he escrito otras veces, ellos también son antisistema y no tienen ningún problema, sino todo lo contrario, con la jerarquía y los líderes.

churchill_3 ¿Suena paradójico que necesitemos disciplina y jerarquía para poder disfrutar de libertad y democracia? ¿Teméis que un organigrama de ese tipo tienda a perpetuarse malamente? Hay dos frases muy conocidas que marcaron a Winston Churchill. En los inicios de la guerra pidió a los ciudadanos sangre sudor y lágrimas, no pasarse un porro entre todos, cantar un himno a la paz o ponerse a hacer yoga. Cuando la guerra terminó y se presentó a las siguientes elecciones, se atrevió a aventurar “la vieja Inglaterra no me negará sus votos”. Pero incluso después de haber derrotado a Hitler, los británicos le pegaron el cambiazo y adiós muy buenas. He aquí la grandeza de la democracia, que impidió que la victoria militar transformara a Churchill en una especie de caudillo con el sillón atornillado al culo.
Quiere esto decir que la creación de una estructura jerarquizada y disciplinada, donde cada uno cumpla su cometido para ganar esta guerra, no tiene por fin perpetuar ni la jerarquía ni la disciplina, sino ganar la guerra y conseguir la democracia.
Creo que poco a poco todo el mundo se irá dando cuenta de esto. Y si alguien tiene dudas, que lea el manifiesto 2012. Comprobará que entre otras cosas contiene las regulaciones precisas para que la democracia sea el gobierno del pueblo de una vez para siempre.

José Ortega

abogado  abogadodelmar@gmail.com   http://www.costasmaritimas.es

¿MADRID 2020 PARA QUIÉN?

@abogadodelmar

Iba yo en el coche hacia mi trabajo, hace mucho tiempo, en otoño o invierno. Aún era oscuro. Entonces escuché en la radio la noticia, según la explicación oficial, de la muerte de un señor que trabajaba de príncipe llamado Don Alfonso de Borbón. Aquella  explicación oficial era que el fallecimiento se debió a un desafortunado accidente en una pista de esquí en estados Unidos, cuando fíjate qué desgracia tan grande, de pronto el príncipe se encontró con un cable de acero tenso y perpendicular a su camino, precisamente a la altura de su cuello. Y claro, iba a toda leche y el acero pues…

La versión no oficial, que me pasaron en su momento, es que este miembro de la familia real era presidente de Comité Olímpico español cuando el Comité Olímpico Español no servía más que para irse de comidas después de reuniones que no servían para casi nada y que no importaban a casi nadie.  Cuando dieron a Barcelona la sede de la cosa, invitaron al príncipe a irse a paseo, porque una cosa era figurar y comer y otra funcionar y si acaso hacer negocios de puta madre (es un suponer).  Y no quiso. Consecuencia: Un cable de acero en la garganta y sin solución de continuidad un empresario llamado XXX, de quien se decía que era miembro distinguido de la masonería, se hizo cargo del tema para llevar a Barcelona a la cumbre del prestigio olímpico/mundial y no sé si Pra facturar él y sus amigos algo por su cuenta. Todo esto puede ser un cuento chino, no quiere decir que le dé crédito pero la fuente era inmejorable.

Los políticos profesionales quieren más juegos olímpicos, pero somos pobres. Casi todo lo que ganamos con nuestro trabajo se lo tenemos que entregar a la banca internacional con la que los políticos nos han empeñado durante los últimos años. Y somos pobres, ésa es la realidad. Muy pobres. No le demos vueltas ni pongamos más trágicos ejemplos de la miseria que nos cerca. Siendo pobres, siendo indigentes, siendo mendigos, no podemos sino con un esfuerzo sobrehumano y quizá imposible organizar una cosa así.

