UN VIEJO, UN MUERTO Y UNA PELIRROJA

  EL MUERTO

Los hechos:

-Un periodista británico da el chivatazo de que NEWS OF THE WORLD está espiando ilegalmente conversaciones privadas.

-NEWS OF THE WORLD, el semanario más vendido de UK y propiedad de uno de los amos del mundo, debe cerrar en medio de un enorme escándalo que amenaza llevárselo todo por delante.

-El periodista que dio el chivatazo aparece muerto repentinamente.

-La prensa informa de que la muerte nada tiene que ver con su denuncia y todo el mundo se lo cree.

Esto es algo muy lógico y evidente. Sucede todos los días que los periodistas de mediana edad, sanos y en plenitud de facultades se mueren de pronto. El hecho de que el muerto haya fastidiado al extremo a uno de los propietarios no de la cadena Murdoch, sino del mundo, es una desafortunada casualidad ante la que no cabe sino resignarnos y elevar una oración por su alma.

Todo esto acojona no porque el intrépido haya sido asesinado, sino por el silencio, la tranquilidad y el nulo espíritu crítico de los medios de comunicación y también de la sociedad. Es un silencio ominoso. Es el silencio de la manada de rumiantes que, en el corazón de África (o lo que queda de él), contemplan cómo los leones despedazan a uno de los suyos y se lo tragan sin masticar. Esto es lo que da miedo, que el grupo, el cuerpo social, la inmensa mayoría de los ciudadanos, hemos cedido sumisamente ante la versión oficial.

LA PELIRROJA

En los dos mil escribí el manuscrito de una novela llamada EL ÁRBOL DE LA VIDA. Es una historia sobre la inmortalidad (sí, otra… insisto, y dicho sea de paso… se admiten editores).) uno de cuyos protagonistas resulta ser un magnate de la comunicación que no sé si os recuerda a alguien.

Este magnate, llamado Wilson Madok, tiene por mano derecha a una persona que está al frente y conoce cada detalle de la compleja organización. Se trata de una estupenda y excelentísima rubia de cuarenta y tantos años, extraordinaria profesional y también excelente administradora de sus cualidades (todas ellas).

Fragmento de EL ÁRBOL DE LA VIDA:

“Wilson Madok, magnate de la comunicación, modelo de empresarios, cerebro preclaro de los negocios y fetichista sexual convencido, se incorporó en la cama y rugió:

-¿Qué no qué…?

Frau Schröeder había aguardado al final de aquella extensa sesión de sexo para darle al viejo chivo la mala noticia, pero aún así se lo había tomado fatal.

-Como le he dicho -contestó, eligiendo las palabras con cuidado-, no son capaces de traducir la tablilla. He recibido hoy la confirmación.

-Pero ¿cómo es posible? -protestó el viejo.

La doctora miró durante un instante a un ángulo del techo, por si de ahí venía alguna inspiración. Pero no fue así.

-No tengo ni idea -respondió con simpleza.

-¿Están seguros de que saben en qué idioma está escrita? -preguntó Madok.

-Bueno, según me informaron parece un idioma entre akadio, babilónico y asirio, pero que no coincide claramente con ninguno de ellos -declaró la psiquiatra.

Madok se levantó de la cama. El hecho de que estuviera en calzoncillos, por algún motivo más bien inquietante,  no le restaba autoridad, como tampoco la simple circunstancia de que acabase de recibir su dosis de sexo restó dureza a sus palabras.

-Escúcheme, doctora… Todo eso que me cuenta me parece muy desagradable ¿sabe? Tengo un comprador japonés para esa tablilla, así que, si no le importa, necesito una traducción… ¿lo hará por mí?

Madok había hablado con suavidad y cortesía, sin alzar la voz, aunque mirando fijamente a los ojos. Como había sabido apreciar la doctora, justo lo que hacía cuando estaba realmente enfadado.

La doctora Schröeder se acababa de poner su sujetador de fantasía de color burdeos.

-Claro… Confíe en mí -murmuró, mientras miraba al suelo fingiendo buscar el resto de su ropa interior, aunque en realidad intentaba esquivar la mirada de acero del viejo cabrón, porque no tenía ni idea de cómo resolver el problema.

