PROPUESTA DE PROYECTO DE LEY DE REFORMA DE LA CONSTITUCIÓN

Estoy ya cansado de conversaciones de café pidiendo una rebelión, de hilos de facebook compartiendo la indignación y de amigos que dicen no sin saber lo que quieren. Hacen falta soluciones y propuestas pero no aparecen, o yo no las veo y es mi culpa. Estos son los motivos por los que he redactado una propuesta de proyecto de ley de reforma de la Constitución. No es que quiera sacar pecho: Es que me pone tenso que yo lo vea tan claro y que mis congéneres se pasen el día y gran parte de la noche dándole vueltas a lo mismo, perdiéndose en los detalles y sin resolver (hasta donde yo sé).

Esto no es más que una prolongación de mi quehacer diario. Mi trabajo consiste en detectar los errores del otro y encontrar soluciones para este tipo de problemas relacionados con la ley. Es en lo que ocupo mi tiempo y no tiene nada de particular que me haya metido con el texto constitucional. Ya he hecho esto antes para cambiar otro texto legal (y ha funcionado).

El problema es de regulación y resulta realmente simple. Toda sociedad se organiza con arreglo a unas formas preestablecidas de hacer las cosas y a estas formas las llamamos reglas. Nos han impuesto unas reglas artificiales que propician el esclavismo y nosotros hemos de recuperar las reglas tradicionales de la convivencia, afinando para reponer las más eficaces en orden a conseguir una democracia de verdad y a una sociedad de hombres y mujeres dignos y libres. Ya sabemos que las leyes las hacen ellos y la Constitución también, pero a mi parecer es importante saber qué queremos y concentrar la energía y la intención en algo con nombre, forma y contenido.

La propuesta de proyecto de ley de reforma de la Constitución que he escrito es seguramente confusa, incompleta y subsanable. Habrá otros más preparados que yo que puedan mejorar la redacción, quitar cosas y poner otras. Que lo hagan: Esto es un trabajo común. Considerad el texto como un embrión, borrador o lo que queráis. Con él yo ya he aportado lo que podía y creo que debía.

Como he dicho ya a menudo, lo que a mí me importa de una reforma de la Constitución, o de una Constitución nueva, no es su valor simbólico vinculado entre otras cosas a la forma de Estado, sino el hecho de que es necesario fijar las normas básicas de la convivencia en un texto que resulte intocable, o casi.

He incluido todo lo que creo que es importante, aunque no deja de ser una apreciación subjetiva. Las nuevas regulaciones pretenden impedir por siempre el bipartidismo, dificultar al límite la corrupción económica y política, contribuir a la independencia de jueces y tribunales, reparar el problema de la deuda pública, generar flujos de crédito a ciudadanos y empresas, expulsar de nuestro suelo los transgénicos, aliviar el problema de los desahucios, sentar las bases de cambios drásticos y reales en alternativas a los combustibles fósiles y a un sistema de salud basado en fármacos, reforzar el sentido de comunidad a través del principio de fraternidad y desde luego librarnos de esa antigualla inútil y cara a la que llamamos el Senado. Claro que estas nuevas normas, que son sorprendentemente sencillas, entran en conflicto con el dogma intocable del neoliberalismo. Por eso los partidos instalados en el poder nunca las adoptarán.

He dejado de lado la forma de Estado, es decir, que no he proclamado la República, lo que no significa que no puedan hacerlo otros que introduzcan cambios en el texto. Bajo mi parecer, una República es cien veces más racional, miles de veces más justa y millones de veces más democrática que una monarquía hereditaria, pero me escama un aroma que creo captar de fetichismo hacia un sistema republicano que por sí no garantiza el fin de la esclavitud. Estados Unidos, que es una República desde su nacimiento, hace aguas en cuanto a calidad democrática en la forma que todo el mundo sabe. Por otro lado el Reino Unido y la socialista y avanzada Suecia son monarquías. Si vamos a por la República yo estaré, y convencido, pero hacen falta mucha fuerza, mucha energía y mucha inteligencia para cambiar la forma de gobierno y quizás acabar igual, en cuanto al fondo del asunto, que estamos ahora. Yo prefiero emplearlas en llevar a la práctica las nuevas regulaciones que he propuesto, que si tuvieran vigencia nos liberarían sea cual sea la forma de Estado.