Madrid_2020

Ya sé que los que saben del rollito dirán que se organizaría una fundación en la que Repsol, Iberdrola, Movistar, el banco de Santander y la madre que los parió pondrían una serie de millones de eurillos (atentos a los beneficios fiscales de esas donaciones, lo que indica que los eurillos al final los ponemos todos) y  que la afluencia de visitantes compensará la inversión, que el resultado final será positivo, etc. etc. A ver quién le pone luego el cascabel al gato, que no me veo yo al contable que se arremangue y sea capaz de demostrar una cosa así. Estas cosas siempre las resuelve el telediario diciendo que todo ha salido a pedir de boca y chinpúm.

¿Sabéis qué va a pasar? Pues que como le den los juegos a Madrid el Estado se va a endeudar mucho, muchísimo más aún, con la banca internacional.  Bien puede Botín dejar ahí encima de la mesa unos cuantos milloncetes en la mesa de donantes, cuando cogerá muchos más de los intereses de los préstamos que tendrá que pedirle el gobierno (entendedlo: El gobierno pedirá préstamos a los bancos que donen). Estos números no se ven. Permanecen cuidadosamente ocultos. Y lo importante no eso. Lo importante es el peso muerto y añadido de toda esa deuda suplementaria que van a contraer esos gestores públicos que juegan con un dinero que no es suyo pero también con el futuro de todos nosotros y de nuestros hijos, cuyos destinos y vida en principio tampoco son de ellos aunque ya me estoy convenciendo de lo contrario.

Cada uno puede verlo como le parezca. Personalmente me avergüenzo de presenciar el entusiasmo con el que los políticos que han empobrecido el país se lanzan a la huida hacia adelante de conseguir esa cosa mundial de los juegos. No puedo entenderlo. Es que no puedo, perdonad. En un país en el que no hay dinero ni para medicinas, ni para papel de escribir, ni para pagar la luz de los edificios oficiales… No es que sea irresponsable meterse en eso, o a mí me lo parece. Es mucho peor.

Claro que a lo mejor la cosa tiene una explicación simple, porque en estas situaciones siempre hay algunos millones de euros que se pierden de forma majestuosamente misteriosa. En los primeros tiempos de la democracia los concejales del Ayuntamiento del pequeño pueblecito de Galapagar se pegaban unos viajes de muerte con motivo del acuerdo de hermanamiento que habían tenido la cara dura de firmar con Islas Galápagos. Esto no es más que un ejemplo mínimo y simbólico de lo que somos capaces de hacer en el ámbito pequeño. Imaginad el grande. Trincaron lo que no está está escrito con la visita del Papa y es lógico pensar que con este invento suceda lo mismo centuplicado.

Estos políticos pijos, bien comidos y bien bebidos, esos profesionales de la política que viajan en primera clase a Buenos Aires a ver si suena la flauta de la dichosa candidatura, estarían mucho mejor quemándose las pestañas con una luz de flexo en sus despachos a ver de qué forma pueden aliviar la situación de los enfermos, los desempleados, los desahuciados, los que sufren y los débiles, que de ésos no faltan en el país que ellos tienen que administrar.

José Ortega     abogadodelmar@gmail.com

LA ESTRELLA DE NIETZSCHE Y EL ETERNO RETORNO

@abogadodelmar

Puedes leer el artículo on-line pulsando sobre la portada de la revista

Puedes leer el artículo on-line pulsando sobre la portada de la revista

Es preciso llevar dentro el caos para parir una estrella, escribió Nietzsche sugiriendo que del orden pulcro y preciso nada verdaderamente nuevo puede brotar. Este pensamiento puede conducir a muchas reflexiones por muchos caminos, todos distintos. Una de ellas remite a la psicología del escritor. Cuando yo tenía poco más de veinte años y me impacientaba en mi ansia por escribir una novela, alguien más viejo y sabio que yo me hizo saber que normalmente nadie está preparado para ello antes de los treinta. El motivo es simple: Con veinte o veinticinco tu biografía ha discurrido por carriles predeterminados y para ser capaz de crear una historia que tenga sentido es preciso haberse dado de guantazos con la vida. La imagen de borracho y putero de Henry Miller como un cierto prototipo, muy bien aceptado, de escritor, resulta ser simple desarrollo de aquella idea y remite al escritor como peregrino en busca de su propio lado oscuro. Estar en contacto con ese magma incandescente, incontrolable y desconocido del caos interior es requisito innegociable del acto creador.