-Y otra cosa… ¿qué hay del Osuna? -añadió el millonario,  al que gustaba llevar sus negocios al día.

-¿El Osuna? -repitió la psiquiatra, algo turbada- Estoy esperando noticias… de la especialista.

-¿Cuándo las tendrá?

-Espero su llamada para hoy mismo.

La bella psiquiatra había visto cómo el viejo desplegaba una sonrisa poco convincente y desaparecía rumbo a la ducha.  Wilson G. Madok era el sumo artífice de todo lo que estaba pasando en el mundo, y, especialmente, de lo que tenía que pasar. Un hombre con un poder inimaginable, al que hasta entonces siempre había sabido contentar. Hasta entonces”.

Antes lo llamaban casualidades, ahora sincronías o sincronicidades. No dudo que Doña Rebeka, la pelirroja de esta historia, sea una periodista como la copa de un pino, pero no deja de llamarme la atención que la mano derecha de Murdoch, en lugar de ser una dama provecta con galones de periodista en forma de patas de gallo y código de barras en los labios,  sea esta muchacha fotogénica.

Si alguien cree que con esto sugiero que las pelirrojas más o menos estupendas no pueden ser buenas profesionales, está equivocado. Y si alguien tiende a interpretar este artículo como un chisme de portería relativo a amores más o menos secretos del jefe y su mano derecha, también. Yo, como Francisco Umbral, lo único que quería era hablar de mi novela (aquí risas, ja ja), y comentar en voz alta el paralelismo entre mi Madok y nuestro Murdoch y sus respectivas chicas estupendas y competentes.

Por cierto, que en EL ÁRBOL DE LA VIDA también hay muertos que aparecen así, por las buenas, y policías que insisten en que de asesinato por encargo nada de nada. Lo que pasa es que como soy un poco místico, en lugar de ser un periodista soplón, el muerto de mi  novela es un monje franciscano traductor de lenguas muertas.

LA MALETA

¿Hablamos ahora de la maleta? Leed antes mi entrada anterior, titulada así, LA MALETA. Como decía en aquella entrada, las escuchas a teléfonos móviles se hacen con un equipo portátil muy fácil de esconder, con el que se puede operar desde cualquier lugar. Estoy leyendo y escuchando que los muchachos de Murdoch tenían tratos muy raros (y muy improbables) con la policía para que ésta les prestara sus cacharros para intervención de comunicaciones. No sólo no me lo creo, sino que considero que se trata de una cortina de humo para evitar hacer las preguntas interesantes, como por ejemplo, por dónde paran el arma o las armas homicidas, es decir, dónde está la maleta.

¿Dónde está la maleta? ¿Alguien se lo ha preguntado al director dimitido? Parece que los periodistas no. Veamos, os voy a explicar por qué pienso esto: Es que la maleta, es decir, la herramienta para las escuchas ilegales, cuesta , o costaba en sus inicios, como treinta millones de pts. (el que quiera, que traduzca a libras o dólares, yo tengo demasiado calor para eso) y ningún director de ningún periódico puede meterse en ese gasto en secreto y por su cuenta. Fijaos en dos afirmaciones que, debidamente contrastadas, dan que pensar:

-Por un lado, NEWS OF THE WORLD era el semanario más vendido en UK.

-Por otro, dice Murdoch que representaba sólo un 1% de su imperio económico.

¡Halaaaa…! Entonces ¿qué alcance real tiene el imperio económico de este hombre? Pues bien, siendo este señor mi jefe, yo no puedo presentarle una cuenta de resultados con una factura de 30 millones de pts sin justificar y a continuación esperar que me felicite, o que no se dé cuenta. No funciona así, chicos. Por otro lado, dudo que estos aparatos puedan alquilarse (otra vez risas). Teniendo en cuenta que estamos hablando de delitos, la maleta se usa y se guarda en lugar seguro hasta la próxima vez, o así lo supongo.

¿A dónde nos lleva esto? A que el jefe lo sabía. Uno no se hace rico de la muerte permitiendo que se le pierdan treinta millones por descuido. Lo sabía, o algo peor. Por eso están tonteando con la imbecilidad de que dos o tres periodistas corruptos se trataban con dos o tres policías corruptos para que los segundos les prestaran a los primeros su maleta, es decir, la maleta del gobierno. Es la explicación que podrían sostener Epi y Blas en Barrio Sésamo, pero no personas adultas con carreras, master, experiencia y todo el rollo.