¿Recordáis o conocéis la frase de José Ortega y Gasset no es esto, no es esto? Ortega luchó por el advenimiento de la República, pero se quedó pasmado y desencantado con el resultado porque quería un régimen republicano, no una sociedad revolucionaria. Me acordaba de eso cuando el pasado mes de mayo estaba dando una pequeña conferencia en la Universidad de La Laguna. Un asistente me preguntó si en la Constitución que había escrito no había recogido el derecho de autodeterminación. Otro hizo unas apreciaciones sobre el papel del Estado, sugiriendo que debería desaparecer. La situación es parecida: Muchos creen que sacudirnos la tiranía mejorando de forma dramática la calidad de la democracia y un régimen revolucionario son la misma cosa.

He expresado varias veces mi opinión de que lo que deberíamos conseguir es que venga con nosotros el ciudadano común, pues sólo así haremos verdad la pretensión de que somos el 99%, que hoy por hoy no se cumple. Es bonito el proyecto de una sociedad sin dinero y sin Estado, pero no voy a trabajar para ello. Principalmente porque en este momento es irrealizable o al menos irrealizable por los procedimientos que yo considero válidos, que se basan en la educación, la información y la persuasión pacífica y amistosa de nuestros conciudadanos. Puede traerse a mi abuela a una lucha por la decencia, por el sentido común y por la dignidad, pero no a una lucha revolucionaria para defender conceptos que ni siquiera entiende. Y si no está mi abuela, o la vuestra, no somos el 99%. La única forma de llevar adelante con éxito una lucha revolucionaria por una sociedad sin Estado y sin dinero es la violencia, aunque sea moral, porque no se puede contar por las buenas con parte de los protagonistas del proceso, es decir, los ciudadanos que no piensan igual. Creo, sin embargo, que los intelectuales que están fomentando esas ideas hacen muy bien, porque constituyen referentes del deber ser y sus propuestas pueden estar abriendo grietas en el pensamiento tradicional y proyectándonos hacia un futuro mejor. Pero eso es otra historia.

Esto no quiere decir que el texto que he escrito sea ni de consenso ni de mínimos. Al contrario, lo considero muy duro y contundente para crear una sociedad que, una vez asegurados los resortes auténticamente democráticos que he propuesto, irá hacia donde decida ella misma.

En su momento, especialmente estudiando historia del siglo XIX, aprendí las enormes dificultades que tenemos en España para adoptar el virtuoso término medio. Nos vamos continuamente a los extremos. Ahora estamos en uno, el de la esclavitud. La respuesta que proponen muchos es marcharse hacia el otro. Sería divino que pudiéramos ir todos juntos en busca de la dignidad, la libertad y la fraternidad que nos han robado.

Os dejo aquí el vínculo al sitio de donde se puede descargar el texto.

http://www.mediafire.com/?0hcaa8i6wdsh592

Otros vínculos de interés:

MANIFIESTO POR UNA ECONOMÍA VERDE (propuestas de economía alternativa):

http://www.mediafire.com/view/?60ijry2dsqo02ze

TODO ES MENTIRA (documento de análisis sobre el sistema):

http://www.mediafire.com/view/?rt4dh57jp4orw7u

BREVE DISCURSO SOBRE EL FUTURO (propuesta de estrategias de comunicación para traer una democracia real y reforma razonada de la Constitución).

http://www.mediafire.com/view/?974b7dcvml6nr8p

UTOPÍA (conferencia donde se alude al proyecto de reforma constitucional).

MAYO (A SPIRITUAL APPROACH TO SPANISH REVOLUTION). Largometraje documental sobre el movimiento 15 M:

LA SPANISH REVOLUTION EN HEIDELBERG (Presentación del documental MAYO en Heidelberg)

COLOQUIO SOBRE LA SPANISH REVOLUTION EN LA UNIVERSIDAD DE MURCIA

LIBRES PERO SIN ALAS (Documental de 50 minutos sobre la aplicación de la ley de costas).

