¿CUÁNTO CUESTA UN BANCO?


Como escribí en mi artículo El partido del futuro y el día después, si llegase a ganar las elecciones un partido alternativo y decente, los ataques especulativos nos dejarían sin aliento y además sin liquidez. Bajo mi punto de vista, no sólo hace falta un muy buen plan para ganar las elecciones, sino además otro adicional para sobrevivir al éxito y afrontar las privaciones del día después.
Ese plan de emergencia debe incluir de modo muy principal la creación de un banco público capaz entre otras cosas financiar al Estado, pero esta obra tiene su complicación y requiere su tiempo. Y sin embargo, en caso de vuelco electoral hay que hacerlo a toda velocidad para mantener en marcha los hospitales, los institutos, los bomberos y demás.
En tales condiciones de angustia y con cuarenta millones de ciudadanos expuestos a los ataques de cinco o seis familias de la élite financiera, entiendo que lo mejor sería expropiar un banco y transformarlo en público. Sin embargo, el Estado carece de fondos para indemnizar esa expropiación, lo que en apariencia nos dejaría inermes ante los poderes económicos y la contrarrevolución nos comería por los pies.
Necesitaría ayuda de algún economista para conformar mejor los siguientes pensamientos. De hecho, pido formalmente esa ayuda. Y ahí van: Puesto que el 95% del dinero que manejan los bancos no existe, sino que lo crean de la nada mediante el depósito fraccionario… ¿Estaría el nuevo gobierno obligado a pagar los activos del banco expropiado? ¿Por qué debería satisfacer el Estado en dinero real unos importes que los bancos han fabricado simplemente escribiendo anotaciones en un ordenador? ¿Cuál sería el precio justo para la expropiación de un banco si dejáramos afuera el dinero ficticio inventado por ellos y que nunca existió?
Es cierto que tanto el dinero que da el banco en préstamos como el que recibe en depósitos no son más que anotaciones en un ordenador. Sin embargo, hay una diferencia entre uno y otro. El banco da en préstamo al ciudadano un dinero inexistente que genera cual genio de la lámpara con sólo decir que existe. Un director de sucursal genera cien mil euros escribiendo en la cuenta del prestatario la expresión cien mil euros. El prestatario, al devolver el importe, no entrega dinero físico de curso legal, sino que el banco se lo descuenta con nuevas anotaciones. Sin embargo, el dinero que el prestatario tiene en su cuenta responde de modo efectivo a su esfuerzo, sacrificio y trabajo. Ese esfuerzo, ese sacrificio y ese trabajo coinciden más o menos con el concepto de Marx cuando decía que el trabajador vende al capitalista su fuerza de trabajo a cambio de un precio. Por tanto, la diferencia entre ambos tipos de dinero consiste en que el generado por el ciudadano se corresponde con un esfuerzo real, equivalente, por así decir, al trabajo de ocho horas al día cinco días a la semana, mientras que el que genera el banco se corresponde sólo con el gesto de anotar una cantidad en un papel. Gracias al incomprensible privilegio que hemos otorgado a estas instituciones, ese simple gesto permite que el dinero exista.
Yo tenía Economía en segundo de Derecho y Hacienda Pública en cuarto. Incluso así, siempre creí ingenuamente que el negocio de los bancos consistía en lucrarse con la diferencia entre los intereses entregados a los ciudadanos como remuneración por sus depósitos y los cobrados por los préstamos. De la misma forma que a los estudiantes de Medicina no les explicaban nada sobre nutrición, a los de Derecho tampoco nos dijeron media palabra sobre el dinero fiat, el depósito fraccionario y cómo funcionan realmente las operaciones financieras. Con razón alude Esteban Cabal en su libro Gobierno Mundial al pensamiento de uno de los amos del mundo que decía que si el pueblo conociera cómo funciona en realidad el sistema financiero internacional, no lo toleraría ni un solo minuto. La hipnosis colectiva no sólo funciona en la tele. También en la Universidad.