F. Nietzsche

F. Nietzsche

No obstante, como me suele suceder, a mí el pensamiento de Nietzsche me conduce sin remedio al mito y en concreto al mito de la creación. De hecho, lo utilicé como cita en mi documental Retorno al país de la penumbra, donde expuse mi punto de vista sobre el significado simbólico de las fiestas de carnaval.

Pulsa sobre la imagen par a ver el documental

Pulsa sobre la imagen par a ver el documental

Veréis, yo soy una especie de antropólogo oficioso y algo maldito que se quedó fuera de lo que desde fuera podríamos llamar el paraíso universitario (donde se supone que te pagan por estudiar) pero que ha sabido usar ese ostracismo para leer, buscar, encontrar, pensar y concluir sin el abrazo de oso del orden académico, que puede ser muy esterilizante. Y así fue cómo llegué a las deducciones siguientes.

Todo el mundo tiene una idea fija de en qué consiste el carnaval, aunque esa idea ha sufrido un proceso de deformación histórica y si se quiere espacial: Del mismo modo que tendemos a creer que la fiesta de Halloween procede de Estados Unidos, cuando en realidad se trata de una celebración irlandesa que hizo un viaje de ida y vuelta por las aguas del Atlántico (quiere decir que la llevaron al nuevo continente los emigrantes irlandeses, cuajó en las colonias y regresó a Europa de la mano del imperialismo cultural norteamericano), así también tendemos a pensar que el carnaval está relacionado con mulatas en tanga que son víctimas de un tic nervioso en las caderas mientras permanecen subidas a unas carrozas muy majas allá por Brasil o si acaso por Tenerife.

Pues no: el carnaval es una antiquísima celebración rural europea cuya esencia consiste en la escenificación de un desorden intencionado a base de la supresión de las reglas, la inversión de los sexos y la disipación de los roles sociales. Los disfraces del carnaval tienen por claro objeto borrar nuestra identidad social para proporcionarnos otra indeterminada, no reglamentada e imprevisible. La supresión de las normas deja temporalmente en suspenso tanto la moral individual como el derecho social en favor de una espontaneidad y una libertad que carecen de límites.

Mirad esos borrachos que saltan locos de contento en mitad de los fríos de febrero y preguntaos a qué obedece todo eso ¿Qué hay en el ambiente, en el paisaje, en el cielo o en el calendario que puede justificar esa excitación ritual tan marcada en todos los pueblos de la vieja Europa? Las fiestas locales suelen ser en verano, en los tiempos de la cosecha ¿A qué pues desafiar al frío, la nieve y los cielos helados para entregarnos a una fiesta loca en la calle, en pleno invierno, en lugar de quedarnos pegados a la estufa como cabía esperar? La respuesta siempre ha estado a la vista, sólo que no sabemos verla.

El padre de la Historia de las Religiones, Mircea Eliade, acuñó el término eterno retorno para referirse al concepto primitivo según el cual la historia es cíclicamente repetida y el mundo es una y otra vez recreado. La historia es circular. El mundo vuelve a nacer cada año.

Captura de pantalla 2013-09-01 a la(s) 12.34.57

En este contexto del eterno retorno, no podemos comprender qué significa el carnaval sin antes reparar en el extraño desplazamiento en el calendario sufrido por la fiesta de año nuevo. En la Edad Media un rey piadoso aunque impertinente tomó la decisión de celebrar esta fiesta el 31 de diciembre sólo para proporcionar más realce a la de la natividad del Señor. Pero el año nuevo no es el 31 de diciembre y las fiestas de esa noche desde luego son protagonizadas por autómatas que han perdido el contacto con su propia esencia colectiva y que sufren uno de los peores males que podemos sufrir como grupo, que es no saber por qué hacemos las cosas, en este caso soplar un matasuegras y coger una cogorza sólo debido a que así lo hace todo el mundo.