José Ortega

Abogado, joseortega@costasmaritimas.es

@abogadodelmar

Acerca de JOSÉ ORTEGA

SSoy escritor de vocación, no de profesión. MI página de autor en AMAZON está en http://www.amazon.com/Jos%C3%A9-Ortega-Ortega/e/B001K15WJM No he llegado, y no sé si quiero, al nivel de aquéllos a los que les pagan por escribir y se asustan ante la hoja en blanco. Mi caso es el de quien es poseído por la historia y no puede liberarse de ella hasta que la escribe, redonda y perfecta. He escrito sobre la búsqueda de la inmortalidad, supongo que debido a mi predilección por las metas imposibles. Estudié Historia Antigua y Derecho. Ejerzo como Abogado. Esta profesión me proporcionó un aburrimiento inmenso hasta que descubrí la forma de utilizarla para proteger a los débiles frente a los fuertes. Desde entonces me divierte y me gratifica. He sido productor de cine y he coproducido tres películas de aventuras. LA ISLA DEL DIABLO MANOA EL ESCARABAJO DE ORO Después produje y dirigí con mi productora LUGALBANDA SL tres series documentales para televisión GENESIS (Prehistoria) CRONICAS DE LA TIERRA ENCANTADA (Arqueología y mito) CAMINS PER LA MAR (Pesca de bajura) Las dos primeras disponibles en Amazon y en este blog. También escribí, dirigí y produje el cortometraje de ficción LA DAMA DEL MAR, basado en un cuento celta irlandés sobre sirenas (You tube) y últimamente he fabricado dos documentales para que circulen libremente por Internet, uno de ellos sobre la primavera española (MAYO (A ESPIRITUAL APPROACH TO SPANISH REVOLUTION). He publicado ocho novelas en AMAZON GILGAMESH Y LA MUERTE EL PRINCIPE PÁLIDO LA PIEDRA RESPLANDECIENTE EL ARBOL DE LA VIDA EL CAMINO AL PARAISO EL ULTIMO SUEÑO DE LA MARIPOSA LA TUMBA MI HOMBRE IDEAL Información y vínculos a Amazon en el menú de arriba También publiqué con la Universidad de Murcia LA RESURRECCIÓN MÁGICA, un libro conteniendo un recopilación de cu€ tos populares que yo mismo hice y con unade teoría del cuento popular . He escrito varios artículos sobre antropología e historia de las religiones en revistas científicas y una serie radio de 25 episodios, EL ARQUERO ENCANTADO, sobre el mismo tema. Como abogado me dedico a la defensa de los derechos civiles en el campo de la ley de costas y he conseguido que el Parlamento Europeo apruebe en marzo de 2009 una declaración censurando los abusos que se cometen en España contra los humildes, al mismo tiempo que se disculpa a los poderosos. Esto me ha proporcionado cierto rollito mediático que procuro llevar bien (me refiero a no volverme idiota por el mero hecho de que me pongan delante una alcachofa). En 2012 redacté un proyecto de ley de reforma de la Constitución que contiene todas las claves para que la democracia sea de verdad, y la condensé en un folio al que di forma de manifiesto y bauticé como MANIFIESTO 2012 (busca en google). Muchos me quieren y unos cuantos buscan día y noche y con poco éxito mi ruina. Los imbéciles de arriba de arriba me odian y debo añadir que algunos tambo´n m€ temen. Carezco de sentido práctico y por eso escribo un blog como éste que sólo puede darme problemas. Lo que me mueve es simple, quizá demasiado simple. Es que no aguanto ni la injusticia, ni la manipulación, ni el abuso. En realidad empecé a escribir aquí en septiembre de 2010 para dar a conocer mis novelas. O sea que esto nació como un blog dedicado a los libros y todo eso. Pero las exigencias de la realidad se impusieron.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

9 respuestas a PROPUESTA DE PROYECTO DE LEY DE REFORMA DE LA CONSTITUCIÓN

  1. el baile de los iluminados dijo:

    Es una reflexión muy interesante,la reforma de la constitución ,es una herramienta necesaria para que exista una verdadera democracia,las cosas desde la revolución francesa ,en el fondo la responsabilidad y el reparto de la riqueza no ha cambiado mucho, hemos avanzado pero también esclavizado,la calidad de vida no es para todos igual,por lo tanto la desigualdad esta latente en todas las sociedades actuales,las ciudadanos deben de recoger el poder del pueblo sobre la clase política ,igual que la justicia sera independiente del poder político,los políticos solo deben de tener el poder legislativo,pero situando este poder dentro de la constitución proclamada por el pueblo,esto nos llevaría a una democracia real

  2. eduardo dijo:

    Un saludo ..
    te espero en la iniciativa Yo Puedo .. porque creo que tu tienes mucho que aportar..

