NAMASTÉ ONG Y LOS ÁTOMOS DE LOS PULMONES DE JESUCRISTO

 Nuestro cuerpo alberga átomos que pudieron estar en el cuerpo de Jesucristo, Buda, Genkis Kan o Sadam Hussein. Lo dijo Deepak Chopra en una conferencia. Con cada respiración nos desprendemos de cientos de miles de átomos y los damos al universo, y al mismo tiempo introducimos en nuestro cuerpo átomos procedentes del universo que antes formaron parte de otros cuerpos.

El amor es un sentimiento total y absolutamente natural que muy pronto resulta reprimido por las reglas de una sociedad competitiva en la que quienes nos controlan y deciden sobre nuestro destino han conseguido que la actitud artificial y ajena al género humano de luchar contra el otro prevalezca sobre la tendencia espontánea de colaborar con el otro y ayudarle. Es curioso cómo algunas religiones pretenden apropiarse del sentimiento de amor para recetarlo como doctrina, cuando eso es algo que siempre estuvo ahí y que para manifestarse no necesita ningún credo.

Pues bien, parece ser que un informático se pasó por Nepal por motivos profesionales y allí descubrió niños desnutridos, pobres y sin familia que carecían tanto de posibilidades como de futuro. Y en lugar de salirle la actitud brutal que el capitalismo nos ha inoculado, le salió la otra, la buena. Y montó la ONG Namasté para procurar a esos niños alojamiento, vestido, comida, educación, dignidad, futuro y oportunidades. Es decir, cual si hubieran nacido en el paraíso occidental.

He tenido la suerte de que me invitaran a una presentación que han hecho hoy de sus actividades y entre esas personas sólo he visto bondad y deseo de ayudar a cambio de nada. Todas las mentiras y falsos valores relativos a egoísmo, competencia, rentabilidad y triunfo personal que nos han  nos han insuflado desde la infancia, no significan nada o significan poco para esas personas que se agotan poniendo mercadillos, organizando conciertos solidarios y haciendo de todo para que el proyecto salga adelante. No tienen subvenciones, sólo funcionan con aportaciones privadas, son pobres de solemnidad y encima te regalan unas barritas de incienso sólo por asistir al acto.

 Quién sabe. Puede que estas personas conserven la inocencia infantil y por eso se empeñan con los niños, que en cierto sentido son sus afines.

 Nuestro cuerpo alberga átomos que pudieron estar en el cuerpo de Jesucristo, Buda, Genkis Kan o Sadam Hussein. Hoy, por suerte, me he contaminado un poco con los átomos procedentes de esos hombres y mujeres. A ver si se me pega algo.

 Visitad la web de Namasté en http://www.namasteong.es/ y el perfil de Facebook en

http://www.facebook.com/home.php#!/group.php?gid=285904195155

2 comentarios en “NAMASTÉ ONG Y LOS ÁTOMOS DE LOS PULMONES DE JESUCRISTO

    • Hola informático: Te vi en una foto con unos cuantos niños. La sonrisa era igual. La única diferencia era que tú tenías el pelo gris y ellos no. Es todo.
      De gracias nada. No vamos a ponernos a dar la vara con juegos florales, pero las gracias las doy yo.
      Namasté!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s