He trabajado con mucha dedicación en los cuentos populares y me son familiares los conceptos de la mesa que pone sola y se llena de viandas y el de la bolsa de oro que nunca se acaba. Así es cono funcionan los bancos. Sus inmensas fortunas no proceden del trabajo, sino de la magia. De la misma forma que en !a teología llamada heliopolitana el dios egipcio Ptah crea el mundo mediante la palabra, los brujos financieros crean el dinero por el simple procedimiento de escribir una cantidad. La diferencia es que las facultades del dios Ptah le son inmanentes y las de los banqueros provienen de una convención tramada por ellos y consentida por nosotros.
A vista de la inagotable capacidad de los bancos para sacar más y más dinero de la nada, me sorprende que necesiten cobrarnos aún más por comisiones de mantenimiento. Estoy tentado de pensar que la conflictividad derivada del cobro de esas comisiones no es más que una cortina de humo para que los bancos hagan ver a la población que realmente necesitan esa calderilla y de esta manera impedir que comprendamos el escándalo del dinero imaginario e inventado.
El dinero real no existe, ya lo sé. El papel moneda, o dinero fiat, ya no se remite al patrón oro y los billetes no son más que cromos pintarrajeados a los que asignamos valor por pura convención, es decir, porque todos estamos de acuerdo en ello. El dinero, para que tenga valor, debe referirse a algún tipo de riqueza real y objetiva. A falta de patrón oro, y a los efectos de este artículo, me voy a referir a dinero real como el que se corresponde con la fuerza de trabajo, con un esfuerzo material, con la disciplina, la energía, el convencimiento y la dedicación de un trabajador, un profesional o un empresario. Igualmente llamo dinero ficticio al creado de la nada por un banquero en el instante que se tarda en anotar el importe en un ordenador. Es cierto que el dinero ficticio creado por el banco al dar un préstamo nos sirve para adquirir bienes reales y disfrutarlos de manera real. Pero también lo es que no resulta tolerable vivir como esclavos para devolver al banco un dinero, con sus intereses, que ha creado chasqueando los dedos.
Os voy a decir lo que yo creo. Los ciudadanos estamos haciendo el idiota al devolver al banco dinero real a cambio de dinero ficticio. Pero esta conclusión no es más que un puente hacia lo que realmente quiero concluir: Si un gobierno democrático expropia un banco para nacionalizarlo y que sirva de verdad a los ciudadanos y a la financiación del propio Estado, efectivamente con arreglo al articulo 33.3 de la Constitución debería indemnizar la expropiación mediante justiprecio. A tal efecto, se deberían de valorar y pagar los activos del banco.
Pues bien, con mis esqueléticos conocimientos de Economía, opino que el Estado estaría haciendo igualmente el idiota al pagar al banco la indemnización por la expropiación, al menos ciertas partidas. El dinero que maneja el Estado es real con arreglo a la definición de arriba porque está integrado por los impuestos que hemos abonado los ciudadanos con nuestro esfuerzo real. No debe usarse ese dinero real, basado de modo efectivo en nuestras lágrimas, privaciones y madrugones, para pagar unos activos creados con el mismo esfuerzo que el que se dedica a apretar un mando a distancia.
Lo lejos que puede llegar este razonamiento es algo que da vértigo. Por ejemplo, el banco expropiado tiene inmuebles que son muy reales, pero comprados mediante el mismo procedimiento. La sucursal de la esquina la adquirió por 200.000 euros, pero ese dinero lo creó el banco una vez más chasqueando los dedos y en base al depósito fraccionario.
¿Es justo que el Estado pague al banco con dinero real la expropiación de unos inmuebles comprados con dinero ficticio e inexistente?
Se necesita un trabajo serio de economistas (me refiero a economistas independientes en lo profesional y honrados en lo personal) para determinar cuál haya de precio justo de la expropiación de un banco. Los partidos que pretenden liberarnos de la oligarquía deberían tener en cuenta estas perentorias necesidades para el día después y no tardar mucho en estudiar la cuestión.
Por lo demás, creo que los pequeños accionistas deberían ser adecuadamente indemnizados con arreglo a su inversión más los intereses que procedan: Los importes que pagaron para comprar sus acciones también se supone que son dinero real en la definición doméstica dada en este artículo.