  3. @VidoSolo dijo:

    Aplaudo la idea y tu determinación. La tarea ahora es darle difusión para que, como idea concreta: “Hay que cambiar la Constitución” cale en la sociedad ¿que tal usar las plataformas de recogida de firmas existentes? la campaña para la dimisión de Carlos Dívar, por el escándalo de los viajes, consiguio en una semana 99.375 Firmantes en Change.org, otro portal que funciona es Avaaz.org. Puede que funcione.

  4. Ángel Guerra dijo:

    Primero quiero decir que todavía no he leído tu propuesta de ley pero pienso leerla y espero comprenderla. El problema radica en qué actualmente ninguno de los partidos mayoritarios quieren cambiar la situación por mucha huelga o manifestación que hagamos, entiendo entonces que no hay solución posible con este panorama. Dentro de mis muy limitados conocimientos no hay manera de obligar a un gobierno en mayoría a girar 180 º sus políticas, ni siquiera a través de referendum, debido a esto creo que la única alternativa sería crear un partido político sin que aluda a ningún signo político actual, sino a la unidad de los ciudadanos, algo como ” frente cívico unido ” o algo por el estilo. Porque los partidos actuales de por sí separan a la gente en; nacionalistas, de derechas, de izquierdas,… con ellos no habría forma de unir a la ciudadanía para cambiar las cosas. La solución o una de ellas es mí propuesta y no esperar a milagros como el cambio voluntario de unos políticos que ni quieren ni desean el bien común de todos los ciudadanos de este país. Porque de ser así ya lo habrían hecho hace mucho tiempo. Han tenido más de 30 años para experimentar diferentes opciones y la única que han usado es la que todos sabemos, dar más privilegios a una minoría a costa de una inmensa mayoría.

  5. Carracuca dijo:

    En tu propuesta dejas la puerta abierta a que el político cobre (o siga cobrando) 10 veces más que un ciudadano. Esto considero que es un error: sin duda muchos comportamientos se explican desde la perspectiva de que ‘ellos’ pertenecen a otra clase social, por tanto es VITAL, bajarles a la realidad de la media del pais para que tomen decisiones óptimas.
    Por tanto propongo:
    1) que el sueldo del político (independientemente del puesto que ocupe) tenga como máximo un valor -establecido por ley- en función del sueldo mínimo y del sueldo medio del pais. Personalmente diría que la menor entre 1,4 el sueldo mínimo o 1,1 el sueldo medio.
    2) que los servicios de los que disfruten sean públicos. En especial sanidad y educación. (si se aplica el punto 1, no debería quedarles demasiado para servicios privados)

    Gracias por publicar. Yo coincido en mucho de lo que has puesto. Adelante¡

    • JOSÉ ORTEGA dijo:

      Me parece bien. Yo hablaba de todos en general, no precisamente de los políticos. Lo que pasa es que hay que tener cuidado de que las personas realmente cualificadas no quieran ser representantes políticos porque en la empresa privada estén mucho mejor pagados. Pueden estar efectivamente mejor pagados en la privada pero no escandalosamente mejor pagados. Los bajos sueldos de los servidores públicos en general son un caldo de cultivo de la corrupción. En todo caso es un tema a debatir.