Es con el romper de la primavera cuando la vida renace y el mundo es recreado. Por tanto, es con el romper de la primavera cuando nos llega el año nuevo. El frío se disipa, los hielos se marchan, la nieve se funde, los ríos crecen, los campos florecen, los nidos aparecen llenos de polluelos y todo se renueva. Es en ese momento, sólo en ése, cuando nace el mundo y cuando sus hijos tenemos motivos para expresar de forma colectiva y ritual nuestra alegría en unos actos que son o deberían ser una fiesta de la vida. A-ki-til llamaban a esta fiesta de la primavera en Babilonia. El nombre significa la fuerza que hace vivir al mundo y con esto queda dicho todo: Hay un poder invisible e irresistible al que nos confiamos, que obliga a que la vida nazca de nuevo una y otra vez.

Hemos perdido las raíces, la conexión con el pasado y todo lo que nos hacía dignos y fieles vástagos de la tierra, del cielo y de los astros. Pero si somos capaces de ver que el año nuevo no es en diciembre, sino en el inicio de la primavera, seremos también capaces de entender el significado de esa festividad tan acendrada que llamamos el carnaval: Su propósito es escenificar el caos primitivo que precedió a la creación. El caos informe, sin reglas, sin roles sociales, sin identidades individuales, la expresión de la nada que con más fidelidad somos capaces de escenificar, en los fríos de febrero. El nacimiento del mundo, el orden, las reglas, la estructura, la individualidad, el crecimiento, al mes siguiente, en marzo, cuando la primavera desciende sobre la tierra.

Uno de los textos mesopotámicos más conocidos es el llamado Enuma Elis. Recibe este nombre de sus primeras palabras, que significan “cuando en lo alto…” y que aluden a los remotos momentos previos a la creación del mundo. En aquel universo pendiente de definir habitaban dos monstruos llamados Apsu y Tiamat, que representaban  el caos, el desorden, la pasividad y la inercia, el universo sin historia y sin movimiento.

Cilindro sello representando el combate de Marduk conta Apsu y Tiamat

Cilindro sello representando el combate de Marduk conta Apsu y Tiamat

Este mundo fue sacudido por la aparición de una generación de dioses jóvenes deseosos de movimiento y actividad. Capitaneados por Marduk, libraron un combate contra Apsu, Tiamat y Kingu, su paladín, y prevalecieron sobre ellos. Sólo mediante el sacrificio de estos seres ancestrales informes, patronos del caos, promotores de la pasividad y encarnaciones de la nada, nacieron el tiempo, la historia y el mundo tal como lo conocemos. Éste fue un verdadero acto de creación, basado sobre la muerte de lo antiguo, tal como vemos también en la mitología nórdica cuando el mundo es creado sobre el cadáver del gigante Ymir.

¿No seremos capaz de aplicar esta metáfora a la realidad?

Nuestro propio mundo, controlado por unos gobernantes en los que ya nadie cree porque sus hilos de marioneta se han hecho visibles, está a punto de transformarse en ruinas. Amenazan el caos, el desorden, la inversión de roles y otras cosas, pero ahora no se trata ni de un juego, ni de una simulación, ni de un ritual colectivo, sino de uno de esos momentos en los que la historia se fractura formando una grieta de la que algo nuevo ha de brotar. Temblar ante la incertidumbre que se avecina es apropiado, pero ese temblor es lo que proporciona carta de naturaleza al fenómeno, puesto que indica que es de verdad.

No, no nos encontramos ante las divagaciones beodas de un escritor hasta las cejas de absenta en busca de un relato, ni ante la certeza que produce la repetición con la que se celebra colectivamente la incerteza, ni ante el brillante pensamiento de un filósofo alemán capaz de sintetizar un discurso en una frase: Se trata de algo que va a suceder en verdad. El mundo va a volver a ser creado.

En las gargantas, en la manos, en las intenciones, en el ánimo, en las esperanzas, en las ansias de todos esos jóvenes, adultos y ancianos indignados, la estrella de Nietzsche está tomando nuevamente forma.

José Ortega