Una última cuestión. La Unión Europea nunca toleraría que España rompiera las reglas nacionalizando bancos, pero yo doy por hecho que los intereses que debemos cuidar son los de los ciudadanos. Si la Unión Europea es buena para los ciudadanos, estupendo. En caso contrario, adiós.
Y como estamos en el mundo real, quisiera terminar recordando que España no es Islandia. No sólo se trata de una economía varias veces más fuerte, sino que es (o cree ser, en la expresión del catedrático de Derecho Internacional Remiro Brotons) soberana de la mitad de algo llamado Estrecho de Gibraltar.
Este artículo es política ficción basada en un éxito electoral que bajo mi punto de vista es posible. Pero nuestra situación geoestratégica es nuestra condena. Podemos incluir en el plan la nacionalización de un banco (o varios), la desvinculación si procede de la UE y la salida, igualmente si procede, de la OTAN. Pero creo que en tal caso Lo que le hicieron a Gadafi no es nada comparado con lo que nos pasaría a nosotros.
Esteban Cabal cuenta que a Lincoln y a Kennedy los mataron por pretender que el papel moneda debía ser imprimido por el Estado y no por los bancos privados (ése es otro tema). Pues bien, soy consciente de que las respuestas a las acciones del nuevo gobierno serían las siguientes:
-Expropiación de un banco saltándose a la torera toda la basura de regulación internacional neoliberal que lo prohíbe: Magnicidio al canto, aunque simulando un fallo mecánico en el avión, cono sucedió por ejemplo con Omar Torrijos
-Intento de salida de la UE: Demanda ante tribunales internacionales controlados por el NWO para reclamar a España los importes recibidos en concepto de fondos europeos. Si España no paga la condena, aislamiento internacional y cerco dn todos los órdenes, incluyendo el bloqueo comercial.
-Intento de abandonar la OTAN: Invasión militar en forma de intervención humanitaria para garantizar las libertades del pueblo español, siempre después de haber fabricado un embrión de revuelta popular diseñada en las oficinas de los Servicios de Inteligencia.
No acabo con estas conclusiones para amedrentar y disuadir con los argumentos de Intereconomía, como me reprochó el otro día una señora en relación con mi artículo sobre el partido del futuro, sino para recordar que esto no es un juego y que no es lo mismo jugar a héroes que hacerlo real asumiendo todas las consecuencias e intentando prevenirlas.
¿Qué podemos hacer para prevenir esas consecuencias tan probables? A mi juicio sólo hay un camino: Hacer que la estrategia propuesta en Manifiesto 2012 se torne internacional para que en otros países suceda lo mismo que podría suceder en el nuestro.

José Ortega
Abogado
abogadodelmar@gmail.com

Acerca de JOSÉ ORTEGA

SSoy escritor de vocación, no de profesión. MI página de autor en AMAZON está en http://www.amazon.com/Jos%C3%A9-Ortega-Ortega/e/B001K15WJM No he llegado, y no sé si quiero, al nivel de aquéllos a los que les pagan por escribir y se asustan ante la hoja en blanco. Mi caso es el de quien es poseído por la historia y no puede liberarse de ella hasta que la escribe, redonda y perfecta. He escrito sobre la búsqueda de la inmortalidad, supongo que debido a mi predilección por las metas imposibles. Estudié Historia Antigua y Derecho. Ejerzo como Abogado. Esta profesión me proporcionó un aburrimiento inmenso hasta que descubrí la forma de utilizarla para proteger a los débiles frente a los fuertes. Desde entonces me divierte y me gratifica. He sido productor de cine y he coproducido tres películas de aventuras. LA ISLA DEL DIABLO MANOA EL ESCARABAJO DE ORO Después produje y dirigí con mi productora LUGALBANDA SL tres series documentales para televisión GENESIS (Prehistoria) CRONICAS DE LA TIERRA ENCANTADA (Arqueología y mito) CAMINS PER LA MAR (Pesca de bajura) Las dos primeras disponibles en Amazon y en este blog. También escribí, dirigí y produje el cortometraje de ficción LA DAMA DEL MAR, basado en un cuento celta irlandés sobre sirenas (You