  6. Dolors dijo:

    Apreciado Sr. Ortega.
    He leído con mucha atención algunos de sus escritos y con la misma atención he escuchado también una de sus conferencias. Ante todo felicitarle por su compromiso para la consecución de un mundo más justo, creo que sus observaciones sin duda aportan lucidez a estos tiempos que a muchos se nos antojan como demasiado oscuros. Dicho esto me gustaría hacer hincapié en una reflexión que Ud. Hace en relación a los filósofos o filosofía de vanguardia. En ella lanza una dura crítica hacia ambos reprochándoles el hecho de mantener todavía más en el oscurantismo a la población, con ello no sólo la acusa de olvidarse de su función sino además de funcionar como narcótico. Estoy en profundo descuerdo con Ud., ya que fueron precisamente los estudios de filosofía los que me hicieron caer en la cuenta de la especie de “Matrix” en la que habitaba. Fue la filosofía la que me llevó a buscar en Internet respuestas entre las cuales he encontrado las de Ud. Mucho me temo, que de manera totalmente inconsciente (creo y así lo espero), Ud. mismo ha caído en una de las muchas trampas del sistema. El sistema en el que vivimos tiene la capacidad de instrumentalizar todas aquellas propuestas que le sirven para sus fines. La teoría sobre la androginia de la especie humana se basa en las conclusiones a las que Gilbert Herdt, un reconocido antropólogo llegó tras estudiar los sambia y los etoro, tribus de Papúa (Nueva Guinea), en las que las relaciones con hembras las llevan a cabo con la única finalidad de reproducirse y en unos días muy concretos del año, fuera de los cuales éstas son consideradas tabú. Para los hombres de estas tribus la normalidad sexual se da sólo en las prácticas homosexuales, ya que consideran el semen como algo limitado y dador de fuerza se alejan de las mujeres para no malgastarlo y lo reservan para los guerreros jóvenes o para los niños. La tarea de los antropólogos consiste únicamente en constatar hechos, analizarlos e interpretarlos procurando no olvidar nunca el contexto en el que éstos se dan. La interpretación posterior de tales hechos es que las prácticas sexuales son fruto de patrones culturales y que el predominio de la heterosexualidad responde a su eficacia en vistas a la procreación. Dicha tesis es sin lugar a dudas liberadora ya normaliza la situación de anormalidad que hasta entonces habían padecido muchos hombres y mujeres cuya constitución fisiológica era contraria a sus sentimientos. La instrumentalización posterior que “Matrix” ha hecho de tales constataciones ha consistido precisamente en obligarnos a hablar de temas que como muy bien Ud., dice, nos alejan de aquellos verdaderamente importantes (nos entretienen en los anuncios) y lo que es peor, convertir una simple constatación de una realidad que no deja de ser una excepción, en algo universalizable y por lo tanto una posible bomba en la línea de flotación de la familia, institución a bombardear porque es el último reducto protector del individuo y sin el cual éste queda totalmente al azar de los designios del régimen en el que habita. Ud. Parece olvidar que la filosofía, como todo producto cultural del hombre, ciencias y arte incluidos, puede ser instrumentalizada por el sistema. Olvida también que la filosofía surgió a partir de la necesidad del hombre de conocer la realidad para dominarla y hacerlo más feliz, a partir de ésta nacieron las demás ciencias, de ella nació la política y con ella la democracia; estoy segura de que Ud. No piensa que ésta última sea nociva en sí misma sino que lo que tiene de pernicioso es el uso que se le da, lo mismo sucede con la ciencia en general y como no, con la filosofía, y sí señor Ortega, existen intelectuales comprometidos, filósofos que levantan la voz en contra de tanta injusticia, pero como Ud. Muy bien ha observado los medios solo dan voz a aquello que conviene al sistema, a aquello que adormece a los individuos, no a aquello que los despierta. Creo que será muy bueno para su credibilidad que antes de lanzar una crítica hacia la filosofía en general, se lea por ejemplo “La república de los fines” de Jordi Claramonte, y verá que la lucha de la filosofía y de filósofos de vanguardia, para crear un mundo más justo, ni ha cesado ni cesará.

    • JOSÉ ORTEGA dijo:

      Estimada amiga: Acepto y agradezco esta crítica de alguien que sabe de esto más que yo y tendré que modificar el documento. Mi conocimiento de la cuestión queer se deriva de una conferencia en la que no creí percibir ningún contenido concreto. Entiendo entonces que detrás había mucho más.

  7. Reitero el pensamiento original, de que hay que coordinarse con pensamientos afines, como podrían ser: Eduardo Galeano; Jose Luis San Pedro; Francisco Ruiz Zaragoza; Saramago; Luis Anguita, y por qué no, todos aquellos políticos que se atrevan a dejar su firma, pues de eso es de lo que se trata. Y la propaganda de principio vendría asociada a todos aquellos personajes que en la vida política ya han seguido su trayectoria afín a esta propuesta. El que todos somos UNO debe de aplicarse en práctica. Uno que dice:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s