LA SPANISH REVOLUTION EN HEIDELBERG (I). BREVE CRÓNICA VISUAL

Ocho y media de la tarde, 17 de enero. Aeropuerto de Frankfort. Vicky se me ha perdido y no doy con ella. No contesta a los mensajes ni a las llamadas. Luego compruebo que su compañía no tiene una cosa que llaman roaming, que aunque tiene nombre de baile de salón sirve para hablar. En Zurich tomó un vuelo que salía quince minutos antes que el mío y ahora nos hemos perdido recíprocamente el uno del otro. Antes de salir le encargué que subiera sin remordimientos al autobús si yo me retrasaba, pero ella no lo ha hecho. La encuentro en la terminal y compruebo que el extraviado era yo. Suerte que a las once de la noche hay otro cacharro que nos lleva a Heidelberg, nuestro destino final.

La Spanish Revolution ha cruzado la frontera. Sandra, desde Berlín, organizó un acto público en el Deustche Amerikannisher Institute de Heidelberg, con proyección de MAYO (UNA VISIÓN ESPIRITUAL DE LA SPANISH REVOLUTION) y conferencia sobre lo sucedido en España y lo que tiene que suceder. Los ponentes: La propia Sandra, su íntima Vicky y un servidor. A ellas las habréis conocido no sólo por organizar la manifestación del 15 de mayo en Valencia, sino por su peculiar forma de anunciarla a voz en grito por las calles del centro, según veis en MAYO.   No me extraña que estas muchachas tan descaradas idearan la siguiente pose junto al cartel que anuncia su actuación:

Ésta no es una entrada de blog con contenido ideológico, sino una crónica visual de los momentos que vivimos en aquella ciudad que en mi memoria había estado siempre ligada  al mundo universitario y que conforme a su tradición nos proporcionó la oportunidad de debatir y compartir ideas y propuestas.

  Pasada la medianoche quedamos solitarios y medio helados en una estación de autobuses desierta, mientras todos los alemanes decentes dormían, excepto Sandra, que incluso siendo alemana y decente nos esperaba, y Patricia, la periodista española culpable del evento (decente y valenciana).

Esperamos en una cafetería. Cuando Sandra da señales de vida, su amiga del alma Vicky no puede aguantar y sale al frío,  corriendo como una cabrita al encuentro de su amiga. Ved sus caras al entrar en el establecimiento.

El día 18 amaneció como un día dulce y soleado. Hasta el frío era agradable en aquella mañana tan peculiar y tan nueva para nosotros. Y lo que hicimos fue lo imprescindible, innegociable, indiscutible y total y absolutamente preciso: Poses y fotos delante del Instituto y con el cartel anunciador del acto.

Y en seguida a preparar el bolo: Comprobar que la película no tiene fallos, que el audio funciona, poner tapetes en la mesa de oradores y hacer un poco el tonto con los micros emulando a Abba:

Contemplad la belleza de la biblioteca del Instituto. Incluso en la era del libro electrónico el sitio parece un apetitoso bosque de ideas, aunque mis amigas están concentradas en sus respectivos feisbuc y un de ellas luchando con el teclado alemán:

Y ved ahora cómo la claridad con la que predica Vicky en plena sobremesa el mismo día de la conferencia:

 La comida,  junto al director del Instituto y a Patricia:

 Y… después de los postres,  Vicky y Sandra se abrazan de nuevo y cuando me pongo a hacerles fotos viene a mí una mujer magrebí para sugerirme que ella había aparecido involuntariamente en alguna de las imágenes que había tomado yo. Ya estaba temiendo que me iba a obligar a revisar el material y a borrar las fotos donde apareciera, pero era una especie de broma, según creí entender. En realidad  la mujer se ha acercado a nosotros después de estar muy atenta a las prédicas de Vicky sobe la revolución y en particular sobre la revolución espiritual y el concepto que tanto le gusta (y repite en MAYO): “Yo soy otro tu y tu eres mi otro yo“. En otras palabras: In lak´ech y Hala ken (si alguna vez Vicky os dice algo y no la entendéis, está hablando en maya). La recién llegada es tunecina y parece que ella misma había dado una conferencia poco antes sobre la mujer en el Islam. Vicky no puede aguantar la emoción cuando alguien extraño la comprende. Simplemente no puede. Las lágrimas brotan de sus ojos.

  El grupito de la mafia española después de cenar:

Más tarde os contaré sobre la proyección y la conferencia. Hoy hablo sólo de este viaje con aventura. Las ciudades alemanas desprenden una especie de misteriosa tranquilidad, puedo decirlo porque las conozco bien. He visto muchas veces, y no sólo en Heidelberg, a gente de todas las edades conduciendo sus bicicletas en medio del frió o incluso de la nieve, algo que deberíamos hacer nosotros en España y no hacemos o hacemos poco. Y no es que no haya coches, sino que todo parece estar en el sitio en el que debe, no se percibe ansiedad  y el ambiente es sereno.

No sabemos por qué hemos hecho este viaje ni para qué ha servido. Sólo lo sabremos dentro de unos años. A lo mejor resulta que lo que el Universo había planificado no era la conferencia, sino nuestro encuentro con aquella hermana magrebí  y el abrazo y esas lágrimas de alivio de Vicky al ver que bajo tanto egoísmo, tanta avaricia y tanta competitividad, seguimos siendo seres humanos con sentimientos de seres humanos y al comprobar la verdad de que TODOS SOMOS UNO. Sólo hay que romper el velo, o, si queréis, sorprender al robot orinando (para entender la metáfora hay que ver la película, pero tranquilos, que está al principio, antes de los títulos).

Vicky volvió a Valencia y Sandra a Berlín. Para ellas el acto tenía el aliciente adicional de su breve reencuentro. Para mí el de la proyección de la peli fuera de España y en una institución prestigiosa, un lujo que no me había permitido hasta ahora a pesar de que mis documentales se pasan continuamente por TV.

Cierro este post con la propia película, para quien no la conozca. Ha sido vista unas doce mil veces pero esta versión tiene sólo unas pocas visitas porque es nueva y la subí para subsanar algunos errores. Un abrazo para todos y nos vemos en la libertad.

José Ortega

@abogadodelmar

4 comentarios en “LA SPANISH REVOLUTION EN HEIDELBERG (I). BREVE CRÓNICA VISUAL

  1. Pingback: LA SPANISH REVOLUTION EN HEIDELBERG (I). BREVE CRÓNICA VISUAL | Cuéntamelo España

  2. Pingback: La Spanish Revolution en Heildelberg. Breve crónica visual

  3. Pingback: Sandra garthoff | Makulita

  4. Ánimo a Sandra! Espero que te acuerdes de nosotros… Somos los chicos de Berlín que veníamos de Cáceres en el 2012.
    Un saludo enorme, esperamos que te vaya muy bien, aquí las cosas no están especialmente bien.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s