tube) y últimamente he fabricado dos documentales para que circulen libremente por Internet, uno de ellos sobre la primavera española (MAYO (A ESPIRITUAL APPROACH TO SPANISH REVOLUTION). He publicado ocho novelas en AMAZON GILGAMESH Y LA MUERTE EL PRINCIPE PÁLIDO LA PIEDRA RESPLANDECIENTE EL ARBOL DE LA VIDA EL CAMINO AL PARAISO EL ULTIMO SUEÑO DE LA MARIPOSA LA TUMBA MI HOMBRE IDEAL Información y vínculos a Amazon en el menú de arriba También publiqué con la Universidad de Murcia LA RESURRECCIÓN MÁGICA, un libro conteniendo un recopilación de cu€ tos populares que yo mismo hice y con unade teoría del cuento popular . He escrito varios artículos sobre antropología e historia de las religiones en revistas científicas y una serie radio de 25 episodios, EL ARQUERO ENCANTADO, sobre el mismo tema. Como abogado me dedico a la defensa de los derechos civiles en el campo de la ley de costas y he conseguido que el Parlamento Europeo apruebe en marzo de 2009 una declaración censurando los abusos que se cometen en España contra los humildes, al mismo tiempo que se disculpa a los poderosos. Esto me ha proporcionado cierto rollito mediático que procuro llevar bien (me refiero a no volverme idiota por el mero hecho de que me pongan delante una alcachofa). En 2012 redacté un proyecto de ley de reforma de la Constitución que contiene todas las claves para que la democracia sea de verdad, y la condensé en un folio al que di forma de manifiesto y bauticé como MANIFIESTO 2012 (busca en google). Muchos me quieren y unos cuantos buscan día y noche y con poco éxito mi ruina. Los imbéciles de arriba de arriba me odian y debo añadir que algunos tambo´n m€ temen. Carezco de sentido práctico y por eso escribo un blog como éste que sólo puede darme problemas. Lo que me mueve es simple, quizá demasiado simple. Es que no aguanto ni la injusticia, ni la manipulación, ni el abuso. En realidad empecé a escribir aquí en septiembre de 2010 para dar a conocer mis novelas. O sea que esto nació como un blog dedicado a los libros y todo eso. Pero las exigencias de la realidad se impusieron.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a ¿CUÁNTO CUESTA UN BANCO?

  1. Independiente. dijo:

    Has dado en el “clavo” José. El sistema finaciero es la mayor estafa legal organizada en la historia de la Humanidad y es la que mantiene la economías, el dinero es ficticio, papel mojado, impagable la deuda de los estados, la global del mundo y no digamos la de USA. No hay más remedio que no pagar le deuda de la usura y especulación y negociar una “quita”, esto se va a producir más temprano que tarde y si este proceso se iniciara en España, seguro que como un dominó seguirian Portugal, Grecia, Italia Irlanda,, etc. El problema es el sufrimiento y la capacidad de aguante del período de “bisagra” que la población estaria dispuesta a aguantar, esperar a que la crisis salte por los aires con más sufrimiento o ya anticiparse, hay soluciones ya propuestas en varios medios, personas y grupos en este dirección, como una moneda local interna, aceptada y avalada por el Estado, todo el mundo trabajando no solo en bienes y servicios clásicos, sino en bienes comunitarios , sociales, culturales, ambientales, etc.etc. esto es ecomomia real, nadie parado, con un PIB en su sentido amplio subiendo como la espuma, nuestro arma seria plena conciencia ciudadana, solidaridad, desobediencia civil,, utopía creativa en acción real, dejar que los bancos quiebren y se entiendan con sus acreedores (el mayor mal que están haciendo nuestros malos gobiernos es que esas deudas sean avaladas por el Estado),nada de rescates y crear una banca estatal con el respaldo de esa moneda local compitiendo con el euro, son ideas y ojalá surjan personas sin miedo y con energia, capaces, que las hay, que propongan un programa alternativo, ya hay propuestas en este dirección solamente hay que sintetizarlas y ponerlas en movimiento. Hay que anticiparse al desastre…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s