De nuevo nos están mostrando una realidad paralela. Esta realidad nos envuelve más y mejor de lo que creemos. Es invisible incluso para los que se creen avispados. El otro día hablaba por el skype con una amiga escritora. Me decía que Berlusconi no sólo es el propietario de unas cuantas cadenas de TV y diarios, sino también de unas cuantas editoriales (de libros, me refiero). Ahora entiendo un poco mejor por qué desde hace unos diez o quince años, cuando se puso de moda el género llamado intriga cultural, me dan ganas de vomitar cuando entro en una librería, cuando antes estos sitios eran como mi espacio natural. Esa marea de códigos davinchis y otras bajezas son el equivalente literario del Gran Hermano y yo ni siquiera me había enterado.

Una parte inmensa de los medios de comunicación del mundo están en manos de Murdoch. Otra parte son de Berlusconi. Entre los dos nos están haciendo un traje a medida cuyo destino es que todos terminemos como el héroe de 1984, es decir, admitiendo que 2 + 2 = 5 (esto data del tiempo en el que había libros y no basura), y que ni siquiera nos demos cuenta.

Como decían cientos de carteles en las plazas, APAGA LA TELE. Y como escribía yo mismo en TODO ES MENTIRA (http://www.mediafire.com/?rt4dh57jp4orw7u), cuando nos sentamos frente a la televisión, estamos recibiendo nuestra dosis de programación mental.

Esto mismo lo decía también mi chica, la doctora Schröeder. Bueno venga…, otro pasaje de EL ÁRBOL DE LA VIDA:

“En especial, la doctora había osado comparar, poniendo todo en el mismo nivel,  las drogas con la propia televisión.

-Desde el punto de vista psicológico, los resortes de uno y otro fenómeno no difieren -había dicho enfáticamente- . La gente se droga por necesidad biológica. Necesita su dosis diaria. Cuando el ciudadano medio se sienta diariamente delante del televisor, no está haciendo otra cosa. Está recibiendo su dosis, pero una dosis más peligrosa que la de la heroína. Es una dosis de doctrina que incluye todo: Lo anímico, lo intelectual, lo sentimental. Aunque no debemos culpar a la televisión. El fenómeno se reproduce por todas partes”.

Hay que analizar y estudiar cada milímetro cuadrado de lo que sale de los medios de comunicación, tratando de leer entre líneas esa información invisible que no nos quieren dar pero que está ahí.

En todo caso, si queréis seguir siendo manipulados, no dejéis de ver los informativos. Como decía la televisión de Franco cuando se iba la señal, permanezcan atentos a la pantalla.

SUGERENCIAS:

TRAILER DE MAYO (UNA VISIÓN ESPIRITUAL DE LA SPANISH REVOLUTION)

KHOL (copia de trabajo de un documental sobre la trilogía literaria KHOL):
TODO ES MENTIRA: Documento sobre el sistema. http://www.mediafire.com/?rt4dh57jp4orw7u MANIFIESTO POR UNA ECONOMÍA VERDE: Propuesta de cambio en materia económica. http://www.mediafire.com/?60ijry2dsqo02ze LIBRES PERO SIN ALAS: El Gobierno te quita tu única casa y te paga 136 euros. Documental de 50 minutos.
KHOL: Novelas y publicaciones de José Ortega http://www.facebook.com/home.php#!/pages/KHOL/107081462700442 ZEITGEIST ADENDUM: http://vimeo.com/4947329 CLUB DE FANS DE PETER JOSEPH: http://www.facebook.com/home.php?sk=group_159337614118899 LOCALIZACIÓN FRENTE A GLOBALIZACIÓN: ¿Alguien piensa que el salmón tiene ese color fosforito porque es así?
LA FE EN EL MÁS ALLÁ: Episodio de la serie documental GENESIS
EL ALIMENTO DE LA INMORTALIDAD: Episodio de la serie documetal LAS CRÓNICAS DE LA TIERRA ENCANTADA
RETORNO AL PAÍS DE LA PENUMBRA: Una explicación del simbolismo del carnaval.

 

 

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s